¿A dónde se han ido los combatientes de Daesh?

Publicado el Por Mohammad Abu Rummam (author)

Miembros de Daesh. Foto de archivo
Miembros de Daesh. Foto de archivo

 

Están surgiendo numerosas cuestiones sobre la desaparición de Daesh y sus combatientes. ¿Dónde han ido? ¿Por qué no hemos visto sus cuerpos? ¿Dónde están los prisioneros? Las agencias de seguridad occidentales y los medios de comunicación dijeron del grupo extremista que tenía decenas de miles de miembros en el pasado, así que ¿dónde están? ¿se han desvanecido en el aire?

Tales cuestiones se hallan a menudo arraigadas en teorías de la conspiración entre los intelectuales árabes y el público en general, a quienes les gusta interpretar todo como un misterio, una conspiración externa o una artimaña para lograr una determinada meta. Cuando su función ya no es necesaria, el truco llega a su fin, y miles de guerreros de Daesh pueden desaparecer durante la noche sin ningún ruido o alboroto.

La respuesta, sin embargo, no es tan complicada. Si el público árabe siguió la tasa de ataques suicidas llevada a cabo por el grupo en los últimos meses, encontraría que estamos hablando de miles. Daesh anunció hace unos meses que ya había llevado a cabo más de 1.200 ataques suicidas; había videos que mostraban decenas de ellos.

Además, tanques y aviones de combate estadounidenses también han matado a muchos miembros de Daesh, pero todavía quedan ahí fuera decenas de personas que se enfrentan a las fuerzas iraquíes en los barrios antiguos de Mosul. El grupo ha sufrido un desgaste severo porque la mayoría de sus fuerzas optaron por luchar hasta el amargo final. Otros, sin embargo, decidieron reubicarse en otras áreas de Irak y Siria controladas por Daesh, como Al-Raqqa, Deir Ez-Zor y áreas desérticas de ambos países.

Si se han hecho prisioneros, ¿por qué las autoridades no han dado a conocer los detalles de sus interrogatorios y confesiones? Algunos canales por satélite iraquíes e incluso árabes ya han realizado sus propias entrevistas con algunos de los detenidos.

Aquellos que se hacen estas cuestiones tienden a ignorar a los cientos de jordanos, por ejemplo, que fueron y lucharon con Daesh o con el Frente Al-Nusra; muchos de ellos fueron asesinados. Tengo una lista de decenas de jóvenes jordanos muertos en ataques suicidas o en enfrentamientos en nombre de estos grupos. No estamos hablando de extraterrestres; estamos hablando de gente que conocemos, así como de miles de iraquíes y sirios que se unieron a los extremistas.

Necesitamos aportar claridad sobre un problema real del mundo árabe: la “lógica conspirativa”. Por supuesto que hay conspiraciones, tramas y agendas, pero así es como funciona la política. ¿Alguien ha dicho lo contrario? Sin embargo, la verdadera conspiración es la que estamos tramando, contra nosotros mismos.

Las Fuerzas Populares de Movilización, Daesh, Frente Al-Nusra, los hutíes y demás son en última instancia árabes que han sido atraídos por estas milicias y que participan en conflictos armados. Se involucraron con grupos extremistas, de un modo, presumiblemente, más o menos voluntario.
Curiosamente, el debate sobre el final de Daesh nos remonta a los primeros días de su ascenso y propagación en 2014, cuando los políticos y los intelectuales hablaron de una teoría de la conspiración. Funcionarios iraquíes, así como sirios, dijeron que era una invasión extranjera. Al final, es obvio que Daesh fue, y sigue siendo, una invasión desde adentro.

El grupo es el producto de nuestro fracaso y confusión. Es el resultado de las dictaduras, las guerras por el poder, las contrarrevoluciones y la oposición al cambio democrático. Si se desvanece en el aire y sus miembros están dispersos, la dinámica para crear una situación similar seguirá con nosotros porque insistimos en negar la realidad.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “¿A dónde se han ido los combatientes de Daesh?”

Dejar una respuesta