Emiratos pagó a periodistas estadounidenses para desprestigiar a Qatar

Publicado el Por Arabia Watch (author)

La hostilidad emiratí e israelí inició una nueva campaña para demonizar a los qataríes acusandolos de ser el principal sostén del terrorismo. Pero mientras que los israelíes eligieron la estrategia de lanzar sus acusaciones directamente a Doha, los Emiratos Árabes Unidos eligieron pagar dos millones de dólares a un grupo de presión para difundir mensajes contra Qatar.

Qatar, ese rico y pequeño emirato en el Golfo Árabe, ha ganado la enemistad de los Emiratos Árabes Unidos e Israel, el primero por el apoyo de Doha a la Hermandad Musulmana en Egipto, frente al apoyo Emiratí al golpe de estado del ejército egipcio, y mientras Doha apoya a los islamistas en Libia, los Emiratos respalda a las fuerzas supervivientes del régimen de Gadafi, y la segunda enemistad, Israel, es debido al apoyo catarí al Movimiento de Resistencia Islámica (Hamas).

Esta hostilidad apareció en una nueva campaña difundida en los medios occidentales para demonizar a los cataríes, acusandolos de ser el principal sostén del terrorismo. Pero mientras que los israelíes eligieron lanzar sus acusaciones abiertamente contra su nuevo enemigo en Doha de apoyar el terrorismo, en los Emiratos optaron por desarrollar una estrategia más secreta de cara a Qatar, a través de "pagar millones de dólares a un "lobby " en los Estados Unidos, integrado por altos ex funcionarios del Departamento del Tesoro, tanto republicanos como demócratas, para difundir historias contra Qatar por periodistas estadounidenses".

Esto es lo que se salió en el informe del famoso escritor y abogado estadounidense Glenn Greenwald , titulado "cómo controlan los ex-funcionarios del Tesoro y los Emiratos a los periodistas estadounidenses" y publicado en la web de "The Intercept ".

El informe dice que esta sutil táctica logró un notable éxito, y destacó lo fácil que es comprar la opinión política en los medios de comunicación estadounidenses, citando lo publicado por el periodista "David Kirkpatrick" hace dos semanas, y publicado por el "New York Times", sobre la facilidad de comprar periodistas, medios de comunicación y centros de investigación, a través del dinero de países del Golfo y de otros países extranjeros.

Y ya se había puesto de manifiesto en el "New York Times", en un amplio estudio documentado, bajo el título: "potencias extranjeras compran influencia en los centros de investigación," que destapó la financiación de 57 países, entre ellos cinco estados del Golfo, de nueve centros de investigación y think tank norteamericanos con el fin de emitir informes para apoyar sus posiciones o afectar a las decisiones de la "Casa Blanca" y el "Congreso" para beneficio de estos países.

Y los documentos publicados por el "New York Times" mostraron que la mayor parte del dinero fue a parar en los centros de investigación procedía de países europeos, asiáticos y de los países productores y exportadores de petróleo como Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, Arabia Saudí y Kuwait, y que tanto Qatar y los Emiratos Árabes Unidos, países que consideran la continuidad de la presencia estadounidense en el Golfo árabe importante para su seguridad nacional, se rivalizaron para financiar a los centros de investigación, y se enfrentaron en una guerra para construir la opinión pública estadounidense, donde Catar defiende que "los Hermanos Musulmanes" y el "Islamismo político" son la mejor opción para la democracia en el mundo árabe, mientras que los Emiratos trataron de convencer a los políticos estadounidenses que la "Hermandad" es un  riesgo para la seguridad y estabilidad de la región.

El periodista Greenwald dijo que existe un consenso entre los intereses de Arabia Saudí y los Emiratos, Egipto y Israel que tiene como objetivo mostrar a  Doha como "el padre espiritual de todos los terroristas del mundo", una acusación fuertemente negada por Qatar.

Y citó a uno de los implicados en esta campaña, que recibió sobornos de los Emiratos para desprestigiar a Catar: "Los EAU contrató a la consultora norteamericana, Camstoll Group, donde trabajan muchos ex funcionarios del Departamento del Tesoro, y los registros de esta empresa muestran contactos y conversaciones con los periodistas que escribieron artículos críticos con Catar, que la vinculaban con la recaudación de fondos para el terrorismo ".

El funcionario reveló que el grupo "Camstoll ", creado el 26 de noviembre 2012,  está formado por altos ex funcionarios del Departamento del Tesoro, tanto de la administración de "Bush" como de "Obama", y sus competencias consistían en la gestión de las relaciones con el gobierno de Estados Unidos con los regímenes del Golfo Arábigo e "Israel", así como gestionar las políticas relacionadas con la financiación de grupos terroristas, y la mayoría de estos ex funcionarios son "neoconservadores" simpatizantes de la principal corriente cristiana extremista que odia a los islamistas, y dos de los directores del grupo, trabajaron con uno de los islamófobos más activos del país, que es Steve Emerson.

El 2 de diciembre de 2012, después de menos de una semana de fundar "Camstoll", la consultora firmó un rentable contrato para trabajar en temas de consultoría con una entidad totalmente controlada por el Emirato de Abu Dhabi, especializada en pronósticos para inversiones energéticas, "LLC", y su presidente es el mismísimo Emir de Abu Dhabi y presidente de los Emiratos Árabes Unidos, Jalifa bin Zayed, y después de una semana, "Camstoll" fue registrada como una empresa extranjera que actúa en nombre de los Emiratos Árabes Unidos.

Sólo dos semanas de su creación, la empresa recibió honorarios de $ 4,3 millones de dólares por la compañía con sede en los Emiratos Árabes Unidos, y en 2013, consiguió "Camstoll"  3,2 millones de dólares por su trabajo con la misma empresa.

Y este informe publicado por "The Intercept ", conocida página por publicar documentos filtrados sobre la administración estadounidense, confirma que los Emiratos Árabes Unidos gasta más que cualquier otro país en el mundo para influir en la política de los Estados Unidos, y que paga dinero a ex funcionarios gubernamentales de alto rango, como el caso de "Matthew Epstein" y su compañía , con el fin de llevar a cabo su agenda en los Estados Unidos.

Y resumió el papel de “Camstoll” con esos millones de dólares, en dedicar mucho tiempo para convencer a sus amigos periodistas para publicar historias hostiles a Catar, y tuvieron éxito al hacerlo, en gran medida, y muchos de esos periodistas eran neo-conservadores y partidarios de "Israel", como "Eli Lake de la revista "The Daily Beast, y Alana Goodman, del Free Beacon‘s, y Elliot Abrams junto a Jennifer Rubin del Washington Post , y Michael Rubin del Enterprise Institute.

La compañía también contactó con jóvenes periodistas como "Erin Burnett" de "CNN", y "Mark Hosenball" de "Reuters" y "Joby Warrick" del diario "Washington Post." Y en la segunda mitad de 2013, hubo 15 conexiones separadas entre "Camstoll" y "Eli Lake," y todas hechas en nombre de la agenda de los Emiratos árabes Unidos, y en el mes de diciembre, hubo 10 contactos por separado con "Goodman".

 

 

En el primer semestre de 2014,se intensificaron los ataque de los Emiratos a Qatar, y el grupo de presión "Camstoll" contactó varias veces con "Lake",  "Hosenball," "Erin Burnett", "Goodman" y "David Kirkpatrick" del periódico "The New York Times."

 

 

 

Estos esfuerzo dieron los resultados que esperaban los Emiratos, pues en junio, cuando el gobierno de "Obama" anunció un plan para la liberar a los detenidos en Guantánamo y enviarlos a Qatar,  "Lake" publicó un artículo en el " The Daily Beast" que consiguió relevancia y popularidad a gran escala, y describió a Qatar como un amigo de los terroristas.

Y en su artículo, Lake, basándose en fuentes anónimos, afirmó que muchos individuos ricos en Qatar recaudan  todos los días dinero para los yihadistas en Siria, y también dijo: " Enviamos anteriormente ahí a detenidos, y se perdieron sus huellas de forma mágica mágica sin dejar rastro", y afirmó Lake que "el expediente de Qatar es preocupante, y que el emirato es un buen lugar para recaudar fondos para organizaciones terroristas.

También apareció el periodista "Lake " en el canal de televisión "Fox News", y dijo que todavía hay un gran problema con la financiación del "terrorismo", y que en Doha, hay personas que recogen una gran cantidad de dinero para al-Qaeda, Hamas y otros grupos similares.

Y como parte de la campaña, la televisión CNN envió el periodista "Burnett" para Doha, donde se emitió un informe especial titulado: "¿Es Qatar un refugio para la financiación del terrorismo", y describió el canal ese informe como "una mirada en profundidad a las personas que financian al-Qaeda y los grupos vinculados a ella, incluyendo el Estado Islámico ".

También el reportero del "The Washington Post" publicó un artículo en el que dijo que las organizaciones benéficas privadas en Qatar han tomado un papel más destacado en las últimas semanas en la recogida de dinero y suministros para los extremistas islámicos en Siria, y eso de acuerdo a testimonios de funcionarios anteriores y actuales de los Estados Unidos y del Oriente Medio.

El periodista "David Kirkpatrick", quien ha descubierto esta trama, ya destacó anteriormente que Qatar se encuentra bajo un agresivo ataque por partes que comparten intereses, entre ellos Arabia Saudí, los Emiratos, Egipto e "Israel",  estos sujetos han tratado de figurar a Doha como el padre espiritual de los terroristas en todas partes.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Emiratos pagó a periodistas estadounidenses para desprestigiar a Qatar”

Dejar una respuesta