El gobierno de Yemen acusado de tortura, violación y asesinato de inmigrantes africanos

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Los somalíes se alinean en Yibuti para abordar barcos que los llevarán a Yemen (AFP) (fotografía: TONY KARUMBA)
Los somalíes se alinean en Yibuti para abordar barcos que los llevarán a Yemen (AFP) (fotografía: TONY KARUMBA)

 

Los inmigrantes africanos y los solicitantes de asilo en Yemen han sido ejecutados, violados y torturados durante su detención, según informaron el miércoles Human Rights Watch y la agencia de la ONU para los refugiados ACNUR.

Human Rights Watch dijo que los empleados del gobierno yemenita estaban detrás de los abusos en una prisión en la ciudad portuaria sureña de Adén. El grupo también acusó al gobierno de deportar por la fuerza a otras personas en barcos sobrecargados.

Dijeron que el Ministerio del Interior de Yemen había respondido a una investigación de HRW diciendo que había despedido al comandante del centro y había comenzado a transferir a los inmigrantes a otro lugar.

HRW dijo en su declaración el martes por la noche que el centro estaba bajo control estatal yemení, pero que los inmigrantes fueron arrestados y llevados allí por fuerzas respaldadas por los EAU, que es un componente importante de una coalición liderada por Arabia Saudí que intervino en la guerra civil de Yemen desde 2015.

Los funcionarios de los Emiratos Árabes Unidos y los funcionarios yemeníes en Adén no respondieron de inmediato a las solicitudes para declarar sobre los hechos de Reuters.

La coalición apoyada por Occidente ha estado luchando contra los hutíes en una guerra de tres años para restaurar el gobierno del presidente Abd-Rabbu Mansour Hadi. Su gobierno tiene presencia en Adén, pero Hadi vive en Arabia Saudita.

"Los guardias en el centro de detención de inmigrantes de Adén han torturado a hombres, violado a mujeres y niños, y enviado a cientos al mar en barcos sobrecargados", dijo Bill Frelick, director de derechos de refugiados de HRW, a la vez que pidió al gobierno que respondiera por los responsables.

HRW dijo que el centro de detención en la zona de Buraika en Adén había retenido a varios cientos de inmigrantes etíopes, somalíes y eritreos y solicitantes de asilo desde principios de 2017, pero que solo alrededor de 90, en su mayoría eritreos, permanecían hasta este mes.

Migración masiva a la zona de guerra

Se estima que un total de 111.504 personas llegaron a Yemen en 2016, superando el máximo anterior de 107.532 en 2012, según Relief web, el servicio de información digital de la oficina humanitaria de la ONU. La gran mayoría provenientes de Etiopía, pero también miles provenientes de Somalia.

En un informe independiente el martes, ACNUR también dijo que había recibido informes de la detención, el abuso y la deportación forzada de refugiados, solicitantes de asilo e inmigrantes en Yemen, pero no especificó en el lugar donde se estaban produciendo los hechos.

"Los supervivientes han informado a ACNUR que recibieron disparos, palizas constantes, violaciones de adultos y niños, humillaciones que incluyen desnudez forzada, fueron obligados a ser testigo de ejecuciones rápidas y les han sido denegados la distribución de alimentos", según dijeron a la organización.

Pidió a los representantes "estatales y no estatales" que controlen de manera eficiente los centros de detención donde se retienen a los recién llegados para garantizar que los detenidos reciban un trato humano.

HRW acusó al movimiento Hutí armado que controla el norte de Yemen de detener arbitrariamente a inmigrantes en malas condiciones y de no proporcionarles acceso a procedimientos de asilo y protección en la ciudad portuaria de Hudayda.

Muchos inmigrantes de los países del Cuerno de África corren el riesgo de emprender el peligroso viaje a través de Yemen con la esperanza de encontrar trabajo en Arabia Saudita y otros estados ricos del Golfo Pérsico.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “El gobierno de Yemen acusado de tortura, violación y asesinato de inmigrantes africanos”

Dejar una respuesta