Una defensora de derechos humanos saudí recibe apoyo para el Premio Nobel de la Paz

Publicado el Por Jillian D'Amours (author)

Lugar(es):

Loujain al-Hathloul ha estado detenido desde mayo en Arabia Saudí (Facebook)
Loujain al-Hathloul ha estado detenido desde mayo en Arabia Saudí (Facebook)

Un miembro del parlamento canadiense puso el nombre de Loujain al-Hathloul en la contienda por el Premio Nobel de la Paz de este año, una medida que fue gratamente recibida por simpatizantes y amigos de la detenida activista de derechos humanos saudí.

Helene Laverdiere, del Nuevo Partido Demócrata de izquierda de Canadá, anunció el martes que había nominado a Hathloul para el prestigioso premio.

"El coraje de Loujain para continuar trabajando por la igualdad de las mujeres saudíes, incluso sufriendo un castigo extremo e injusto, es más que merecedor del Premio Nobel de la Paz", dijo Laverdiere en un comunicado.

"La tortura que ella y las otras mujeres detenidas han soportado es inconcebible, ilegal y el mundo debe seguir exigiendo su liberación inmediata".

La noticia fue bien recibida por los miembros de ‘Amigos of Loujain’, un grupo de amigos de Hathloul en Vancouver, en la costa oeste de Canadá, que hicieron campaña para que la activista y otros defensores de los derechos saudíes fuesen liberados de prisión.

Hathloul, que estudió en la Universidad de British Columbia (UBC), ha estado encarcelada en Arabia Saudí desde mayo, en medio de una represión generalizada del gobierno contra activistas de derechos humanos. También ha sido sometida a torturas y otros tratos inhumanos mientras estuvo detenida, mantienen los grupos de derechos humanos y su familia.

"Estábamos muy emocionados", dijo Narissa Diwan, miembro de ‘Amigos de Loujain’, que conoció a Hathloul en la UBC en 2011, sobre su nominación al Premio Nobel de la Paz.

"Creemos que ha sido una gran idea. Definitivamente creemos que merece ser nominada para un Premio Nobel de la Paz y esperamos que el tirón pueda ayudarla a ella y a los demás detenidos a salir de la cárcel", dijo Diwan a Middle East Eye en una entrevista telefónica desde Vancouver el martes por la tarde.

"Estamos cruzando los dedos”.

 

‘En el punto de mira por su trabajo pacífico’

Se puede ser nominado para el Premio Nobel de la Paz por un grupo selecto de personas, incluidos miembros de asambleas nacionales, profesores universitarios, ex ganadores del Premio Nobel de la Paz o miembros de la Corte Internacional de Justicia de La Haya, entre otros.

Las nominaciones deben ser recibidas antes del 1 de febrero de cada año. Para marzo se publica una breve lista de nominados y los ganadores del Premio Nobel se anuncian en octubre.

Hathloul se encuentra entre al menos 12 defensores saudíes de derechos humanos que fueron detenidos en mayo de 2018, poco después de que el reino del Golfo levantara su prohibición de conducción para mujeres, un derecho que muchos de los activistas, incluida Hathloul, estuvieron reclamando durante años.

De hecho, Hathloul había sido detenida varias veces por sus esfuerzos en obligar al gobierno saudí a levantar dicha prohibición, como en 2014, tras intentar conducir hasta los Emiratos Árabes Unidos en un acto de desafío a esta ley.

Hathloul fue “atacada por su trabajo pacífico y por defender los derechos de las mujeres, constantemente socavados en Arabia Saudí", dijo Samah Hadid, de Amnistía Internacional, en una declaración tras su arresto en mayo.

"Es absolutamente indignante que tantos valientes defensores y defensoras de los derechos humanos en Arabia Saudí continúen recluidos sin cargos, aparentemente solo por denunciar la injusticia", agregó Hadid en agosto, en el día 100 de la detención del activista.

Arabia Saudí también ha sido acusada de usar tortura y otros tratos inhumanos contra Hathloul y al menos otras siete mujeres que actualmente están detenidas en el reino.

En un informe publicado a principios de esta semana, un panel con sede en el Reino Unido encontró que ocho activistas fueron tratadas de manera "cruel, inhumana y degradante". El Panel de Revisión de Detenciones también dijo que "las autoridades saudíes de los niveles más altos podrían ser responsables del delito de tortura".

En noviembre, Amnistía Internacional informó que varios activistas de los derechos de Arabia Saudí habían sido sometidos a torturas y hostigamiento sexual en la prisión de Dhahban en Yeda.

El grupo de derechos dijo que los activistas, algunos de los cuales son mujeres, fueron torturados con electrocución y flagelación, lo que dejó a "algunos incapaces de caminar o ponerse de pie adecuadamente".

"Estos impactantes informes de tortura, acoso sexual y otras formas de maltrato, si se verifican, exponen nuevas e indignantes  violaciones a los derechos humanos por parte de las autoridades saudíes", dijo Lynn Maalouf de Amnistía entonces.

Si bien no mencionó a los activistas sometidos a torturas, Amnistía dijo que Hathloul estaba entre los detenidos en la prisión de Dhahban. Iman al-Nafjan, Aziza al-Yousef, Samar Badawi, Nassima al-Sada, Mohammad al-Rabe'a y el Dr. Ibrahim al-Modeimigh también fueron retenidos allí, dijo.

En el pasado, las autoridades saudíes negaron los informes que rezaban que algunos activistas habían sido torturados.

Sin embargo, esa afirmación ha sido cuestionada por grupos de derechos humanos y familiares de los detenidos, que han acusado a líderes saudíes, incluido el poderoso príncipe heredero del país, Mohammed bin Salman, de liderar una ofensiva contra las voces de la oposición.

 

Tortura en prisión

La semana pasada, el hermano de Hathloul, Walid, relató la tortura que su hermana contó a sus padres que había soportado mientras estaba detenida. Les dijo que había sido llevada de la prisión de Dhahban a un lugar "conocido como el 'hotel'", escribió Walid en un artículo de opinión para la CNN, donde fue sometida a varias formas de abuso.

"Lo describió como un 'palacio de terror' que se encuentra a 10 minutos de la prisión. Dijo que fue llevada con los ojos vendados y arrojada al maletero de un automóvil de camino a este lugar secreto. Las sesiones de tortura, dijo, normalmente ocurren en el sótano de este palacio", escribió.

"Cuando pienso en lo que sucede en ese sótano, me dan ganas de vomitar. Mi propia hermanita dijo que la azotaron, golpearon, electrocutaron y acosaron de forma frecuente. Dijo que a veces había hombres enmascarados que la despertaban en en medio de la noche para gritar amenazas inimaginables".

Diwan, de ‘Amigos de Loujain’, dijo que espera que la nominación al Premio Nobel de la Paz de Hathloul ayude a atraer más atención a su caso, así como a las condiciones extremas y a los abusos con los que ella y otros defensores de los derechos humanos saudíes tienen que lidiar actualmente en la cárcel.

"Conociendo al gobierno saudí, creemos que fue muy valiente para ser capaz de decir estas cosas y poner en riesgo su propia vida para conseguir algunos derechos de los que las mujeres pueden ahora gozar en Arabia Saudí", dijo Diwan, acerca del trabajo humanitario de Hathloul.

"Ella y los otros detenidos, también, han trabajado muy duro para conseguir eso. Sentimos que tanto ella como los demás deberían ser reconocidos y no encarcelados por ello", dijo.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Una defensora de derechos humanos saudí recibe apoyo para el Premio Nobel de la Paz”

Dejar una respuesta