¿Quién es el verdadero enemigo del pueblo árabe de Oriente Próximo?

Publicado el Por Motasem A. Dalloul (author), Monitor de Oriente (author)

Los partidarios del movimiento chií libanés Hezbollah se reúnen durante un discurso de Hassan Nasrallah, el Secretario General de Hezbollah, el 13 de agosto de 2017 (fotografía: AA)
Los partidarios del movimiento chií libanés Hezbollah se reúnen durante un discurso de Hassan Nasrallah, el Secretario General de Hezbollah, el 13 de agosto de 2017 (fotografía: AA)

 

La dramática y reciente incursión de incitación saudí contra Irán y Hezbollah alcanzó su punto más álgido cuando el gobierno de Riad pidió a la Liga Árabe que celebrara una reunión y publicara un comunicado en nombre de todas las naciones árabes criticando a Irán, y también instando a Teherán a que no se involucrara en los asuntos de los árabes y sus regímenes gobernantes. Los saudíes también quieren que la Liga considere a Hezbollah como una organización terrorista, a la que han pedido que deje de crear inestabilidad política en Líbano.

Varias naciones árabes no consideran el problema iraní tan serio como para convocar una reunión de la Liga Árabe, pero Arabia Saudí insistió y se llevó a cabo el domingo. El comunicado final acusa a Irán de desestabilizar a la región con la ayuda de sus aliados, Hezbollah en Líbano y los houtíes en Yemen.

Según Arabia Saudí y la Liga Árabe, Irán y Hezbollah “ayudan al terrorismo y a los grupos extremistas de los países árabes con armas y misiles”, por lo que se han comprometido a tomar medidas. “El Reino no se quedará de brazos cruzados y no dudará en defender su seguridad”, insistió Adel Al-Jubeir, ministro de Exteriores saudí. “Debemos permanecer unidos”. Durante la reunión, Al-Jubeir también acusó a Hezbollah de proporcionar armamento sofisticado a las milicias houtíes en Yemen, las cuales las utilizaron para atacar a Arabia Saudí a principios de mes, según informó Reuters.

El Secretario General de la Liga Árabe, Ahmed Aboul Gheit, dijo que “las amenazas iraníes han sobrepasado los límites y han precipitado a la región hacia un peligroso abismo”.

Lo cierto es que, como cualquier otro Estado, Arabia Saudí tiene derecho a defenderse a sí mismo y a sus fronteras y ciudadanos. También puede acudir a ayudar a otras naciones árabes, pero el problema es que el Reino, que se considera el estado defensor de todos los árabes, es muy selectivo en estos temas.

¿Por qué no ha defendido Arabia Saudí a Irak de Irán, y de sus milicias, las Fuerzas de Movilización Popular y demás? Arabia Saudí quiere defender a los árabes de Líbano, pero, ¿por qué no defiende a los árabes de Siria? El Reino apoyó a varios grupos rebeldes en Siria, pero se echó atrás cuando los rebeldes se dividieron y su lucha contra el régimen se hizo inútil. ¿Por qué los saudíes han dejado de pedir la expulsión del presidente sirio, Bashar Al-Assad, a pesar de que es responsable de asesinar y herir a cientos de miles de ciudadanos árabes y de desalojar a millones?

Si Arabia Saudí quiere defender a los árabes de Yemen, ¿por qué no para de bombardear a civiles y no abre los puertos y aeropuertos que controla para permitir que entre ayuda humanitaria en el país? ¿Por qué no ha instado a Emiratos Árabes Unidos que deje de arrestar a yemeníes y de enviarlos a prisiones secretas?

¿Y los árabes de Egipto? Miles de personas inocentes están retenidas en cárceles egipcias, donde varias organizaciones en favor de los derechos humanos confirman que los prisioneros no tienen instalaciones básicas como aseos, comida sana, tratamiento médico y juicios justos. ¿Y el presidente árabe Mohamed Morsi, el primer presidente elegido democráticamente, que fue expulsado en un golpe de Estado – apoyado por Arabia Saudí – y enviado a la cárcel? ¿Qué pasa con los prisioneros que mueren en las cárceles egipcias debido a la negligencia médica?

Si Arabia Saudí quiere proteger a los árabes de los ataques de Irán y Hezbollah, ¿qué hacer con los palestinos, que han sido expuestos a genocidios desde antes de la Nakba de 1948? ¿Acaso no son árabes? ¿Conoce siquiera Arabia Saudí la existencia de Qana? ¿No sabe que más de 550 ciudades y pueblos palestinos han sido borrados del mapa por los sionistas de Israel, el nuevo mejor amigo de Arabia Saudí, que ha expulsado o asesinado a sus ciudadanos árabes? ¿Han oído los saudíes hablar de la ocupación israelí de la mezquita de Al-Aqsa de Jerusalén, el tercer lugar más sagrado para los árabes, después de Meca y Medina?.

Además, ¿acaso conocen Arabia Saudí y la Liga Árabe las tres grandes ofensivas militares de Israel contra los palestinos árabes residentes en la Franja de Gaza, la cual lleva más de 10 años asediada por Israel?  ¿Han preguntado el rey y el príncipe heredero saudíes a Israel acerca de los miles de palestinos asesinados, y los cientos de miles heridos en los ataques israelíes? ¿Ha oído hablar el gobierno de Riad sobre los miles de hogares, escuelas, mezquitas, hospitales e infraestructuras árabes que Israel ha destruido?

A Arabia Saudí hay que preguntarle muchas, muchas cosas. Creen que Irán y Hezbollah son responsables de la inestabilidad regional, no la ocupación israelí ni la colonización de la Palestina árabe. Al menos, ¿por qué Arabia Saudí no pone a Israel al mismo nivel que Irán y Hezbollah?

Arabia Saudí ha creado un falso enemigo en la región para desviar la atención de los árabes sobre los crímenes de Israel contra los palestinos y su tierra. La normalización de la relación con Israel sólo tendrá un beneficiario; Israel. Esta normalización no es “necesaria” para proteger a los árabes de Irán y Hezbollah; seguro que incluso los que tiran de los hilos en Arabia Saudí lo saben.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “¿Quién es el verdadero enemigo del pueblo árabe de Oriente Próximo?”

Dejar una respuesta