El coste real de las guerras en Oriente Medio

Publicado el Por Harun Yahya (author), Arabia Watch (author)

 

El mundo ha sido absorbido por un remolino de guerras desde principios del siglo XXI. Millones de musulmanes han perdido la vida en las ocupaciones de Irak y Afganistán, así como en los conflictos en Libia, Siria y Yemen. Miles de mujeres, niños, ancianos, jóvenes y otras personas inocentes están siendo añadidos a esa lista de todos los días. Mientras una parte del mundo muere, la otra elabora informes alabando la maquinaria de guerra que se emplea.

Estas guerras se han convertido en una especie de exposición para las nuevas armas. Los EE.UU. utilizó por primera vez sus nuevos bombarderos B2 en los combates en Afganistán y Libia. Los vehículos aéreos no tripulados conocidos como drones fueron utilizados por primera vez por la CIA en Pakistán. Los cazas de combate F22 de $75 mil millones tuvieron que esperar a la guerra civil siria. Los cazas F35, en el que han gastado $400 millones a la fecha -de un presupuesto $1 billón- están esperando su turno para repartir muerte y destrucción.

Rusia no ha tardado en tomar parte en esta exhibición de armas y ha utilizado por primera vez en el espectáculo de la guerra sus aviones de guerra Tupelov TU-160, misiles de crucero Raduga Kh-101, y el sistema de misiles obús soviético remolcado S400 MSTA-B. Francia mostró su avión de combate Rafale a los libios y sirios en sus guerras civiles. Rusia también lanzó sus misiles 3M-14 con capacidad de lanzamiento desde más de 2.400 metros a blancos en Siria desde el Mar Caspio.


Cada nueva arma compite para causar una mayor matanza y devastación. El éxito en la carrera armamentística se mide en la cantidad de sangre inocente derramada. La recompensa para los ganadores es la alabanza y el flujo de dinero para cometer una nueva masacre internacional. Las nuevas armas introducidas por un lado llevan al otro bando a desarrollar una aún mejor. Mientras se gastan millones en el desarrollo de un arma, también se invierten miles de millones de dólares para desarrollar los sistemas de defensa para contrarrestarlas. Los recursos del mundo son más que suficientes para alimentar, alojar y proporcionar una vida placentera para sus 7 millones de habitantes, sin embargo, estos países no logran su riqueza manteniendo viva a la gente, sino a través de los medios para matarla.

El dinero gastado en armas representa sólo una muy pequeña parte del coste total de las guerras. Varios grupos de expertos han calculado el costo para la economía de Estados Unidos de las guerras en Irak y Afganistán en $6 billones de dólares. Una gran parte del costo representa un gasto no en el campo de batalla sino en los costes indirectos. Además de los $2 billones ya gastados, los EE.UU. gastarán otros $4 billones de dólares durante los próximos 30 años solamente en intereses por los préstamos, las nuevas compras de armas y los costos sanitarios de por vida para los veteranos heridos. Una semana antes del inicio de la guerra de Irak, el entonces vicepresidente de Estados Unidos Dick Cheney dijo que duraría sólo 2 años y costaría alrededor de $100 mil millones. Sin embargo, el conflicto no ha terminado, y el costo ha sido por lo menos 40 a 50 veces mayor.

El mundo se está convirtiendo en un lugar cada vez más peligroso, con efectos secundarios de las guerras que no se pueden medir en dinero. Miles de millones de dólares se gastan en la seguridad por sí misma. En lugar de luchar contra el hambre, la pobreza y la enfermedad, se están realizando enormes esfuerzos para protegerse contra las amenazas provenientes de direcciones desconocidas.

En su informe de la paz de 2014, del Instituto de Economía y Paz reveló que 81 países se han ido convirtiendo en lugares cada vez más peligrosos, incluidos Siria, Irak, Yemen, Libia, Israel y el Líbano. El coste anual del clima de violencia en estos seis países por sí solo es de $300 mil millones. El coste anual para el mundo debido a la violencia se estima en $10 billones, de los cuales $3 billones representan los costos de compra de armas, $3 billones en gastos relaciones con los crímenes y violencia a nivel personal (asesinatos, actos de violencia en la sociedad, los delitos sexuales y los gastos de prisión), $2,2 billones de dólares para la seguridad interna y $1,2 billones de dólares para el costo de los conflictos regionales o globales. En lugar de gastar este dinero para prevenir el hambre, la pobreza y la muerte de los niños sin hogar, y buscar el aumento de la prosperidad en todo el mundo, se está desperdiciando en un callejón sin salida en el que no puede haber ganadores.

Sin embargo, sería un error medir los costos de la guerra solamente en términos monetarios. El clima de conflicto que alcanzó su punto máximo con el programa de "guerra contra el terrorismo" ha costado unos 3 millones de vidas. Es imposible hacer una valoración financiera sobre el derecho a la vida de inocentes, hombres, mujeres, niños y ancianos. Este proceso, hasta la fecha, ha devastado ocho países. Cientos de ciudades y decenas de miles de pueblos tienen que ser reconstruidos. Cuatro millones de personas han tenido que huir de sus países, mientras que otros 8 millones se han tenido que desplazar dentro de ellos. Turquía ya está acogiendo a más de 2 millones de refugiados sirios. Cientos de miles están entrando en la frontera de la UE, muchos de los cuales se ahogan antes de llegar allí.


Otro efecto importante de las guerras en el Medio Oriente que persistirán durante muchos años es la forma en que se ha distanciado occidente de Oriente. El Islam se equipara con la guerra y el terror en muchos hogares occidentales, mientras que en Oriente, millones de personas consideran a los occidentales como invasores y belicistas.

El mayor costo de estas guerras es la forma en que todas las partes pierden su humanidad. Agencias de noticias oficiales llevan informes de cuántas bombas se han lanzado y cuántos objetivos se han destruido todos los días, y retratan las hazañas de sus propios países como heroicas. Sin embargo, no está claro quién está siendo atacado en estas operaciones. Portavoces militares describen las operaciones como "exitosas" y como de las cuales se puede estar orgullosos, a pesar de que toda esta terminología, de hecho, significa más cadáveres, más destrucción y más pobreza y que los costes materiales y psicológicos de este tipo de escenarios crecerán aún más de forma terrorífica siempre que la humanidad trata de resolver disputas a través de la guerra, en lugar de la paz. El objetivo debe ser actuar al margen de esta forma de pensar y llevar la paz al mundo. Más guerras nunca será la manera de lograrlo.

Article rating:

datos de la votación

1 Respuesta(s) a “El coste real de las guerras en Oriente Medio”

AMADA ACOSTA SILVA (no registrado)

exelente análisis sobre el costo de las guerras !!

Dejar una respuesta