Las tropas iraquíes pagaron un alto precio por la victoria en Faluya

Publicado el Por Suadad Al-Salhy (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Faluya

Patrulla de la policía iraquí de Faluya el 30 de junio (fotografía: AFP)
Patrulla de la policía iraquí de Faluya el 30 de junio (fotografía: AFP)

 

Cientos de soldados iraquíes fueron asesinados y más de 3.000 resultaron heridos durante las cinco semanas de batalla para recuperar Faluya de manos del grupo Estado islámico (EI), según fuentes militares iraquíes.

Desde el comienzo de la guerra de Irak contra EI en junio de 2014, cuando casi un tercio del país fue capturado por EI después de la caída dramática del Ejército iraquí, las autoridades se han negado han comentar, o minimizado el número de víctimas entre las fuerzas de seguridad iraquíes.

El general Hadi Erzaje, adjunto del comandante de las operaciones militares de Faluya, dijo anteriormente: "Tenemos bajas, pero no tantas, estamos involucrados en la lucha por lo que no podemos revelar dicha información”.

Sin embargo, un alto funcionario de seguridad que habló bajo condición de anonimato dijo que al menos 394 miembros de las fuerzas de seguridad murieron y 3.308 resultaron heridos en la batalla, que comenzó el 23 de mayo y terminó a principios de este mes.

Fuentes médicas y militares han hablado de un número de muertos aún mayor, diciendo esta semana que más de 900 soldados murieron en la batalla.

Estas cifras no incluyen a miembros de las milicias que murieron mientras combatían en Faluya. Tampoco se han hecho públicas cifras de muertes entre los residentes de Faluya. Se estima que más de 80.000 residentes han sido desplazados durante los combates.

Las mismas fuentes indicaron que 35.000 miembros de las fuerzas iraquíes, apoyados por tropas paramilitares multi-sectarias y la coalición internacional liderada por Estados Unidos se enfrentaron a EI matando a miles de militantes durante la ofensiva.

La reconquista de la ciudad representa un "golpe devastador" para la organización terrorista, consideran los analistas y oficiales militares.  

Un militar estadounidense dijo a Military Times el jueves que el verdadero tamaño de la fuerza de combate de EI estaba en duda después de Faluya.

El primer ministro iraquí, Haider Al-Abadi, anunció el domingo la liberación de Faluya y levantó la bandera iraquí en los edificios gubernamentales en el centro de la ciudad.

Sin embargo, hasta ahora, no ha estado claro lo que el coste de la campaña ha tenido para los iraquíes.

 

Impacto equivalente a una bomba nuclear

La mayor parte de las fuerzas de seguridad que murieron en Faluya murieron ya sea por coches bomba suicidas o los ataques con cohetes utilizados por los militantes en una amplia escala hacia el final de la batalla para bloquear el avance de las fuerzas, dijeron las fuentes.

El escuadrón anti terrorista iraquí, una unidad de combate de élite, tuvo el menor número de muertes. Las mayores bajas, según dijeron fuentes militares, fueron entre las tropas de la policía federal que lucharon sin cobertura aérea en la región norte de Faluya y también liberaron el centro de la ciudad.

"No somos del ejército ni equipos de lucha contra el terrorismo, somos de la policía federal. Nosotros no tenemos tanques ni aviones, estábamos luchando con nuestros cuerpos”, dijo el teniente general Ra'ad Jawdat, el comandante de la policía federal iraquí.

Jawdat dijo que la policía federal que opera en centro norte de la ciudad ha sido atacada por 90 coches bomba suicidas. "Si los ponemos juntos, su impacto sería equivalente a una bomba nuclear", dijo.

Jawdat no quiso comentar cuántos policías murieron en Faluya.

 

Bajas de militantes

Faluya -también conocida como la ciudad de las mezquitas por los cientos de lugares de culto construidos en la época de Saddam Hussein, quien animó a los comerciantes musulmanes suníes a construir establecimientos religiosos libres de impuestos- había sido la base de la mayor parte de los altos mandos de EI en Irak y Siria.

Algunos expertos dicen que su captura puede marcar el principio del fin para EI en Irak, aunque el grupo aún controla la ciudad clave de Mosul.

"Faluya era el cerebro del insecto", dijo Hisham Al-Hashemi, un experto iraquí en los grupos islámicos armados y asesor de seguridad del gobierno.

Hashimi y la mayoría las autoridades iraquíes dijeron que Faluya era el flanco débil de Bagdad, Babel, Karbala, Najaf, Salahudino y Anbar, y fue utilizado como una plataforma de lanzamiento para la mayoría de los ataques suicidas dirigidos contra estas provincias durante la última década.

Fuentes militares iraquíes dijeron que al menos 2.500 combatientes de EI murieron en Faluya y sus alrededores. Otros 2.186 fueron detenidos por las fuerzas iraquíes mientras trataban de huir de la ciudad entre las familias desplazadas.

"Ellos (los militantes de EI) salieron de la ciudad con las familias que huían. Algunos de ellos utilizaron identificaciones falsas, otros estaban disfrazados con ropa de mujer", dijo el general Erzaje.

El número de militantes detenidos podría aumentar ya que las autoridades de seguridad iraquíes todavía están evaluando los registros de otros 6.000 detenidos bajo custodia de las autoridades locales de seguridad en los centros de detención temporal cerca de Faluya, dijo Erzaje.

También se espera que el número de víctimas en ambos bandos aumente, ya que las cifras actuales no incluyen los desaparecidos ni los cuerpos de soldados y militantes todavía en la ciudad, dijeron las fuentes.

A pesar de las pérdidas, algunos analistas dijeron que la recuperación de Faluya debe ser visto como un triunfo que ha levantado la moral de las fuerzas iraquíes.

"Faluya fue el dínamo de la organización, quien gane la batalla en Faluya, ganará la guerra", dijo Hashimi. "Ahora, podemos decir que Daesh (EI) ha perdido la guerra. Cuando perdió Faluya, perdió la guerra en Irak".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Las tropas iraquíes pagaron un alto precio por la victoria en Faluya”

Dejar una respuesta