Israel prueba “bombas sucias” en el desierto del Néguev

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Jerusalén

 Una imagen tomada el 8 de marzo 2014 muestran una vista parcial de la central nuclear de Dimona, en el desierto del Néguev, al sur de Israel. (fotografía: AFP)
Una imagen tomada el 8 de marzo 2014 muestran una vista parcial de la central nuclear de Dimona, en el desierto del Néguev, al sur de Israel. (fotografía: AFP)

 

Israel viene realizando pruebas militares en el desierto del Néguev, a fin de evaluar las repercusiones y los daños causados ​​que podría tener la explosión de una bomba radiológica "sucia" de las fuerzas enemigas, según el diario israelí Haaretz. Las bombas ‘sucias’ combinan materiales radiológicos con otros explosivos estándar.

Las pruebas se llevaron a cabo en el marco de un proyecto de cuatro años llamado "Campo Verde", desarrollado en el reactor nuclear de Dimona, a 36 kilómetros de la ciudad de Beersheba, y que terminaron en 2014.

La mayoría de las pruebas de explosión se implementaron en el desierto, mientras que una se realizó en un centro cerrado. En este último caso, el área tuvo que ser puesta en cuarentena hasta que se eliminaron los efectos de la radiación.

Los resultados de la investigación han sido recogidos en las bases de datos de los organismos de ciencias nucleares y presentados en reuniones científicas. Según los investigadores, las pruebas se realizaron con fines defensivos y no para actos ofensivos.

Estas pruebas incluyeron 20 detonaciones de entre 250 gramos a 25 kilogramos de explosivos, mezclado con un material radioactivo llamado "99mTc" que se utiliza para las radiografías médicas. Se utilizaron pequeños drones para medir la radiación y el impacto de cada explosión.

Las pruebas, dice Haaretz, surgieron de la preocupación pública por el terrorismo radiológico después de los ataques del 11 de septiembre de 2001 en  Estados Unidos, y las amenazas de Al-Qaeda.

Israel no ha sufrido nunca un ataque radiactivo, pero el gobierno está tomando todas las precauciones.

El desierto del Néguev no sólo alberga el reactor nuclear de Dimona, sino que también es el hogar de 200.000 beduinos palestinos. Unos 90.000 viven en 46 aldeas, de las cuales 35 no son reconocidas por Israel y por lo tanto no reciben ningún servicio básico como agua o electricidad.

Existe el temor dentro de la comunidad beduina porque Israel siga adelante con un plan ahora archivado, conocido como el ‘Plan Prawer’, para desplazar por la fuerza a las aldeas no reconocidas -con alrededor de 70.000 habitantes- a municipios construidos por el gobierno.

Hace tiempo se especula con que, además de la planificación de la construcción de asentamientos judíos en el lugar de estas aldeas beduinas, el gobierno planea eliminar a algunos de estos pueblos con el fin de utilizarlos como bases de entrenamiento y ejercicios militares alejados de las áreas urbanas.

Israel ha evitado hacer comentarios sobre la actividad de la planta nuclear, incluso después de que su programa nuclear fuera filtrado a los medios de comunicación por Mordechai Vanunu, un técnico que trabajaba en el reactor, en 1986. 

Por otra parte, se ha informado de que Israel ha construido todo un arsenal nuclear subterráneo -que según se estima se compone de 80 cabezas nucleares- que ha reunido ante el silencio de la comunidad internacional.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Israel prueba “bombas sucias” en el desierto del Néguev”

Dejar una respuesta