La telaraña saudí

Publicado el Por David Hearst (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Riad

 

El golpe de palacio se ha completado. En un decreto de gran alcance anunciado la noche del jueves, el nuevo rey saudí Salman deshizo el legado de su hermanastro Abdullah y estableció en el reino un cambio que significará un realineamiento regional. Un posible acercamiento con Turquía y Qatar, un retorno a la función tradicional saudí de mediador entre Fatah y Hamas, y un cambio cualitativo en el apoyo que Riad ha dado a los gobernantes militares de Egipto.

Arrancar las telarañas, también significará tratar con la araña. El príncipe Bandar bin Sultan ha sido despojado de su papel como jefe del Consejo de Seguridad Nacional. Esto supone el fin de la línea Bandar, y la región será más estable con ello.

Los dos hijos de Abdullah, el gobernador de La Meca, el príncipe Mishaal bin Abdullah, y el príncipe Turki, que gobernaba la capital, han sido despedidos. El único hijo de Abdullah que continúa en el poder es el príncipe Miteb, que seguirá siendo jefe de la Guardia Nacional.

 

Conservador y liberal

Un clérigo conservador, Saad al-Shethri, que respaldó la segregación de género en la educación superior, se ha convertido en el asesor personal de Salman. Pero el equilibrio ha sido logrado con el nombramiento del nuevo ministro de información, el ex jefe del canal de noticias Al-Arabiya, el joven liberal Adel al-Toraifi.

Los dos hombres que han subido al poder para gobernar el país son Mohammed bin Nayef, segundo príncipe heredero, y el hijo de Salman, Mohammed, que ahora tiene tres carteras: el Ministerio de Defensa, la Secretaría general de la Corte Real, y el recién formado Consejo de Asuntos Económicos y Desarrollo. Otro hijo de Salman, Abdulaziz, será ministro de Petróleo. La segunda generación está ahora firmemente sujeta por el clan Sudairi.

Salman empezó su reinado comprando el amor de su pueblo, lo mismo que ya hiciera el rey Abdullah en los primeros meses de la primavera árabe. Todos los empleados estatales recibirán un bono de dos meses de salario, además, todos los empleados estatales jubilados recibirán un bono de dos meses de pensión. Los estudiantes que reciben subvenciones del Estado recibirán dos meses de fondos adicionales también. El proyecto de ley costará 30 mil millones de dólares.

Salman escribió en su cuenta de Twitter, “Querido pueblo: Merecéis más, y cualquier cosa que yo haga no será capaz de daros lo que merecéis”. El comentario fue retuiteado 250.000 veces.


Fin del distanciamiento con Qatar y Turquía

El rey Salman ha recibido muy buenas críticas. Todos los antiguos opositores de Abdullah ahora le están cantando alabanzas. Observadores saudíes afirman que el rey Abdullah se convirtió en dogmático en los últimos años. Salman para ellos marca el regreso a la moderación del rey Fahd.

El nuevo rey insistió en la continuidad, pero sus primeros siete días en el poder han sido todo lo contrario. El cambio de rumbo se observó por primera vez con respecto al extranjero. En un mundo en que las relaciones personales se manifiestan en la política, es importante recordar quienes son los amigos de Salman y Bin Nayef.

El rey Salman se ha mantenido cerca del sheikh Tamin bin Hamad, emir de Qatar, por lo que la amenaza del año pasado de asediar al pequeño vecino, o de que fuera expulsado del Consejo de Cooperación del Golfo, ahora parece un mal recuerdo. Del mismo modo, bin Nayef es cercano a funcionarios turcos de alto nivel, según ciertas fuentes.

La brecha entre Turquía y Arabia Saudí después de las revoluciones árabes de 2011 le habrán dolido, no sólo porque las dos potencias regionales se necesitan mutuamente para contener el aumento de la influencia de Irán en Irak, Yemen, Líbano y Siria, sino también a nivel personal. Es probable que repare ese distanciamiento.

También habrá que pagar con el tiempo por los enemigos personales de Bin Nayef. El ministro del Interior todavía no ha olvidado la conversación de dos horas entre el príncipe heredero de Abu Dhabi, Mohammed bin Zayed y Richard Hass hace 12 años. Hablando sobre el padre de Bin Nayef, que fue ministro del Interior saudí en su momento, el príncipe emiratí opinó que la teoría de Darwin de que el hombre es descendiente de los simios era correcta.

 

Ajustar cuentas con Bin Zayed

Bin Nayef-hijo tiene temas más recientes que saldar con el gobernante de Abu Dhabi. Erem News, que al igual que todos los medios de comunicación emiratíes es controlado por la corte real, cuestionó el nombramiento de bin Nayef como segundo príncipe heredero. Dijeron que Salman no consultó con el Consejo de Lealtad: “El mecanismo de elección de Mohammad Bin Nayef entre varios nietos destacados ha atraído la atención de los observadores”.

Este no fue un comentario informal. Un presentador de la televisión egipcia, Yousef Al-Hosseini intentó lo mismo tan pronto como la enfermedad de Abdullah se dió a conocer. Según ‘Arab Secrets’ esto fue parte de una campaña ideada por el derrocado Khaled al-Tuwaijri, confidente de Abdullah, para mantener al príncipe Miteb alineado con el papel de segundo príncipe heredero.

A Tuwaijri, Bandar y Bin Zayed se les acabó el tiempo. El rey murió antes de poder organizar un desafío serio para Salman. Y ahora, dos de ellos al menos son hombres del pasado. Veremos con interés que ocurre con el tercero. Es probable que se rompa la cadena alimentaria de la intriga entre Riad y El Cairo.


Sisi puede perder su cheque en blanco

Los cambios que han tenido lugar en el palacio real saudí ya están teniendo su efecto. Bin Zayed quedó lejos de los funerales de Abdullah, al igual que el presidente egipcio Abdel Fattah al-Sisi. Justamente en un momento en el que Sisi necesita una nueva inyección de dinero de Arabia. Egipto está más inestable que nunca, con las operaciones militares a gran escala en el Sinaí y las protestas masivas en todo el país, que nunca parecen apagarse. La libra egipcia está en mínimos de hace mucho tiempo. Las opciones para Sisi parecen estar disminuyendo.

No es un buen momento para que el ejército egipcio pierda a su principal financiador en Riad, pero esto ahora es una posibilidad real. Incluso si Bin Nayef decide mantener los fondos -y, si siempre ha habido una diferencia entre los fondos prometidos y el dinero en efectivo entregado- ahora podría imponer condiciones.

La política por la cual se declaró a la Hermandad Musulmana una organización terrorista también puede estar a punto de cambiar. El propio Salman recibió al sheij Rached Gannouchi, el líder de Ennahda, cuando fue a darles sus condolencias por el difunto rey. Ha sido el líder islamista de más alto nivel que ha sido recibido en Arabia Saudí. La eliminación de Suleiman Al-Ab como ministro de Dotaciones y Asuntos Islámicos, que era un acérrimo opositor de la Hermandad, es otra señal de que la política podría estar a punto de cambiar.

Incluso si no lo hace, el resultado del terremoto de esta semana en Arabia Saudí será recibido con satisfacción tranquila por altos funcionarios del Ministerio de Exteriores de Reino Unido, donde David Cameron ha frenado el lanzamiento de una investigación sobre la Hermandad en Gran Bretaña, la cual se había hecho bajo la presión de Arabia Saudí y Emiratos.

Incluso Salman se hizo cargo, y la investigación encabezada por Sir John Jenkins ha demostrado ser una vergüenza política. Ha sido impublicable porque llegó a la conclusión “equivocada”, despojando a la Hermandad de cualquier implicación en el terrorismo en Egipto. Ahora las nuevas autoridades en Riad podrían incluso dar la bienvenida a tal conclusión.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “La telaraña saudí”

Dejar una respuesta