UNESCO: La violencia en Yemen pone en peligro patrimonio de la humanidad

Publicado el Por Arabia Watch (author), Charlene Rodrigues (author)

Lugar(es): Saná

Castillo de Qahira, con vistas a la ciudad de Taiz, fue capturado recientemente por los hutíes y supuestamente bombardeado por la coalición liderada por Arabia Saudí (fotografía: @AmyFeldtmann)
Castillo de Qahira, con vistas a la ciudad de Taiz, fue capturado recientemente por los hutíes y supuestamente bombardeado por la coalición liderada por Arabia Saudí (fotografía: @AmyFeldtmann)

 

Sala Khaled y sus amigos solían subir a la fortaleza de Qahira de 3.000 años de antigüedad, con vistas a la ciudad de Taiz, en el sur de Yemen. El edificio fortificado es una reminiscencia de su niñez, donde aprendió fotografía con sus amigos.

"El castillo de Qahira es lo que hizo a Taiz especial y los residentes estaban orgullosos de él. Temía que lo atacaran y por desgracia, lo hicieron", dijo Khaled.

Desde que combatiente hutíes se hicieron cargo de la tercera ciudad más grande de Yemen en marzo, Khaled dijo que se ha transformado en una ciudad fantasma.

La coalición liderada por Arabia comenzó una campaña de bombardeos para alejar a los hutíes el 26 de marzo, pero desde entonces los combates sólo han aumentado.

Khaled dice ahora que estos hermosos recuerdos nunca serán igual otra vez. "Un día voy a volver, pero voy a fotografiar las ruinas. Toda la belleza se ha reducido a polvo", dice desde Saná, donde reside temporalmente.

Al igual que Khaled, muchos yemeníes se sienten impotentes y atrapados en la lucha por el poder entre los hutíes y la coalición.

El castillo de Qahira no es el único sitio que se enfrenta al peligro. Las vidrieras, popularmente conocidas como Qamariyah, de las viviendas residenciales de la ciudad vieja de Saná se han astillado debido al impacto de los bombardeos implacables en las montañas cercanas la semana pasada. También se han visto afectadas las casas típicas de la zona, de más de 2.500 años.

 

¿Quién es el responsable?

La ex ministra de Cultura, Arwa Abdo Othman, dice que los hutíes y las fuerzas leales al ex presidente autocrático Ali Abdullah Saleh son los responsables de la destrucción del patrimonio yemení. "Ha habido indicios de que la milicia hutí almacena armas en los castillos históricos, lo que provocó que Arabia bombardeara esos lugares", dijo a pesar de su decepción por el bombardeo de lugares históricos.

Para Anna Paolini, una representante de la UNESCO en los Estados Árabes del Golfo y Yemen, la situación del patrimonio yemení es similar a la de Irak y Siria.

"En Yemen, muchos sitios arqueológicos se encuentran en medio de la nada. Cuando se habla de la arqueología, se habla de Balqis (cree que ha sido el hogar de la legendaria reina de Saba) o Marib (la capital una vez de Sabean). ¿Qué quieres almacenar allí? No hay nada allí”, dijo Paolini. "Pero esto también ocurre con los hospitales, las escuelas. No se puede controlar eso", agregó.

La Gran Presa de Marib, que data del siglo VIII, es otra de las víctimas de los conflictos de Yemen.

La UNESCO ha informado que las inscripciones en Sabaean en las paredes de la presa han sido desfiguradas. Los ataques contra la represa tuvieron lugar una semana después de que el Museo Nacional de Dhamar, con más de 12.500 reliquias del patrimonio yemení, se borraron a principios de este mes.

Los civiles miran con tristeza mientras las antigüedades del país se desmoronan. Reliquias culturales, incluyendo manuscritos y estatuas que datan de hace más de 600 años se venden para conseguir dinero rápido.

Paolini dice que el gran movimiento de los refugiados en Arabia Saudí y Yibuti podría ser uno de los medios por el cual las mercancías (de contrabando) salen fuera del país.

"Hay desafíos significativos para localizar a los culpables, y estamos poniendo en marcha mecanismos para capacitar a las organizaciones aduaneras de ambos países", añadió.

Incluso antes de la guerra ya se estaba robando patrimonio que acababa en el mercado negro. Con sólo el 1% del presupuesto del gobierno asignado a proyectos culturales, dijo que los funcionarios bajo el liderazgo de Saleh, robaron sistemáticamente manuscritos y reliquias.

Hisham Al-Omeisy, analista político con sede en Saná, sin embargo, dijo que la coalición liderada por Arabia Saudí es el único responsable de la destrucción y no había podido lograr ningún beneficio hasta el momento. "No utilizas furiosamente un martillo para matar una mosca merodeando una pintura de Van Gogh. La destrucción de un edificio de 3.000 años de edad, para matar a tres o incluso 300 hutíes ha enfurecido a los 30 millones de yemeníes, que han perdido una parte insustituible e inestimable de su patrimonio", dijo Omeisy.

Otros dos sitios que han sido objetivo de agresiones en los últimos días son la mezquita del siglo XIV Aidroos y la fortaleza de Sirah, que data del siglo X, con vistas al Océano Índico. En el siglo XVI, el bastión resistió los ataques de los portugueses y jugó un papel vital en la defensa contra el ejército turco. Los británicos más tarde modificaron el diseño original y la arquitectura de la fortaleza, como se afirma en un informe del capitán Foster, de marzo de 1839.

Al mismo tiempo, Paolini, dijo que el organismo mundial de protección está trabajando con el cuerpo de la coalición liderada por Arabia Saudí para sensibilizar a los militares y asegurar que algunos de los sitios más importantes estén fuera de los objetivos para los bombardeos. "También estamos trabajando con algunas organizaciones arqueológicas reconocidas internacionalmente. Estamos constantemente en contacto con diferentes organizaciones internacionales para promover la protección de estas áreas".

 

“Estamos perdiendolo todo”

Con un patrimonio cultural que se remonta hasta el siglo VI antes de Cristo, algunos yemeníes temen que el país quedará culturalmente en quiebra por la guerra en curso.

Desde 2007 en adelante, el turismo del país ha desaparecido casi por completo, gracias al aumento de los ataques de Al-Qaeda y los secuestros para pedir rescate. "Desafortunadamente, hemos estado fuera del mundo por muchos años", dijo un residente.

"Yemen es un país muy pobre, sin siquiera un sistema de salud ni de educación básica", dijo Paolini.

Khaled dijo: “Yo quiero la paz, y me duele ver esta destrucción en mi ciudad. Los civiles están siendo asesinados en los combates. Nadie está ganando esta guerra... estamos perdiendolo todo”.

Pero la ministra Othman dijo que también había motivos de optimismo: "Mientras haya seres humanos, habrá innovación, habrá creatividad, habrá un patrimonio cultural. Como parte de una sociedad civil, depende de nosotros alzar nuestras voces para detener la guerra que mata el espíritu humano, nos mata y mata nuestro futuro".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “UNESCO: La violencia en Yemen pone en peligro patrimonio de la humanidad”

Dejar una respuesta