Batalla por Mosul en Irak: La madre de todas las batallas

Publicado el Por Arabia Watch (author), Suadad Al-Salhy (author)

Lugar(es): Mosul

 Un combatientes de las milicias chiíes delante de una pintada del grupo Estado Islámico tachado (fotografía: AFP)
Un combatientes de las milicias chiíes delante de una pintada del grupo Estado Islámico tachado (fotografía: AFP)

 

Mosul ha estado en manos del grupo Estado Islámico (EI) durante casi dos años, y ha sido de facto su capital en Irak y base de operaciones para muchos de sus ataques contra el territorio controlado por el gobierno.

Durante meses después de la caída de Mosul, en 2014, el gobierno en Bagdad insistió en que se estaba preparando para recuperar la segunda ciudad de Irak, pero los plazos han expirado, y ninguna operación se ha llevado a cabo.

Ahora, Estados Unidos y los políticos iraquíes han advertido que la cercana presa de Mosul está cerca de un colapso catastrófico que podría matar a un millón de iraquíes, y las fuerzas de seguridad luchan para contener los ataques suicidas cada vez más devastadores en el sur del país.

La liberación de Mosul no ha tenido lugar tanto por razones políticas, como porque será una batalla difícil y larga, y nadie espera que los militantes del EI simplemente se retiren de la ciudad. El debilitado Ejército iraquí tiene recursos limitados y la participación de las milicias chiíes - podría decirse que la fuerza más poderosa en Irak en este momento - se está encontrando con resistencia por parte de políticos de la provincia de mayoría suní.

Los preparativos están visiblemente en curso, y miles de soldados iraquíes se han estado moviendo a Nínive desde mediados de febrero, y se espera la llegada de más efectivos. Algunos ya han llegado al campo de Makhmour, a 50 kilómetros al sudeste de Mosul, que se ha convertido en la sede del comando de operaciones militares de Nínive.

Asesores militares también han sido enviados a capacitar a miles voluntarios de la zona circundante para luchar contra el EI.

Fuerzas de seguridad iraquíes el pasado martes han lanzado una ofensiva para expulsar a militantes del EI del desierto, informó Al-Jazeera, en la provincia de Saladino occidental, y cortar las rutas de abastecimiento, rutas entre Anbar y Mosul, dijeron oficiales militares, en el primer paso para construir un nuevo impulso para liberar la ciudad.

 

Un Estado debilitado

Muchos analistas militares y funcionarios han admitido que la batalla por Mosul sería "complicada" y "difícil", y que la liberación de la ciudad sólo podría tener lugar después de eliminar al EI de las ciudades y pueblos de los alrededores.

"Estas áreas tienen que ser liberadas antes de llevar a cabo cualquier movimiento para liberar Mosul", dijo Rashad Ghalali, comandante de las fuerzas kurdas iraquíes desplegadas en Makhmour.

"Una batalla para recuperar los pueblos en el sudeste de Mosul se pondrá en marcha inmediatamente después de la llegada del resto de las tropas del Ejército, las otras áreas fuera de Mosul tienen que ser liberadas también”.

Emad Allow, un analista militar independiente, dijo: "El proceso de acumulación militar necesita más tiempo. Tres brigadas de combate que se han enviado desde Bagdad aún no han llegado en su totalidad. Esperar hasta mayo proporcionaría a las tropas iraquíes y estadounidenses suficiente tiempo para llevar a cabo todos los preparativos necesarios”.

La situación se complica por un aumento en los ataques estilo guerrilla perpetrados por el EI en Bagdad y otras ciudades detrás de la primera línea. El domingo, decenas murieron a causa de la explosión de un camión bomba en Hilla, al sur de la capital, en el peor ataque de este tipo este año, además de una cadena de atentados en un mercado en Ciudad Sadr la semana pasada, en el que murieron 70 personas.

Patrick Martin, analista del Instituto para el Estudio de la Guerra en Washington, dijo a la agencia de noticias AP que los ataques fueron dirigidos para entorpecer los preparativos para una ofensiva en Mosul.

"Si múltiples ataques como estos ocurren en un futuro próximo, el cálculo de los militares, probablemente tendrá que cambiar", dijo.

 

Una guerra chií en una ciudad suní

Otro obstáculo al que hacen frente los planificadores militares es la inclusión de milicias chiíes apoyadas por Irán, bajo el paraguas de las Unidades de Movilización Popular (PMU).

Muchos políticos suníes han presionado a los EE.UU. para impedir su uso en Mosul, por temor a que las facciones armadas chiíes se hagan hueco en Mosul y lleven a cabo venganzas contra inocentes, tal como han sido acusados ​​de haber hecho en la recuperación de Tikrit el año pasado.

El primer ministro Haider Al-Abadi no está teniendo en cuenta nada de esto, insistiendo en el Parlamento que "nadie se atreve a pedirme que excluya a las PMU. ni los EE.UU., ni los británicos”.

A pesar de su duro discurso, el problema sigue sin resolverse y siendo profundamente polémico. A principios de la semana pasada, el Consejo de Nínive dijo que se opondría a cualquier participación de las milicias chiíes. La coalición de fuerzas iraquíes, un bloque político suní, expresó una oposición similar.

A pesar de estos problemas, funcionarios de seguridad de Estados Unidos dijeron el lunes que las operaciones militares contra el EI de hecho ya habían comenzado y el gobierno iraquí había entregado su plan para liberar  Mosul a los comandantes estadounidenses.

Un portavoz del Departamento de Defensa de Estados Unidos dijo: "La gente se ha confundido, tal vez, al preguntar ¿cuándo comenzarán las operaciones? Yo diría que esas operaciones ya han comenzado”.

Esa batalla, según fuentes iraquíes, se pondrá en marcha a partir de tres frentes, de Makhmour al este de Mosul, Shirqat a 115 kilómetros al sur, y Bashiqa, a 12 km al noroeste. La fuerza aérea liderada por Estados Unidos va a crear un “cortafuegos” para cortar el paso a los caminos de suministro entre Mosul y zonas en manos del EI.

Las fuentes dijeron que las fuerzas kurdas, soldados iraquíes de élite y las milicias dominadas por los chiíes formarán la vanguardia de las operaciones, junto a las fuerzas del Ejército regular iraquí.

"La batalla de Mosul es decisiva, complicada y difícil, y nos aseguraremos de que será diferente de las batallas de Tikrit y Anbar", dijo un oficial del ejército iraquí.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Batalla por Mosul en Irak: La madre de todas las batallas ”

Dejar una respuesta