Armas de fuego, amenazas y controles de bombas: la nueva realidad en Teherán

Publicado el Por Arabia Watch (author), Rohollah Faghihi (author)

Lugar(es): Teherán

Fuerzas de seguridad de Teherán han estado en alerta máxima desde diciembre  (fotografía: AFP)
Fuerzas de seguridad de Teherán han estado en alerta máxima desde diciembre (fotografía: AFP)

 

A la entrada de una estación de metro en el centro de Teherán, hombres armados y con uniformes negros revisan las bolsas y maletines que creen sospechosos.  Los viajeros continúan con sus actividades con calma, y cooperan, pero la presencia de miembros de las fuerzas de seguridad de la “Unidad especial” revela una nueva realidad en la capital iraní.

La “Unidad especial” ha estado patrullando las calles de la capital desde principios de diciembre, después de varias amenazas del grupo Estado Islámico y los atentados en París en noviembre, donde murieron 130 personas en ataques sincronizados devastadores.

Irán sabe que es un objetivo, por el apoyo a Bashar Al-Asad en la guerra civil siria y la formación de milicias en Irak, además de enfrentarse a acusaciones de apoyar al movimiento hutí en Yemen. Estado Islámico, conocido como Daesh entre los iraníes, considera al chií Irán un enemigo.

Esa posición internacional se ha traducido en fuertes medidas de seguridad y advertencias habituales de ataques, sobre todo contra el transporte público, y aunque los teheraníes han expresado sus temores, han llegado a aceptar las medidas en un momento en el que la contaminación en la ciudad parece ser una preocupación mayor.

Mojtaba Bozorgzade, profesor de la Universidad Islámica Azad dijo: "Estoy muy agradecido de nuestras fuerzas de seguridad, la seguridad que tenemos en Irán es a causa de sus esfuerzos. Por eso, en cada ocasión que las fuerzas de seguridad me lo han solicitado he cooperado con ellos, y les he permitido revisarme”.

Sara Pourahmadi, estudiante de historia en la Universidad de Teherán dijo: "Cuando oí las nuevas amenazas de Daesh contra mi país, después de la carnicería de París, yo no estaba aterrorizada en absoluto, estaba segura de que las fuerzas armadas se pondrían en estado de alerta”.

El mayor programa de seguridad se anunció públicamente el 28 de noviembre dos semanas después de los atentados de París; cuando el jefe de la Policía de Teherán, el general Hossein Sajedinia anunció que sus fuerzas habían estado llevando a cabo un entrenamiento antiterrorista para prepararse para cualquier posible amenaza.

Unidades especiales, la unidad de rescate, unidades de artificieros y de oficiales de paisano están involucrados en estos ejercicios, dijo Sajedinia.

 

Una historia de violencia

No es la primera vez que Teherán se ha enfrentado a este tipo de amenazas.

El año pasado, el Ministerio de Inteligencia de Irán dijo que había frustrado un ataque terrorista en la capital durante el mes lunar de Muharram (del 15 de octubre al 12 de noviembre), cuando los chiíes conmemoran la muerte de Hussein Ibn Ali, nieto del profeta Mahoma, en la batalla de Karbala.

El Ejército iraní fue puesto en estado de alerta cuando Daesh se extendió por todo el norte de Irak, y amenazó con llegar a las zonas fronterizas con Irán.

El general Ahmad Reza Pourdastan, un comandante del ejército de Irán, dijo que había dibujado una línea de 40 kilómetros de color rojo en el interior del territorio iraquí y que si Daesh lo hubiera cruzado "el ejército estaba completamente preparado para hacerles frente".

"Hicimos entender a Daesh que si cruzaban esa línea roja, se enfrentarían a una respuesta aplastante por parte de las fuerzas armadas iraníes", dijo, "nos dimos cuenta de que los terroristas ‘Takfiris’ habían recibido nuestro mensaje y se alejaron de la zona de inmediato".

Esa confianza es compartida a través de la política y el Ejército en Irán.

Heshmatollah Falahatpishe, un ex político, dijo: "Las fuerzas de seguridad de Irán han logrado hasta el momento frustrar los ataques de los terroristas dentro de Irán. Han capturado a los operadores y se ha extraído buena información de ellos".

"Las acciones de los terroristas fuera de las fronteras de Irán están bajo nuestra vigilancia. A diferencia del pasado año que estuvieron cerca de nuestras fronteras, ahora están muy lejos de nosotros", añadió.

Pero, ¿por qué el miedo a que los suníes son la “quinta columna” dentro de Irán?. Analistas de los medios dicen que Daesh ha fracasado en gran parte en sus esfuerzos de reclutamiento, y pocos suníes iraníes han sido asesinados mientras combatían junto a Daesh.

Shima Islamiczade, un profesor de idiomas en Teherán, dijo: "Puede que me sienta un poco ansioso acerca de ataques dentro de Irán, pero estoy seguro de que los terroristas no podrán utilizar a sunitas iraníes para llevar a cabo un ataque suicida dentro de Irán. Todos nuestros sunitas en Irán son pacíficos, y afortunadamente no tenemos wahabíes en Irán”.

Aún así, y a pesar de la confianza, el comandante de la policía de Teherán Sajedinia dice que las medidas de seguridad actuales "se mantendrán el tiempo que sea necesario".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Armas de fuego, amenazas y controles de bombas: la nueva realidad en Teherán”

Dejar una respuesta