Trump debe ofrecer una solución política para Siria

Publicado el Por Nasim Ahmed (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Damasco, Siria

Abdel Hameed Alyousef después de enterrar a su esposa y sus gemelos, muertos en el ataque químico perpetrado por el régimen de Assad, en Idlib, Siria, el 6 de abril de 2017 (fotografía: AA)
Abdel Hameed Alyousef después de enterrar a su esposa y sus gemelos, muertos en el ataque químico perpetrado por el régimen de Assad, en Idlib, Siria, el 6 de abril de 2017 (fotografía: AA)

 

El presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, tiene lo que quería; una oportunidad para ser comandante en jefe. Pero, ¿alguien cree realmente que un ataque militar contra Assad, por deplorable que sea, sin un objetivo político claro traerá algo positivo? ¿Desde cuándo la intervención militar de los Estados Unidos ha traído algo mejor?.

No estoy en contra de la intervención militar per se. Ninguna persona realista lo es. Pero es peligroso suponer que la acción militar mejorará cualquier cosa sin un objetivo político claro y, lo que es más importante, en el caso de Siria, indicando exactamente cuáles son las prioridades políticas.

El ataque de misiles de crucero en una base aérea siria, que la administración del presidente Trump cree que es el lugar desde donde se inició el ataque químico, dijo que el Pentágono "tenía la intención de disuadir al régimen de usar armas químicas de nuevo".

La implicación de esta declaración parece ser que Estados Unidos no se ha tomado la política genocida de Assad en los últimos seis años tan en serio como el ataque químico el martes. El mensaje de esto es claro: "Matad a los sirios, simplemente no lo hagáis con armas químicas".

"El atentado temerario y en gran parte ineficaz del jueves hace poco, pero logra que los legisladores estadounidenses se sientan bien consigo mismos. En el peor de los casos, profundiza una guerra que EEUU no tiene idea de cómo terminar ", dice el escritor musulmán Mustafa Bayoumi en The Guardian, después de cuestionar el repentino cariño de Trump por los niños sirios, a quienes les prohibió la entrada sólo hace unas pocas semanas.

Ahora que Trump ha escalado la acción militar que necesita para decir cuáles son sus objetivos, teniendo en cuento que hace unos días anunció que la eliminación de Assad ya no era una prioridad para EEUU.

 Es cierto que el conflicto sirio es extremadamente complejo, pero más allá de todas las complejidades siempre ha habido sólo dos escenarios políticos: Una Siria con Assad como presidente o una Siria sin Assad como presidente.

Estados Unidos todavía no parece saber lo que quiere, en términos de un resultado político, y este cambio constante de prioridades entre querer derrotar a Daesh por un lado y cambiar el régimen por el otro ha creado seis años de un "sangriento" estancamiento.

Un rápido fin de la guerra, sin importar qué lado gane, sin duda les habría parecido el mejor resultado.

La realidad es que Assad es una de las principales razones por las que Daesh existe en primer lugar: La supervivencia de Assad se ha basado en la amenaza de Daesh y el rápido ascenso de Daesh se ha basado en que Assad se mantiene en el poder.

Tristemente para los 12 millones de sirios desplazados y el medio millón que han muerto, Obama y Occidente decidieron que una banda de terroristas planteaba una mayor amenaza que un terrorista con un Ejército, amenazando al pueblo sirio con armas químicas.

Occidente hizo una elección para priorizar la amenaza de Daesh sobre la amenaza de Assad, a pesar de que Assad ha sido la mayor amenaza para el pueblo de Siria todo el tiempo. Volvieron a la fórmula probada y confiable de la estabilidad sobre los derechos humanos.

Hasta ahora hay poco que haga sugerir que los cálculos políticos estadounidenses han cambiado. ¿Cuál es el objetivo final? ¿Ahora los sirios están convencidos de que las prioridades de Estados Unidos han cambiado nuevamente y ahora el cambio de régimen tendrá mayor prioridad por sobre derrotar a Daesh?.

Había y sigue habiendo una tercera manera: Derrotar a Daesh y eliminar a Assad no necesitaba ser mutuamente excluyente. Sólo se volvió de ese modo cuando Occidente comenzó a creer en su propia propaganda e inflar la amenaza de grupos terroristas a niveles injustificados, especialmente teniendo en cuenta que Assad ha sido responsable de más actos de terrorismo que todos los terroristas en la región.

No estaba más allá de los reinos de la posibilidad de perseguir un objetivo político de dos vías; derrotar a Daesh y eliminar a Assad sin poner a uno antes que el otro. Los dos, Daesh y Assad, están conectados simbióticamente.

Es difícil ver cómo otra cosa podría haber envalentonado la determinación de Assad más que saber que todo lo que tenía que hacer era esperar hasta que Daesh se convirtiera en una amenaza, y luego esperar a que occidente cambiara sus prioridades políticas para que su destitución fuera un lejana segunda prioridad, después de derrotar a Daesh.

Estados Unidos está ahora en guerra en Siria con ambas partes al mismo tiempo. Está atacando a Daesh con aviones americanos, así como la propia fuerza aérea de Assad. Esto no es una estrategia coherente ni aún forzando la imaginación. Este puede ser un buen comienzo por parte de Trump, pero saldrá mal parado si él, al igual que su predecesor, no tiene una solución política para ofrecer al pueblo de Siria.

 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Trump debe ofrecer una solución política para Siria”

Dejar una respuesta