El vicio al Qat drena las preciadas aguas subterráneas de Yemen

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es):

Vendedor yemení muestra hojas de Qat, una planta narcótica local muy popular, en un mercado (fotografía: AFP)
Vendedor yemení muestra hojas de Qat, una planta narcótica local muy popular, en un mercado (fotografía: AFP)

 

SANAA - La montañosa Yemen ha sido bendecida con más agua que sus vecinos del desierto de Arabia, pero la pasión nacional por el qat, una planta estimulante, amenaza con agotar ese precioso recurso.

En las montañas alrededor de Sanaa, los agricultores están perforando tantos pozos sin licencia para regar los cultivos de qad - anhelado por los residentes de la capital -que el nivel del agua está bajando hasta seis metros al año.

Ahora, los ingenieros tienen que perforar 1.500 metros en algunas zonas para llegar al acuífero.

El qat es un arbusto de hoja perenne nativa de la Península Arábiga y el Cuerno de África, y masticar sus hojas y brotes como estimulante se remonta a siglos atrás. Pero es sólo en el último medio siglo que su consumo se ha extendido desde la elite para convertirse en un punto focal de la vida yemení social y empresarial.

Para los hombres yemeníes, una tarde de mascar qat  ataviados con sus túnicas tradicionales es una oportunidad para fortalecer los lazos sociales, cerrar negocios,  o debatir sobre los temas del día. Pero un número creciente de mujeres y adolescentes también han caído en el hábito.

Se estima que las ventas de qat en Yemen rondan los $ 800 millones al año, una suma enorme en un país clasificado por las Naciones Unidas como el 160 en el mundo en cuanto a desarrollo humano.

Sólo 10.000 hectáreas se dedicaban al cultivo qat  en la década de 1970. Pero en 2012 esa cifra había aumentado a 167.602 hectáreas, lo que representa el 12% de la tierra cultivable de Yemen.

Su atractivo para los agricultores no es difícil de entender. De acuerdo con el Ministerio de Agricultura, se puede ganar con el qat $ 12,500 por hectárea , lo que triplica los ingresos de cualquier otro cultivo.

Se tarda cinco años en obtener una cosecha de un árbol frutal, pero sólo unos meses para obtenerla de una planta de qat, y se puede cosechar hasta cuatro veces al año.

 

Lucrativo pero sediento

Pero cada cultivo tiene un alto costo en el uso del agua, porque las plantas se riegan constantemente un mes antes de la cosecha para asegurarse que las hojas tiernas y los brotes que los usuarios mastican sean tan suaves y húmedos como sea posible.

Para satisfacer el consumo diario de qat de un solo usuario se necesitan unos 500 litros de agua para producirlo.

En la provincia de Sanaa solamente, hay 4.000 pozos perforados sin autorización para el riego de qat, dijo el experto en agua Omar Madhaji.

El bombeo excesivo está bajando el nivel de la capa freática de tres a seis metros al año, advirtió.

El geólogo Ismael al-Janad dijo que la cuenca del acuífero de Sanaa esta siendo drenado a un ritmo insostenible.

"La única alternativa al agotamiento de la capa freática es tomar medidas urgentes para prohibir el uso del agua bombeada en los acuíferos para riego", dijo.

El Ministro de Agua Abdo Razaz Saleh reconoció que el gobierno había fracasado deteniendo a las empresas sin licencia que han estado haciendo excavaciones de pozos profundos y añadió que 150 empresas de este tipo operan solamente en Sanaa, y unas 950 a nivel nacional.

El resultado es que en un país que disfruta de muchas más lluvias que sus vecinos en el desierto,  principalmente que Arabia Saudita, el agua corriente está muy racionada, incluso para aquellos que la tienen.

En Sanaa, una ciudad de unos tres millones de personas, sólo el 45% de los hogares tienen agua corriente y los grifos se abren sólo dos veces a la semana, aseguró Ali al-Sarimi.

Todos los demás se basa en pozos de propiedad privada.

"La mayoría de la gente en esta área dependen de pozos", dijo Bashir Nashwan, como él mismo, que se encontraba en ese momento en cola en una estación de bombeo de Sanaa.

"El agua es proporcionada por un donante generoso. Pero siempre está lleno de gente y tenemos que hacer cola durante horas."

Sólo un tercio de los tres millones de metros cúbicos de agua que consume Yemen cada año provienen de fuentes renovables. El resto proviene de los acuíferos que han tardado millones de años en formarse y no pueden ser reemplazados.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “El vicio al Qat drena las preciadas aguas subterráneas de Yemen”

Dejar una respuesta