Irán podría enviar asesores militares a Yemen

Publicado el Por Arabia Watch (author), Jonathan Steele (author)

Lugar(es): Teherán, Saná

Un combatientes hutí dispara un tanque contra partidarios del presidente Abedrabbo Mansour Hadi en las afueras de Adén ( (fotografía: AFP)
Un combatientes hutí dispara un tanque contra partidarios del presidente Abedrabbo Mansour Hadi en las afueras de Adén ( (fotografía: AFP)

 

"Irán no ha enviado armas, ni asesores militares, ni tropas de apoyo a las fuerzas antigubernamentales a Yemen, que se han apoderado de Saná y otras regiones del país, a pesar de varias semanas de bombardeos liderados por Arabia Saudí", dijo un ex comandante de la Guardia Revolucionaria iraní.

Hossein Kanani Moghaddam era comandante de la Guardia Revolucionaria durante el último período de la guerra de ocho años con Irak en la década de 1980 y también fue candidato presidencial en 2009 por el Partido Verde que el mismo fundó. No ha descartado el suministro de ayuda militar a Yemen a medio plazo. Pero asevera que no será necesario porque las milicias hutíes han conseguido arrebatar suficientes armas a las fuerzas del gobierno.

Refiriéndose a las fuerzas hutíes como “Ansarullah”, la terminología habitual en los medios de comunicación iraníes, Kanani Moghaddam dijo: "Si en el futuro nos piden asesores militares podemos ayudarles.Ahora mismo no los necesitan. Todas las bases del ejército yemení y los almacenes de armas han sido ocupadas por Ansarullah”.

Arabia Saudí ha acusado a Irán de ayudar a los hutíes. Alegando que su ayuda prueba la intención de Irán de tomar el control de varios países de Oriente Medio. En los últimos días, las autoridades saudíes se han centrado en un buque de carga iraní que se dirige al puerto en el sur de Yemen de Hodeida y pretende atracar allí el próximo jueves.   

Arabia Saudí sospecha el navío porte armamento. Kanani Moghaddam insistió en que la nave sólo lleva ayuda humanitaria, alimentos y medicinas.

Según la ONU, más de 1.500 yemeníes han muerto y cientos de miles de personas han huido de sus hogares desde que los ataques aéreos de la coalición liderada por los saudíes comenzaron en marzo.

Los medios de comunicación iraníes están llenos de historias de atrocidades causadas por Arabia Saudí, incluyendo el bombardeo de hospitales. Y grandes pancartas en las calles principales de Teherán recuerdan la difícil situación en Yemen. 

 

La creciente brecha con Arabia  

Irán en una escalada sin precedentes de retórica anti-saudí ha acusado al reino de actuar con más crueldad en contra de los yemeníes que Israel contra los palestinos. Algunos dicen que es una "nueva Nakba", en referencia a la expulsión de los palestinos cuando el estado de Israel fue fundado en 1948.

"Yemen es como un enorme Gaza", dijo Mohamed Marandi, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad de Teherán.

"Arabia Saudí nunca ha permitido que Yemen prospere. Arabia Saudí tiene mucho dinero procedente del comercio del petróleo, pero nunca ha ayudado a Yemen”, dijo.

Él y otros analistas iraníes argumentan que lo que está sucediendo en Yemen es un levantamiento nacional, en el que las fuerzas hutíes se han unido a los restos del ejército yemení, así como a comités populares de tribus sunies. Argumentan que Abd Rabbuh Mansour Hadi, quien Arabia Saudí y los Estados Unidos están tratando de restaurar en el poder después de huir a Riad hace varios meses, ha perdido su legitimidad.

Durante el despertar árabe Mansour Hadi fue elegido presidente de transición en una encuesta que sólo tenía un candidato. Su mandato se suponía que debía durar sólo dos años, mientras se redactaba una nueva constitución y se mantenía un diálogo nacional. Ese plazo expiró en febrero del año pasado.

“Ningún país puede presumir de ser musulmán, mientras deja caer bombas sobre un país vecino”, dijo el presidente Hassan Rouhani mientras abría un competencia internacional sobre el Corán en Teherán.

El líder supremo, el ayatolá Ali Jamenei se centró en los EE.UU. en su discurso,el sábado, dirigido a funcionarios iraníes y embajadores de los países musulmanes. En sus primeras declaraciones desde que el presidente estadounidense Barack Obama se reunió con líderes árabes del Consejo de Cooperación del Golfo en Camp David y se comprometió a fortalecer la cooperación militar con ellos, Jamenei dijo: "Estados Unidos busca sus propios intereses y hará la región insegura, si es necesario ". Llamó a los EE.UU. "el arquitecto y partidario del terrorismo", y dijo que había creado al grupo conocido como Estado Islámico.

El Líder Supremo dijo que los países del Golfo, incluido Irán, deberían trabajar juntos y excluir a los EE.UU., que tiene intereses propios muy distintos, y está tratando de enemistar a los estados de la región entre sí.

"La seguridad del Golfo Pérsico se refiere a los países de la región y no a los EE.UU. Por lo tanto la seguridad de la región debe ser proporcionada por los países de la región. [...] Somos vecinos: la seguridad del Golfo Pérsico es parte de nuestros intereses. Si es seguro, nos beneficiamos. Si no es seguro perderemos todos”.

A pesar de la dura retórica  contra los EE.UU., los analistas de política exterior iraníes guardan silencio complacidos de que Obama instó a los árabes del Golfo en Camp David a tratar de trabajar con Irán.

"El propósito de la cooperación de seguridad no es provocar la confrontación con Irán ni marginarlo", dijo en una conferencia de prensa después de la reunión.

“Obama dijo que los EE.UU. no se oponen a la influencia de Irán en Oriente Medio”, dijo Abbas Maleki, ex viceministro de Relaciones Exteriores y director del Instituto Internacional de Estudios del Mar Caspio.

 

 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Irán podría enviar asesores militares a Yemen”

Dejar una respuesta