El fanatismo contra los musulmanes se convierte en ley en Estados Unidos

Publicado el Por Arabia Watch (author)

 (fotografía: MANDEL NGAN)
(fotografía: MANDEL NGAN)

 

En 2015 el entonces candidato presidencial estadounidense Donald Trump pidió un "cierre total y completo del número de musulmanes que ingresan en Estados Unidos", a pesar de que esto violaba varias disposiciones de la Constitución de EE.UU., incluidas las leyes que rigen la igualdad de protección y el derecho al debido proceso.

Durante su primer mes en el cargo, Trump convirtió su retórica discriminatoria y odiosa en política, firmando una orden ejecutiva que prohibía la visita de ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, incluidos Iraq, Irán, Siria, Yemen, Somalia, Libia y Sudán, a pesar del hecho de que los nacionales de estos países no habían llevado a cabo ataques mortales en suelo estadounidense. 

Discriminación al desnudo

Los jueces federales a lo largo de todo el país dictaminaron que la prohibición de viajar no es más que un intento desnudo de discriminar a los musulmanes. En una versión revisada, Iraq fue eliminado de la lista, pero en marzo de 2017, un tribunal estadounidense bloqueó nuevamente la prohibición.

"La ilógica de las afirmaciones del gobierno es palpable. La noción de que uno puede demostrar animadversión hacia cualquier grupo de personas solo al apuntar a todos a la vez es fundamentalmente defectuoso", declaró el juez de distrito de EE.UU., Derrick Watson.

No es necesario ser historiador para saber que la gran mayoría de las peores atrocidades del mundo se han llevado a cabo en nombre de la "seguridad nacional".

La administración de Trump eventualmente emitió una tercera versión ligeramente atenuada de la prohibición, que la Corte Suprema ha confirmado en una votación de 5-4. Al pronunciarse a favor de la prohibición, los cinco jueces conservadores han desafiado no solo a los jueces de los tribunales inferiores, sino también a un montón de académicos constitucionales de todo Estados Unidos.

Básicamente, los cinco jueces conservadores han determinado que es totalmente correcto discriminar a los musulmanes, siempre que su prejuicio se disfrace al apuntar también a venezolanos y norcoreanos, que estaban cubiertos por la tercera versión de la prohibición de viajar. Además, la resolución 5-4 otorga al presidente un poder sin precedentes para dar forma y reformar las leyes de inmigración de la forma que él considere adecuada, dando al país un nuevo impulso hacia un gobierno autoritario.

Codificando la islamofobia

Peor aún, el fallo ha institucionalizado y codificado la islamofobia como ley por primera vez en la historia de Estados Unidos.

Incluso antes del fallo de hoy del Tribunal Supremo, el Centro Anna Frank para el respeto mutuo, un grupo de derechos humanos con sede en Estados Unidos, advirtió de "paralelismos alarmantes" entre los Estados Unidos de Trump y la Alemania de Hitler, sugiriendo que la orientación de Trump hacia las minorías y las instituciones democráticas refleja los años previos al Holocausto.

Prevenir el terrorismo nunca fue el objetivo de esta prohibición ... Siempre fue recompensar a la industria de la islamofobia por patrocinar la campaña presidencial de Trump.

Otra causa de verdadera alarma es el hecho de que la Corte Suprema reivindicó el veto a los musulmanes de Trump en base a las preocupaciones por la "seguridad nacional". No es necesario ser historiador para saber que la gran mayoría de las peores atrocidades del mundo se han llevado a cabo en nombre de la "seguridad nacional", incluidas las purgas soviéticas, el Holocausto, los campos de internamiento de civiles japoneses en EE.UU., y las campañas de la limpieza étnica que tienen lugar en Myanmar, Palestina, Siria, entre otros lugares hoy en día. 

En su disidencia, la juez de la Corte Suprema Sonia Sotomayor criticó duramente a sus cinco colegas del estrado y escribió: "Estados Unidos de América es una nación construida sobre la promesa de la libertad religiosa ... La decisión de hoy del tribunal no salvaguarda ese principio fundamental. Deja intacta una política que primero se publicitó abierta e inequívocamente como un "cierre total y completo para los musulmanes que ingresan en Estados Unidos" porque la política ahora se enmascara detrás de una fachada de preocupaciones de seguridad nacional".

Además, la prohibición no hace nada para abordar estas llamadas preocupaciones de seguridad nacional, especialmente porque muchos ataques terroristas llevados a cabo hoy en EE.UU. son perpetrados por hombres blancos, derechistas y cristianos que se identifican y simpatizan con Trump.

Extremismo de derechas

Un reciente informe publicado para el Congreso por la Oficina de Responsabilidad Gubernamental encontró que de los 85 ataques mortales de extremistas violentos desde el 11 de septiembre, los grupos violentos de extrema derecha fueron responsables del 73%, mientras que los extremistas "islamistas radicales" fueron responsables del 27%, lo que supone un margen de casi tres a uno.

Además, un análisis de cada ataque terrorista llevado a cabo en suelo estadounidense durante los últimos 20 años reveló que la prohibición musulmana de Trump habría salvado cero vidas en este período. Sí, has leído bien, cero.

Sin embargo, nunca fue el objetivo de esta prohibición el prevenir el terrorismo. Siempre se trataba de premiar a la industria de la islamofobia por su patrocinio de la campaña presidencial de Trump, junto con la franja blanca de ciudadanos de Estados Unidos que odia a cualquiera y a todos los que no se parecen ni suenan como ellos.

Bienvenido a estos Estados Unidos de América islamófobos. Discriminar a los musulmanes ahora se ha convertido en ley.

- CJ Werleman es un escritor de opinión para Salon, Alternet, y el autor de Crucifying America y God Hates You. Odíalo de vuelta. Síguelo en Twitter: @cjwerleman

 

 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “El fanatismo contra los musulmanes se convierte en ley en Estados Unidos”

Dejar una respuesta