¿Llegará Erdogan a un acuerdo con Assad para poner fin al enfrentamiento en Siria?

Publicado el Por Kamal Alam (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Ankara, Turquía, Damasco, Siria

El presidente turco Erdogan estrecha la mano de Assad, durante una reunión en Alepo el 6 de febrero de 2011 (fotografía: AFP)
El presidente turco Erdogan estrecha la mano de Assad, durante una reunión en Alepo el 6 de febrero de 2011 (fotografía: AFP)

 

La política árabe que el Partido gobernante de Turquía AKP (Partido de la Justicia y el Desarrollo) puso en marcha en el año 2003 se construyó alrededor de la relación personal entre el presidente Recep Tayyip Erdogan y el presidente sirio Bashar Al-Assad.

Por supuesto, las circunstancias llevaron a una inversión completa de esta relación, ya que los dos líderes se convirtieron en rivales en un conflicto que ha desgarrado Siria. Se podría argumentar que ningún país tiene la capacidad de poner fin a la guerra en Siria tanto como Turquía. A su vez, hay que decir que sólo Erdogan puede acabar con ella, ya que toda la política sobre Siria de Turquía gira en torno a Erdogan.

Solamente él decide qué sucederá después. A pesar de la reciente adquisición de Afrin -en lo que puede describirse como una victoria para los militares turcos, en lugar de para el Ejército Libre de Siria (ELS)- Erdogan se encuentra cada vez más aislado, y la toma de Afrin se le podría volver en contra.

Assad podría, en última instancia, resultar ganador en Afrin, y con el aumento de la presión interna en Turquía para hablar con Damasco, ¿se verá finalmente forzado Erdogan a hacerlo?, y, en cualquier caso, ¿estaría interesado Damasco en hablar con Ankara?.

 

El florecimiento de la hermandad entre Erdogan y Assad

En 2005, Erdogan, que era primer ministro, orquestó una visita para que el entonces presidente turco Ahmet Sezer se reuniera con Assad. En un momento en el que gran parte de la comunidad internacional consideraba a Turquía como el modelo ejemplar de democracia para Oriente Medio, muchos en la oposición siria vieron horrorizados el acercamiento de Erdogan a Siria, que entraba en contraste directo con los objetivos turcos declarados de apoyo a la democracia en el mundo árabe.

Uno de los principales críticos de Damasco, Farid Ghadry, escribió que mientras que la UE y Estados Unidos estaban censurando a Assad por el papel de Siria en el Líbano e Irak, Erdogan fue consolidando su relación con Assad y utilizó la influencia de Siria en la Liga Árabe para mejorar los lazos con Egipto, Libia, Argelia y Qatar.

En el punto álgido del romance de Erdogan con Assad, el líder turco lo llamó ‘su hermano más querido y el más cercano’, y disfrutaron al menos tres días de fiesta junto con sus esposas y familiares. Abdullah Gul (presidente turco entre 2007 y 2014) también quedó atrapado en el acto de recibir a la familia Assad en el Bósforo.

La élite política turca fue cediendo ante el presidente sirio. Un acuerdo de libre comercio fue seguido por una zona sin necesidad de visado, y las empresas turcas florecieron por toda Siria. El mayor beneficiario de la relación Assad-Erdogan fueron los servicios militares y de Inteligencia turcos, que habían luchado una guerra sin éxito durante décadas contra el Partido de Trabajadores del Kurdistán (PKK).
 
Assad revirtió la política de su padre de apoyo a los grupos kurdos, así como a los múltiples grupos marxistas, grupos armenios y de izquierda que luchaban contra el Estado turco desde su fundación en 1923. El éxito del tratado de paz de Erdogan con el PKK dependía abrumadoramente de Damasco, y la influencia regional que Assad y su aparato de Inteligencia pudieran ejercer para llevar a varios grupos anti-Ankara a la mesa.
 

La política árabe por los suelos

En la época post-Saddam, cuando Turquía estaba confundida sobre su alianza con Estados Unidos, Damasco llevó sus propias conexiones tribales al corazón suní, por lo que los turcos pudieron establecer relaciones perdidas desde que Ataturk cortó Turquía desde su flanco sur.

Ahora, una década después la famosa fiesta en la costa turca de Bodrum de Assad y Erdogan, la política árabe de Turquía está por los suelos. Emiratos Árabes Unidos (EAU), Egipto, Argelia y Arabia Saudita se oponen a toda participación de Turquía en los asuntos árabes. Los principales Estados árabes han criticado la ofensiva de Turquía en Afrin y el norte de Siria como una flagrante violación del territorio árabe. El príncipe heredero saudí y líderes de EAU se han convertido en aliados improbables de Damasco acusando a Turquía de traer de vuelta las políticas expansionistas otomanas.

A Erdogan se le ha caído su política kurda encima, y Damasco está ahora totalmente detrás de todas las fuerzas que habían llevado a Turquía y Siria a estar cerca de la guerra en la década de 1980. La operación en Afrin ha sido criticada por casi todos los aliados de la OTAN de Turquía, y ha empujado firmemente a los kurdos sirios al regazo de Assad.

Los kurdos sirios no confían en Estados Unidos tampoco, ya que consideran que después de hacer la mayor parte del trabajo en la lucha contra el Estado islámico (Dáesh), han sido entregados como alimento para los lobos como parte de un gran juego de poder. El bloque ortodoxo de Armenia, Serbia y Rusia están firmemente en el campo de Assad, y con el presidente checheno Ramzan Kadyrov apoyando también a Damasco, el sueño de una alianza neo-otomana de Erdogan se viene abajo rápidamente.

Además de eso, no hay ninguna señal de un acercamiento entre El Cairo y Ankara, y Assad ha tomado el máximo provecho de esto mediante la inclusión de la Inteligencia militar egipcia en los últimos altos el fuego y acuerdos de reconciliación en varias partes de Siria.

La disputa pública entre los EAU y Turquía sobre la interferencia en los asuntos árabes, y las propias relaciones de Assad con EAU y Omán, han hecho que Erdogan ya no pueda utilizar la tarjeta suní contra Damasco. De hecho, Egipto ha hecho un llamamiento para el retorno de Siria a la Liga Árabe.

 

Historia de la diplomacia de defensa de Siria

Erdogan también se ha enfrentado a una gran presión desde el interior de Turquía sobre su política de Siria y kurda. El diario pro-AKP Yeni Safak ha pedido abiertamente un diálogo con el gobierno sirio.

Al mismo tiempo, el jefe del Partido Republicano del Pueblo (CHP) ha hecho un llamamiento para una conversación inmediata con Assad, y señaló que está dispuesto a viajar a Damasco para hacerlo.

Los oponentes de Erdogan dicen que él ha llevado a Turquía a la guerra permanente con sus propios kurdos y Siria. Al mismo tiempo, su abrazo con el líder kurdo-sirio, Salih Muslim, hace varios años demuestra que Erdogan se mantiene vacilante sobre sus aliados en Siria.

A pesar de la cercanía de Erdogan en las relaciones de trabajo con Rusia e Irán, es poco probable que lo apoyen sobre Assad, lo que significa que con un Occidente cada vez más hostil, Erdogan no tiene más remedio que ceder ante el presidente ruso, Vladimir Putin, y el líder supremo de Irán, Ali Jamenei.

Por lo tanto, ¿tenderá Erdogan la mano a Assad? El año pasado, se hizo alusión a la colaboración con Damasco contra los kurdos sirios, pero este año, Erdogan calificó a Assad como un terrorista.

Más allá de los titulares, un acuerdo con Assad es mucho más realista que cualquier arreglo con los afiliados del PKK y grupos marxistas, que están más allá del alcance de Erdogan. Con el apoyo financiero y diplomático muy público a Assad de la India y China, el bloque BRICS (Brasil, Rusia, India y China) está también contra la agresión turca en Siria.

La pregunta más importante es: ¿Damasco hablará con Turquía? La historia de la diplomacia siria de defensa tiene que ver con el pragmatismo y sobrevivir a las crisis. Siria apoyó la guerra de Estados Unidos contra Irak en 1991, sin embargo, apoyó la era de Saddam post-2003. Assad apoya a Irán en el Líbano, sin embargo, se opuso a los aliados iraníes en Irak.

Para Assad, un acercamiento con Erdogan significa que Turquía debe dejar de apoyar a los grupos islamistas en Siria. Con el aumento de las tensiones en los propios datos demográficos nacionales de Turquía y las elecciones próximas, Erdogan debe centrarse en la unidad doméstica en lugar de ambiciones otomanas para Siria.

Esta historia aún tiene un largo camino por recorrer, pero por el momento, Assad está sentado cómodamente, después de haber resistido la peor tormenta.

 
 
 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “¿Llegará Erdogan a un acuerdo con Assad para poner fin al enfrentamiento en Siria?”

Dejar una respuesta