Bashir de Sudán 'tomó millones en efectivo del príncipe heredero saudí', según un juicio por corrupción

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

El presidente derrocado de Sudán, Omar al-Bashir, se sienta en la jaula del acusado durante la apertura de su juicio por corrupción en Jartum (AFP)
El presidente derrocado de Sudán, Omar al-Bashir, se sienta en la jaula del acusado durante la apertura de su juicio por corrupción en Jartum (AFP)

El ex presidente sudanés Omar al-Bashir admitió haber cogido 90 millones de dólares en efectivo de los gobernantes de Arabia Saudí, incluido el príncipe heredero Mohammed bin Salman, según lo escuchado por un tribunal el lunes cuando comenzó el juicio por corrupción del autócrata expulsado.

El brigadier de policía Ahmed Ali, un detective que trabaja en el caso de corrupción, dijo a un tribunal de Jartum que Bashir dijo que parte del dinero fue "entregado por algunos de los enviados de Mohammed bin Salman".

Bashir compareció ante el tribunal en medio de fuertes medidas de seguridad por primera vez desde el 16 de junio y está acusado de "corrupción, posesión ilícita de moneda extranjera y aceptación ilegal de obsequios".

Dentro de la sala del tribunal, el autócrata estaba sentado en una jaula de metal, sin afeitar y llevaba un vestido blanco tradicional o thobe.

Sus familiares presentes durante el juicio cantaron "Allahu Akbar" (Dios es grandioso), a lo que respondió con lo mismo. La próxima sesión de procedimientos está programada para el sábado.

Ahmed Ali dijo que se encontraron alrededor de 7.8 millones de dólares en la casa del depuesto presidente. El detective dijo que Bashir afirmó que el dinero era parte de los 25 millones de dólares que le envió el príncipe heredero saudí "para ser utilizado aparte del presupuesto estatal".

Bashir también admitió que anteriormente había recibido dos pagos del rey Abdullah de Arabia Saudí por valor de 35 millones y 30 millones de dólares, que había gastado según las investigaciones.

El investigador dijo que Bashir también había tomado dinero del presidente de los EAU, Khaled bin Zayed.

El abogado de Bashir, Ahmed Ibrahim al-Tahir, dijo que su cliente era inocente de corrupción.

"Estamos muy seguros de que nuestro cliente no es culpable y el tribunal retirará este cargo rápidamente", dijo.

 

Presidente derrocado

El ex presidente, que llegó al poder en un golpe de estado en 1989, fue depuesto tras meses de protestas y se encuentra recluido en la prisión de Kober de la capital.

En abril, el teniente general Abdel Fattah al-Burhan, que encabeza el consejo militar que actualmente gobierna Sudán, dijo que se incautaron más de 113 millones de dólares en efectivo en tres monedas distintas en la residencia de Bashir.

Bashir no cumple con las leyes que él mismo impuso cuando emitió un decreto que hace ilegal poseer más de 5.000 dólares en moneda extranjera durante un estado de emergencia.

Sudán sufrió altas tasas de corrupción durante su gobierno, quedando en el puesto 172 de 180 países en el Índice de Percepción de Corrupción y Transparencia Internacional de 2018.

En un esfuerzo por sofocar las protestas que estallaron contra su gobierno en diciembre, Bashir impuso un estado de emergencia a nivel nacional el 22 de febrero.

En mayo, el fiscal general dijo que Bashir había sido acusado de los asesinatos de manifestantes durante las manifestaciones antigubernamentales que finalmente llevaron a su caída.

Las protestas contra el gobierno de Bashir estallaron inicialmente el 19 de diciembre después de que su gobierno triplicara el precio del pan y acabaron pasando a demandas de cambio político después de años de corrupción y represión.

Fue expulsado por el ejército después de que miles de manifestantes organizaran una sentada frente al cuartel militar en el centro de Jartum desde el 6 de abril.

El sábado, el consejo militar gobernante y los manifestantes firmaron un acuerdo para compartir el poder, aparentemente allanando el camino para un gobierno dirigido por civiles después de meses de conversaciones fallidas y una violenta represión contra los manifestantes.

El nuevo cuerpo gobernante tomará juramento el lunes, pero a petición de la oposición, se retrasó 48 horas, según un portavoz del consejo militar.

 

Buscado por la CPI

La Corte Penal Internacional (CPI) ha presentado cargos más graves contra Bashir, incluidos crímenes de guerra, crímenes contra la humanidad y genocidio por su papel en la guerra de Darfur a principios de la década de los 2000.

Según las cifras publicadas por las Naciones Unidas, más de 300.000 personas fueron asesinadas y 2.5 millones desplazadas en el conflicto, mientras que cientos de miles aún viven en condiciones de pobreza.

Durante años, la CPI ha estado exigiendo que Bashir sea juzgado por su participación y ha vuelvo a repetir este llamamiento desde que fue depuesto del poder.

La semana pasada, Amnistía Internacional advirtió que su juicio por corrupción no debería eclipsar los cargos más graves que enfrenta en La Haya.

"Si bien este juicio es un paso positivo hacia la rendición de cuentas por algunos de sus presuntos delitos, sigue siendo buscado por crímenes atroces cometidos contra el pueblo sudanés", dijo Joan Nyanyuki de Amnistía.

"Omar al-Bashir ha evadido la justicia durante demasiado tiempo y las víctimas de crímenes horribles aún esperan justicia, más de una década después de que la CPI emitiese la primera orden de arresto".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Bashir de Sudán 'tomó millones en efectivo del príncipe heredero saudí', según un juicio por corrupción”

Dejar una respuesta