La petrolera estatal saudí, Aramco, se prepara para salir a Bolsa

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Riad, Arabia Saudita

Logo de Saudi Aramco
Logo de Saudi Aramco

 

Arabia Saudita calcula que Aramco, tiene un valor de más de 2 billones de dólares. Sin embargo, estudios como el de Bloomberg, han especulado recientemente con que el valor real de la compañía podría ser la mitad de lo anunciado por Riad.

El gobierno de Arabia Saudita se ha dispuesto a contraatacar, y el ministro de Energía saudí Khalid Al-Falih ha insinuado que cuando las acciones de Aramco salgan a la venta en 2018 serán aún más altas.

Las reservas de petróleo de Arabia Saudita han sido durante mucho tiempo las mayores del mundo, pero se desconoce con exactitud el volumen de dichas reservas, debido a que a pesar de las fluctuaciones en el mercado y los precios, Riad ha informado anualmente siempre del mismo número de reservas: 261 mil millones de barriles.

Aramco pretende convertirse en la compañía más valiosa del mundo cuando salga a Bolsa con una oferta pública inicial del 5% del valor de la empresa y para ellos, según dijo una fuente a Reuters, Aramco tiene previsto realizar dos auditorias externas antes de finalizar el año, con el fin de esclarecer su valor. 

Aramco está mostrando todos sus datos a los auditores, según las mismas fuentes, y está utilizando dos firmas en lugar de una, en un esfuerzo para reforzar la confianza del proceso.

"Nuestras reservas han sido parcialmente controladas" dijo Falih esta semana, sugiriendo que Aramco va a sorprender a los analistas e incrementar su valor.

 

Acuerdo con el gigante petrolero Shell Estados Unidos

El lunes, Shell anunció mediante un comunicado el cierre de un acuerdo definitivo vinculante entre Shell en Estados Unidos y Aramco, mediante el cual la compañía estatal saudí ha comprado la mitad de Motiva Enterprises LLC “Motiva”- filial en Estados Unidos de Shell-.

El acuerdo descrito por Shell como la creación de “una empresa conjunta 50/50 de refinación y comercialización”, para el cual ambas partes aportará $2,2 mil millones de dólares.

Abdulaziz Al-Judaimi, de Saudi Aramco, dijo: "Esta transacción está bien alineada con la estrategia global de Aramco. Motiva es un fuerte competidor entre las refinerías de los Estados Unidos, y valoramos este importante vínculo con el dinámico sector energético estadounidense. Nuestra intención es continuar proporcionando a Motiva un fuerte apoyo financiero”.

 

Shell sigue siendo cautelosos sobre el petróleo iraní, a pesar del alivio de las sanciones

Royal Dutch Shell ha comprado sólo tres cargamentos de petróleo iraní desde el levantamiento de las sanciones hace un año, lo que supone solo una pequeña fracción de lo que solía comprar y una indicación de las dificultades legales y los altos precios que aún obstaculizan el comercio.

La firma anglo-holandesa no dio una razón de la caída en las compras, que se da a conocer en su informe anual, y la compañía declinó hacer más comentarios.

Sin embargo, fuentes de comercialización de petróleo crudo iraní dicen que a menudo es demasiado caro y, en cualquier caso las sanciones que aún se mantienen en pie suponen un ‘campo de minas legal’ para la  República Islámica.

Como un ejemplo de las dificultades relacionadas con las sanciones, las declaraciones de Shell mostraron que tenía que informar sobre pagos de incluso unos pocos cientos de dólares cuando sus empleados han comprado billetes con aerolíneas iraníes.

Desde el levantamiento de las sanciones el comercio de Irán con los compradores de Asia y Europa se ha disparado, pero muchas grandes compañías petroleras sujetas a la jurisdicción legal de Estados Unidos se mantienen cautelosos sobre la compra de petróleo iraní. A principios de este mes, la administración Trump impuso nuevas sanciones después de que Irán probó un sistema de misiles balístico.

De las grandes compañías petroleras, sólo Total ha comprado crudo iraní en el último año en volúmenes comparables a los niveles anteriores a las sanciones.

Shell dijo en su informe anual que había comprado sólo tres cargamentos de petróleo iraní durante el año pasado.

Shell compró una carga de $45 millones en mayo, de la que obtuvo una ganancia de $1,1 millones, seguido de 2 cargamentos en diciembre con un costo de $103 millones y $106 millones, respectivamente. Los que aún están en tránsito por lo que no se han calculados las ganancias.

Durante el transcurso de 2016, Shell también ha pagado $1.942 millones de dólares en deudas a Irán por las compras de petróleo realizadas antes de las estrictas sanciones de la UE fueron impuestas a Irán en 2012.

En ese momento, Shell estaba comprando hasta 200.000 barriles por día o seis grandes cargamentos de petróleo iraní al mes.

A pesar de cierto alivio en las restricciones de Estados Unidos sobre el comercio con Irán en dólares, Shell dijo que ninguno de los pagos se hizo en dólares.

A pesar de todo ello, Shell dijo que había vuelto a abrir una oficina en Irán en 2016 y firmado acuerdos no vinculantes con la compañía nacional de petróleo de Irán,  para trabajar juntos en el sector petroquímico, en la explotación de petróleo y gas, y en las oportunidades de exportación de gas.





Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “La petrolera estatal saudí, Aramco, se prepara para salir a Bolsa ”

Dejar una respuesta