¿Es Mohammad Bin Salman sionista?

Publicado el Por Motasem A Dalloul (author)

Lugar(es):

El Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman (D) en Nueva Delhi, India, el 20 de febrero de 2019 [Ministerio de Relaciones Exteriores de la India/Agencia Anadolu]
El Príncipe Heredero de Arabia Saudí, Mohammad bin Salman (D) en Nueva Delhi, India, el 20 de febrero de 2019 [Ministerio de Relaciones Exteriores de la India/Agencia Anadolu]

La semana pasada, un prominente jeque saudí, Mohammed Al-Issa, visitó el campo de concentración de Auschwitz, en Polonia, para conmemorar el 75º aniversario de su liberación, que marcó el fin del holocausto nazi. Aunque docenas de eruditos musulmanes han visitado el lugar, donde alrededor de un millón de judíos fueron asesinados durante la Segunda Guerra Mundial, según la oficina de prensa del Centro Conmemorativo de Auschwitz, Al-Issa es el líder religioso musulmán de mayor rango que lo ha hecho.

Visitar Auschwitz no es un problema para un musulmán; el Islam ordena a los musulmanes que rechacen el asesinato injustificado de cualquier ser humano, sin importar su fe. Al-Issa es un destacado aliado del príncipe heredero saudí Mohammad bin Salman (MBS), a quien aparentemente le importa poco la santidad de la vida humana, sin embargo, y la visita a Auschwitz tiene connotaciones políticas muy definidas más allá de cualquier contexto islámico.

Al enviar a Al-Issa al campo, Bin Salman quiso mostrar su apoyo a Israel, que explota el Holocausto con fines geopolíticos coloniales. "El gobierno israelí decidió que sólo a él se le permitía conmemorar el 75º aniversario de la liberación aliada de Auschwitz [en la Polonia actual] en 1945", escribió recientemente el periodista Richard Silverstein cuando comentó la reunión de los líderes mundiales en Jerusalén para el acto del Holocausto de Benjamin Netanyahu.

Bin Salman utiliza a Al Issa para tales fines, como si demostrara sus propias credenciales sionistas. Por ejemplo, el jefe de la Liga Mundial Musulmana con sede en La Meca está liderando los esfuerzos de acercamiento con los cristianos evangélicos que son, al menos en los EE.UU., sionistas firmes en su apoyo al estado de Israel. Al-Issa ha pedido que una delegación interreligiosa musulmana, cristiana y judía viaje a Jerusalén en lo que sería, en efecto, una troika sionista.

El sionismo no es una religión y hay muchos sionistas no judíos que desean o apoyan el establecimiento de un Estado judío en la Palestina ocupada. La definición de sionismo no menciona la religión de sus partidarios, y la escritora israelí Sheri Oz, es sólo de las autoras que insiste en que los no judíos pueden ser sionistas.

Por lo tanto, no deberíamos sorprendernos de ver a un líder musulmán sionista en estos tiempos difíciles. Es razonable decir que el abuelo y el padre de Bin Salman eran sionistas, como amigos cercanos de los líderes sionistas. La lógica sugiere que Bin Salman viene de una dinastía sionista.

Esto ha sido evidente a partir de su estrecha relación con los sionistas y su enfoque positivo de la ocupación israelí y el establecimiento de un Estado judío en Palestina, llamándola "la patria ancestral de los judíos". Esto significa que no tiene ningún problema con la limpieza étnica de casi 800.000 palestinos en 1948, durante la cual miles de personas fueron asesinadas y sus hogares demolidos para establecer el Estado sionista de Israel.

"La reivindicación del 'estado judío' es la forma en que el sionismo ha tratado de enmascarar su intrínseco Apartheid, bajo el velo de una supuesta 'autodeterminación del pueblo judío'", escribió el blogger israelí Jonathan Ofir en Mondoweiss en 2018, "y para los palestinos ha significado su despojo".

Como gobernante de facto de Arabia Saudí, el príncipe heredero Bin Salman ha encarcelado a docenas de palestinos, incluidos representantes de Hamas. Al hacerlo, está sirviendo a los intereses de Israel. Además, ha culpado a los palestinos de no llegar a la paz con el estado de ocupación. Bin Salman "excusó a los palestinos por perder oportunidades clave", escribió Danial Benjamin en la revista Moment. Señaló que el padre del príncipe, el rey Salman, ha desempeñado el papel de contrapeso al decir que Arabia Saudí "está permanentemente al lado de Palestina y del derecho de su pueblo a un estado independiente con Jerusalén Oriental ocupada como su capital".

El periodista israelí Barak Ravid de las Noticias del Canal 13 de Israel informó que Bin Salman dijo: "En las últimas décadas el liderazgo palestino ha perdido una oportunidad tras otra y ha rechazado todas las propuestas de paz que se le dieron. Ya es hora de que los palestinos acepten las propuestas y se pongan de acuerdo para venir a la mesa de negociaciones o se callen y dejen de quejarse". Esto recuerda las palabras del difunto Ministro de Relaciones Exteriores israelí Abba Eban, uno de los fundadores sionistas de Israel, de que los palestinos "nunca pierden la oportunidad de perder una oportunidad".

El sionismo de Bin Salman también es muy claro en su audaz apoyo al acuerdo del siglo del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump, que logra los objetivos sionistas en Palestina a expensas de los derechos de los palestinos. Participó en la conferencia de Bahrein, el foro en el que se anunció el aspecto económico del acuerdo de los EE.UU., en el que dio "cobertura a varios otros países árabes para asistir al evento y enfureció a los palestinos".

Mientras discutía la cuestión del actual apoyo saudí a las políticas y prácticas israelíes en Palestina con un funcionario palestino creíble la semana pasada, me dijo que los palestinos se habían puesto en contacto con el Presidente brasileño Jair Bolsonaro para pedirle que no trasladara la embajada de su país a Jerusalén. "Los saudíes nos han estado presionando para que reubiquemos nuestra embajada en Jerusalén", respondió el líder brasileño. ¿Qué más pruebas del sionismo de Mohammad Bin Salman necesitamos?

El fundador del Museo Amigos de Sión es el cristiano evangélico americano Mike Evans. Este dijo, después de visitar varios de los Estados del Golfo, que, "Los líderes [allí] son más pro-israelíes que muchos judíos". Se trataba de una referencia específica al Príncipe Heredero de Arabia Saudí y a su homólogo en los Emiratos Árabes Unidos, Mohammed Bin Zayed.

"Todas las versiones del sionismo conducen al mismo fin reaccionario de expansionismo desenfrenado y al continuo genocidio colonial de los colonos contra [el] pueblo palestino", escribió el escritor y fotógrafo israelí-americano Yoav Litvin para Al Jazeera. Es muy posible que en un futuro próximo se abra una embajada israelí en Riad y una embajada saudí en Tel Aviv o, más probablemente, en Jerusalén. ¿Es Mohammad Bin Salman un sionista? No hay ninguna duda.

 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “¿Es Mohammad Bin Salman sionista?”

Dejar una respuesta