Los militares: El verdadero apoyo político de Sisi en Egipto

Publicado el Por Arabia Watch (author), Arwa Ibrahim (author)

Lugar(es): El Cairo

Presidente egipcio, Abdel Fattah Al-Sisi durante una visita a la península del Sinaí el 4 de julio (fotografía: AFP)
Presidente egipcio, Abdel Fattah Al-Sisi durante una visita a la península del Sinaí el 4 de julio (fotografía: AFP)

 

Después de una participación sorprendentemente baja en la primera ronda de las elecciones parlamentarias de Egipto, los observadores dicen que una de las prioridades del presidente Abdel Fatah Al-Sisi es legitimar su gobierno.

En una serie de visitas a países europeos occidentales influyentes, sobre todo Alemania y el Reino Unido, Sisi ha tratado de participar activamente con la comunidad internacional en un esfuerzo por reafirmar su poder y normalizar las relaciones con las potencias internacionales.

La primera fase de las elecciones llevan a una facción política fuertemente respaldada por Sisi al Parlamento, los analistas esperan que la segunda fase de las elecciones previstas para noviembre arrojen resultados similares.

Incluso con el apoyo del Parlamento, los expertos creen que Sisi planea consolidar su base política a través de los militares.

 

Parlamento sin poder

Los observadores electorales ya han tomado nota de casos de votos comprados en las elecciones, informó Al-Monitor.

Además, las tres coaliciones electorales están encabezadas por varios ex líderes de Inteligencia y líderes militares, informó Al-Ahram Online el 7 de octubre.

"La coalición parlamentaria está dirigida por un ex oficial de Inteligencia, mientras que el resto de las listas incluyen a muchos ex militares y ex miembros de Inteligencia", dijo Omar Ashour, profesor de política de Oriente Medio y estudios de seguridad en la Universidad de Exeter.

La coalición llamada “Por el Amor de Egipto” está liderada por el ex oficial de Inteligencia Sameh Seif Al-Yazal.

Al mismo tiempo, Sisi aprobó una nueva ley electoral en agosto que limita drásticamente la influencia de los partidos políticos de Egipto, dejando a elección de los votantes solamente el  80% de los escaños parlamentarios.

Según Mohamed Elmasry, un profesor en la Universidad de Alabama, la nueva ley electoral es un retorno a la legislación utilizada por el ex presidente Hosni Mubarak, que le ayudó a consolidar el poder en los años 1980 y 1990 al privilegiar a las élites adineradas.

A diferencia de Mubarak, sin embargo, Sisi es poco probable que confíe exclusivamente en un Parlamento obediente para respaldarlo. Con fracturas potenciales dentro del mismo Parlamento, posiblemente afectando su gobierno, Sisi  ha sugerido en declaraciones públicas que quiere reformar la Constitución para reducir el poder del Parlamento, escribió Elmasry el 20 de octubre.

De acuerdo con el experto en seguridad de Egipto y ex general, Abdel Hamid Omran "Al contrario que en los países democráticos, donde la base de apoyo del gobierno proviene de los electores, los regímenes no democráticos necesitan - aparte de poder militar - una base alternativa como apoyo”.

"Esta base de apoyo por lo general incluye a personas cuyos intereses financieros están relacionados con el gobierno, tales  personas -incluyendo a medios de comunicación y la industria del cine- así como los muchos individuos corruptos e influyentes" dijo Omarn.

 

Los militares como base de apoyo

Aunque Sisi mantendrá el Parlamento para que su gobierno ofrezca cierto nivel de credibilidad, según los analistas son los militares y sus diversos órganos quienes otorgan el verdadero apoyo a las  instituciones que proporcionan a Sisi el poder y el apoyo que necesita.

"Siempre se ha militarizado el país, pero lo que ha cambiado de manera significativa es que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas (SCAF) se ha convertido en el más poderoso actor económico y político y ha sido capaz de eliminar a dos presidentes (Mubarak y Morsi) y nombrar a otro (Sisi) ", añadió Ashouruna.

Hasta la revolución de 2011, Egipto ha sido gobernado durante más de 60 años por los militares.  Los presidentes Gamal Abdel Nasser, Anwar Al-Sadat y Hosni Mubarak habían sido líderes militares antes de presidir el país.

Fue sólo en 2012, con la elección de los Hermanos Musulmanes que llevó a Mohamed Morsi al poder, cuando Egipto estuvo dirigido por un gobierno cívico.

Por ello, muchos observadores han advertido sobre la estrecha relación entre el retorno de un gobierno militar con Sisi - un ex general del Ejército - que llegó al poder mediante un golpe de Estado y el gobierno de Mubarak.

"Mientras que el Ejército y las fuerzas de seguridad en términos más generales son la piedra angular del régimen egipcio, las élites políticas del Partido Nacional Democrático (PND, que apoyaron a Mubarak) también forman parte de la coalición régimen y a pesar de sus diferencias con Sisi, todavía apoyan ampliamente al gobierno", dijo Shadi Hamid, de la Brookings Institution.

Pero según Ashour hay una gran diferencia entre el gobierno de Mubarak y el de Sisi: "A Sisi le falta el apoyo como el del PND que bajo Mubarak, ganó un importante porcentaje de votos, incluso si fueron manipuladas las urnas ", explicó Ashour. "En lugar de ellos, el soporte principal de Sisi es a través de las armas y de las instituciones del Ejército. Su base de apoyo viene de parte de sus aliados dentro de la Inteligencia militar".

Los militares siempre han sido poderosos en Egipto, incluso durante el período de transición entre el levantamiento de 2011 y el golpe militar del 3 de julio de 2013, su unidad de Inteligencia se mantuvo relativamente al margen de los asuntos políticos.

Esto ha cambiado desde que Sisi llegó al poder, la Inteligencia militar se ha convertido en una potencia líder en el país y el principal apoyo del presidente.

"Bajo Mubarak el papel de la Inteligencia militar fue marginal. Su papel fue principalmente espiar a los oficiales militares asegurándose de que se mantuviera en su papel ", dijo Ashour.

"Uno de los indicadores de este cambio es lo que sucede en las cárceles políticas. El cargo más alto solía ser un oficial de la Seguridad del Estado, ahora sin embargo, el oficial de Seguridad del Estado está reemplazado por un oficial de seguridad militar", agregó.



Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Los militares: El verdadero apoyo político de Sisi en Egipto”

Dejar una respuesta