Los cautelosos movimientos de oposición a la independencia kurda de Irán

Publicado el Por Mahan Abedin (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Teherán, Irán

 (fotografía: AFP)
(fotografía: AFP)

 

El resultado del referéndum sobre la independencia kurda fue siempre una conclusión inevitable. Como mínimo, el masivo 92% de los votos de por sí formalizan las aspiraciones kurdas y fortalecen a los líderes kurdos iraquíes en las duras negociaciones con el gobierno de Bagdad.

La retórica en medio de las celebraciones de los líderes kurdos iraquíes, no obstante, es que (el referéndum) es un impulso hacia la plena independencia, lo cual, sin embargo, es poco probable. Al menos en el futuro previsible. Ni el contexto interno iraquí ni el panorama regional, ni la opinión internacional son propicios para tal resultado.

Para los líderes kurdos iraquíes, la reacción regional, especialmente por parte de Irán y Turquía, será el factor más crítico en la conformación de su estrategia de cara al futuro. Cualquier declaración formal de independencia provocaría una respuesta inmediata y decisiva por estos dos poderosos Estados.

Sin embargo, mientras tanto Turquía como Irán se oponen a la independencia kurda, en principio, su enfoque de la cuestión ha sido significativamente diferente. En consonancia con el estilo de liderazgo del presidente Recep Tayyip Erdogan, Turquía ha recurrido a maniobras militares y a amenazar con sanciones económicas para presionar a Erbil.

Aunque Irán también ha emprendido acciones simbólicas para oponerse a la consulta, incluyendo ejercicios militares cerca de la frontera con el Kurdistán iraquí, Teherán no ha empleado la retórica dura y amenazante de los líderes turcos.
 
Esta diferencia en el enfoque se relaciona con una divergencia en la percepción y la gestión de las amenazas. A diferencia de Turquía, Irán no tiene que lidiar con una insurgencia kurda importante dentro de sus fronteras. Por otra parte, Irán tiene mucho más influencia dentro de Irak, y se cree que su influencia puede llegar a contener las ambiciones nacionalistas kurdas.
 

Enfoque diplomático

La razón principal por la que Irán se opone a la independencia kurda iraquí es el miedo a las consecuencias regionales tras la redefinición de las fronteras. Es importante tener en cuenta que el referéndum de independencia kurda iraquí tuvo lugar en un contexto de intensificación de las ambiciones kurdas regionales, sobre todo en la vecina Siria.

En Siria, las Unidades de Protección Popular (YPG) -que están política e ideológicamente alineadas con el Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK)- han creado un Estado casi-independiente conocido como ‘Kurdistán sirio’, en gran parte debido a la extensa política estadounidense y su apoyo militar.

La práctica desaparición de la frontera entre las regiones kurdas de Irak y Siria ha aumentado los temores iraníes y turcos de la aparición de un poderoso bloque kurdo. En el caso de Irán este miedo se amplifica en la medida en que Israel es, hasta ahora, la única gran potencia que respalda inequívocamente la independencia kurda.

Por otra parte, Irán desconfía de la actitud de Arabia Saudita sobre la independencia kurda iraquí. Si bien oficialmente Arabia Saudita se opone al referéndum sobre la independencia, los funcionarios iraníes temen que en privado Riad apoye las ambiciones nacionalistas kurdas, ya que esto pone en peligro simultáneamente a varios rivales saudíes, entre ellos Irak, Siria, Turquía y sobre todo a Irán.

En cuanto a la situación en Irak, al igual que gran parte de la comunidad internacional, incluidas las Naciones Unidas, Irán teme que las repercusiones de la consulta popular socavarán la lucha contra el Dáesh (grupo “Estado Islámico”) y sus aliados locales.

Las preocupaciones iraníes también se centran en la disputada provincia de Kirkuk -rica en petróleo- que es el hogar de una considerable minoría chií turcomana. El Gobierno Regional del Kurdistán (GRK) se ha anexado con eficacia a Kirkuk mediante la celebración de la consulta en la ciudad y la provincia en general.

Las repercusiones de este movimiento amenazan con socavar la posición de las Unidades de Movilización Popular (UMP) pro-iraníes, que tienen amplios intereses económicos y políticos en Kirkuk.

Si un conflicto militar estalla entre Bagdad y Erbil es probable que se centre en Kirkuk, al que el presidente del GRK, Massoud Barzani, se ha comprometido a defender por la fuerza. Irán está ansioso por evitar cualquier conflicto en Kirkuk, como lo demuestran los informes de que el Comandante de la Fuerza Quds, el mayor general Qasem Soleimani, ha llevado a cabo esfuerzos diplomáticos entre Bagdad y Erbil, en el período previo al referéndum.

El general Soleimani es sin duda el hombre más poderoso en Irak y mantiene excelentes relaciones con los líderes kurdos iraquíes, incluyendo Massoud Barzani. En estas semanas y meses decisivos, Soleimani intentará capitalizará esta influencia para restablecer las relaciones de Bagdad con Erbil sobre una base más estable.

 

Dinámica interna

Para tranquilidad de Bagdad, el decisivo apoyo político y militar de Irán ha sido una parte clave de la estrategia de Irán para contener las consecuencias del referéndum de independencia kurda.

Como parte de esta estrategia, el jefe del estado mayor de las fuerzas armadas iraníes, el general Mohammad Baqeri, el miércoles reiteró el compromiso de Irán para ayudar a Irak a recuperar el control de sus fronteras. En una reunión con su homólogo iraquí, Baqeri subrayó apoyo de Irán a la unidad de Irak y la integridad territorial en el marco de la constitución iraquí.

Estos movimientos cuidadosamente redactados y políticamente coherentes también están en parte diseñados para tranquilizar al electorado kurdo iraní y el establecimiento político más amplio dentro de Irán. En este punto vale la pena explorar las ramificaciones de la consulta dentro de Irán, sobre todo en comparación con la situación en Turquía.

La actitud de Irán a toda la cuestión kurda diverge claramente de Turquía en la medida en que la que Irán se refiere al pueblo kurdo como una extensión de la nación iraní. Esta actitud está determinada por los lazos culturales, lingüísticos e históricos comunes.

Los iraníes a menudo citan el hecho de que los kurdos y los persas son descendientes de raíces comunes indo-europeas y sus lenguas son muy similares, mutuamente inteligibles. Por el contrario, los árabes y los turcos provienen de orígenes etnoculturales totalmente diferentes que los kurdos.

Aún así, no son pocos los nacionalistas kurdos en Irán. De hecho, Irán puede ser considerado como el hogar intelectual y político del nacionalismo kurdo, como lo demuestra la efímera República de Mahabad de 1946.   

A pesar de la historia favorables, más recientemente, y particularmente después de la revolución de 1979, los grupos separatistas kurdos iraníes han logrado consistentemente desarrollar un fuerte seguimiento en las regiones de mayoría kurda del país.

Mientras que estos grupos previsiblemente culpan a la presencia de seguridad iraní de mano dura de sus fracasos, hay cuestiones mucho más profundas que dan forma a las actitudes políticas de los kurdos iraníes. De particular interés es la brecha entre chiíes y suníes, con una población kurda chií considerable centrada en la provincia de Kermanshah. Por el contrario, los kurdos suníes se concentran en las regiones fronterizas con menos recursos con Irak y Turquía.

Los Kurdos iraníes chiíes están en general alineados a la narrativa nacional iraní dominante y, por extensión, tienden a estar mucho mejor integrados en la sociedad y el Estado iraní más amplio. Fundamentalmente, tienen poco interés en el nacionalismo kurdo, especialmente del tipo del promovido por los grupos separatistas. Este factor por encima de todo socava cualquier movimiento serio y concertado hacia la independencia de las regiones de mayoría kurda de Irán.

Está mayor confianza en la cohesión nacional -con respecto a Turquía- infunde a los líderes, estrategas y legisladores iraníes calma, y les lleva a un enfoque de mediación en torno al referéndum sobre la independencia kurda-iraquí.

 

 
 
 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Los cautelosos movimientos de oposición a la independencia kurda de Irán”

Dejar una respuesta