Terroristas de Al-Qaeda en las listas de EE.UU. son estrellas televisivas en Arabia Saudita

Publicado el Por Arabia Watch (author), Shuaib Almosawa (author)

Lugar(es): Riad, Arabia Saudita

 Abdulmajid al-Zindani, designada como terrorista por EE.UU., el destacado clérigo saudí Muhammad Al-Arifi (izquierda) y otros estudiosos, imagen compartida en 2015 (fotografía: Captura de vídeo)
Abdulmajid al-Zindani, designada como terrorista por EE.UU., el destacado clérigo saudí Muhammad Al-Arifi (izquierda) y otros estudiosos, imagen compartida en 2015 (fotografía: Captura de vídeo)

 

Lo que al principio parecía una visita normal a un enfermo en un hospital entre dos viejos amigos para ponerse al día, resultó ser todo lo contrario.

En imágenes trasmitidas a través de un canal anónimo de Youtube a principios de 2016, un anciano clérigo yemení visitó a su homólogo saudí, Ayeth Al-Qarni, en un hospital de Riad, y le llevó buenas noticias desde el frente de batalla en la país vecino.

“Tengo buenas noticias para ti desde Taíz”, dice Abdulmajid Al-Zindani, que apoya la guerra de la coalición liderada por Arabia Saudita contra los rebeldes chiíes hutíes en Yemen. 

Pero Zindani, al que al parecer se le permite circular libremente en Arabia Saudita, es un veterano seguidor de Al-Qaeda, y en 2004 fue incluido en la lista de terroristas globales especialmente designados por el Tesoro de Estados Unidos.

"Y pronto, si Dios quiere, será Saná (capital de Yemen)", añade Zindani, ex consejero espiritual de Osama bin Laden.

Aunque Zindani ha mantenido un perfil bajo durante los últimos años, ha conservado su influencia y respeto entre sus pares dentro del credo wahabí en Yemen y el Golfo.

Pero Zindani no es el único en hacer este tipo de apariciones públicas, y durante los últimos años Arabia Saudita se ha convertido en un centro para las celebraciones de los radicales islamistas.

 

Relaciones oscuras

Tales apariciones públicas, muchas en televisión, ofrecen una pequeña ventana a una relación de sombras, pero con frecuencia armónica, del reino con lo que muchos denominarían “extremistas”.

Dos fuentes en Riad sugieren que al menos cinco yemeníes designados como terroristas por el Tesoro de Estados Unidos han asesorado y coordinado operaciones saudíes en Yemen con las fuerzas aliadas en el terreno, en un intento de Arabia Saudita para restaurar al presidente Abd Rabbuh Hadi, quien fue derrocado por una rebelión hutí, en un primer momento con el apoyo de los partidarios dentro del Ejército del ex presidente Ali Abdullah Saleh.
 
La rama de Al Qaeda en Yemen, Al-Qaeda en la Península Arábiga (AQAP), es considerada por Estados Unidos como el más letal de sus ramificaciones globales.  

El Tesoro de Estados Unidos ha acusado a los estudiantes de Zindani de varios ataques terroristas en todo el mundo, incluyendo matar a tiros a tres misioneros estadounidenses en Yemen en 2002. 

Durante su estancia en Arabia Saudita, Zindani ha tenido una gran acogida por parte de clérigos y funcionarios, incluyendo al jeque Saad Alshatri, un clérigo nombrado en 2015 como consejero en la Corte Real.

En otro vídeo de YouTube, que fue retirado más tarde, Zindani elogió el liderazgo regional de Arabia Saudita y su éxito en la creación de la Alianza militar islámica para luchar contra el terrorismo, creada en 2015, ya que esto "no habría ocurrido en el pasado sin el consentimiento previo de potencias mundiales".

Nayif Al-Qaysi, otro yemení designado por el Tesoro de Estados Unidos como terrorista global. Es un líder de un grupo anti-hutí y fue nombrado por Hadi como gobernador de Bayda, en diciembre de 2015, una posición que el Tesoro dijo que se utilizó para facilitar aún más la expansión y asentamiento de AQPA en Bayda, la principal fortaleza de AQAP y lugar de nacimiento de Qaysi.

El Tesoro dijo que Qaysi proporciona a AQAP, y tribus aliadas, armas y dinero para luchar contra los hutíes.

"A partir de 2016, Al-Qaysi era un alto funcionario de AQAP y un apoyo financiero de AQAP. En ese momento, él obtenía algo de dinero para AQAP de partes externas a Yemen", escribió el Tesoro de EE.UU..

"Él entregó ayuda a AQAP y utilizó su posición política como un líder de la gobernación de Al-Bayda, Yemen, para facilitar la expansión y asentamiento de AQPA en la gobernación".

 

Abogando por la 'resistencia' en Yemen

A través de apariciones en los canales de TV y recorriendo Arabia Saudita desde que comenzó la guerra en Yemen, Qaysi ha pedido repetidamente más apoyo para la "resistencia", diciendo que podría significar una diferencia en el campo de batalla.

En una entrevista en la televisión Al-Ekhbariya, en un estudio de Riad, se cree que en abril de 2016, Qaysi fue retratado como un héroe de la "resistencia".

Qaysi explicó las dificultades en Bayda, donde los hutíes continúan controlando la capital de la gobernación.

Culpó a una escasez de suministros de la imposibilidad de expulsar a los hutíes. "La resistencia no puede esperar para luchar contra el enemigo. Sin embargo, (los combatientes dirían) 'dame algo para dar la cara’”. "La resistencia tiene armas sencillas. De lo contrario, se podrían haber hecho maravillas", añadió.

Dijo que la coalición de Arabia Arabia Saudita había proporcionado suministros a sus combatientes locales y que se había entregado a la coalición un plan para 'liberar' Bayda.

También dijo que la coalición ha establecido un campamento militar en Al-Abr, un distrito de la provincia suroriental de Hadramout, un puerto terrestre de Yemen cercano a Arabia Saudita, para entrenar a la resistencia.

La entrevista se llevó a cabo alrededor de un mes antes de ser designado como terrorista, y se borró después del YouTube del canal, pero aún se puede ver aquí.

Incluso después de haber sido designado, Qaysi fue entrevistado varias veces en Al-Hadath, una rama del canal de televisión Al-Arabiya.

Hadi reemplazó a Qaysi a finales de julio, sin necesidad de indicar los motivos de despido.

El portavoz del gobierno de Hadi no proporcionó una respuesta a la designación de los EE.UU. de Qaysi como un terrorista, o la alegación de que está vinculado a AQPA.

 

Dirección de fondos para AQAP

A diferencia de Qaysi, que fuentes en Riad dicen que ha seguido yendo y viniendo entre Riad y Yemen antes de su designación y después también, otro político de Yemen en la lista de terroristas de Estados Unidos ha estado en Arabia Saudita durante casi tres años.

Abd Al-Wahhab Al-Humayqani, designado en 2013 como un terrorista global por el Tesoro de EE.UU., ayudó directamente al flujo de fondos desde individuos en Arabia Saudita y otros países hasta AQAP, dijo el Tesoro.

También de Al-Bayda, Humayqani es el secretario general de Alrashad, el Tesoro dijo: "AQAP tiene previsto utilizarlo como cubierta para la contratación y formación de combatientes y un medio para atraer un apoyo más amplio".

Se dijo que el liderazgo AQAP decidió que Humayqani jugaría un papel público como líder y portavoz del nuevo partido político, creado en julio de 2012.

Con frecuencia aparece en los canales de televisión de Arabia Saudita, incluyendo Al-Arabiya, Al-Hadath y Al-Ekhbariya, desde donde Humayqani a menudo aboga por una mayor acción militar en contra de “agentes” de Irán en Yemen.

En una entrevista con Al-Hadath en abril de 2015, casi un mes después que Arabia Saudita lanzara su campaña militar en Yemen, en directo desde Riad, Humayqani hizo hincapié en que los hutíes deben acatar una resolución anterior a la guerra de la ONU que exigió la retirada de los hutíes de todo el territorio incautado.

"De lo contrario", Humayqani dijo: "No creo que la coalición deje solos a los yemeníes", y agregó que la decisión de los hutíes recaía en Irán. 

A principios de junio de este año, Arabia Saudita incluyó a Humayqani en una lista de unos 50 "terroristas" a los que acusó de estar respaldados por Qatar y exigió a Doha que lo entregara, aunque ha residido hace años en Arabia Saudita.

Las autoridades saudíes no han respondido a las preguntas acerca de por qué Humayqani de pronto se convirtió en un problema, teniendo en cuanto que él ha estado en el reino en libertad desde que comenzó la guerra.

El Departamento de Estado de Estados Unidos no ha respondido a las preguntas sobre la conducta de su aliado clave en la guerra contra el terrorismo.

Dos yemeníes más designados se encuentran en Arabia Saudita: Al-Hasan Abkar y Abdallah Al-Ahdal se añadieron a la lista de terroristas en diciembre de 2016.

Abkar es un líder de Islah y el jefe del partido en la provincia de Al-Jawf, su lugar de nacimiento.


Yendo y viniendo entre Arabia Saudí y Yemen

Los hutíes invadieron Al-Jawf en 2014, lo que obligó a Abkar a huir y unirse a Hadi en Arabia Saudita.

No fue hasta que las fuerzas aliadas, apoyadas por ataques aéreos, expulsaron a los hutíes de la provincia de la capital, que Abkar apareció otra vez, en febrero de 2016.

Las fuentes en Riad dijo que Abkar, como Qaysi, continúa yendo y viniendo entre Yemen y Arabia Saudita.

El Tesoro dijo que "a partir de 2015, Abkar era un comandante AQAP responsable de las gobernaciones de Yemen de Marib y Al-Jawf, junto con Al-Qaysi, se reunieron los miembros de AQPA en apoyo de las operaciones de militantes y ayudaron a adquirir armas para los combatientes de AQAP. Desde por lo menos mayo de 2015, Abkar ha ordenado a los miembros de AQPA que lucharan contra los rebeldes hutíes en Yemen".

Los hutíes -zaidíes, de una facción del Islam cercana al chiísmo- con la ayuda del ex presidente Saleh y una gran parte del Ejército nacional, en gran medida leal a Saleh, tomaron la capital de Yemen, Saná, en septiembre de 2014. Hadi y su gobierno cayeron después que tres años de conversaciones nacionales para poner fin a tres años de agitación llegaron a un punto muerto.

Huyendo del arresto domiciliario en Saná, Hadi pidió la intervenciónde Arabia Saudita.

La respuesta llegó incluso antes que Hadi llegara al reino. Comenzaron a bombardear Yemen el 25 de marzo de 2015, formando una coalición de Estados del Golfo con el apoyo logístico de EE.UU. y Reino Unido.

Los objetivos anunciados se centraban en la restauración de Hadi en el poder, la lucha contra la "expansión" de Irán, que los saudíes consideran representados por los hutíes (medios de Arabia han afirmado a veces que guardias revolucionarios iraníes han muerto mientras apoyaban a los hutíes durante la guerra), y contrarrestar la amenaza  de la rama de Al-Qaeda en Yemen.

Sin embargo, muchos creen que mientras Hadi y su gobierno siguen en gran medida en el exilio en Riad, ningún iraní ha muerto y AQAP sólo ha fortalecido su posición.

Max Abrahms, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad del Noreste y un experto en terrorismo, piensa que "los grupos salafistas como ISIS o Al Qaeda" no están siendo contrarrestados por Arabia Saudita como afirman a menudo sus funcionarios.

"Mira lo que los saudíes están haciendo en Yemen. Obviamente, el objetivo es contrarrestar a los hutíes, no a AQAP. Esta guerra es una vergüenza total", dice Abrahms.

 
 ¿AQAP desapareciendo en el desierto?

El puerto de Mukalla, capital de Hadramout, es un ejemplo de cómo ahora Arabia Saudita parece lidiar con Al-Qaeda.

AQAP tomó la ciudad días después de que la coalición de Arabia Saudita lanzó su campaña en marzo de 2015, pero no procedió a lanzar un solo ataque aéreo contra la zona.

Fue sólo después de lucrativos negocios y que el gobierno autónomo de AQAP en la ciudad aparecieron en los titulares de prensa, que las fuerzas de EAU se apoderan de la ciudad a principios de 2016. Los locales han dicho que AQAP luego simplemente desapareció en el desierto.

La coalición dijo que mató a 800 militantes de Al-Qaeda cuando tomó Mukalla, aún no hay pruebas de ello.

Arabia Saudita puede tener buenas razones para no tomar ninguna medida contra AQAP o individuos afiliados, al menos por el momento, señala un analista de Yemen.

"El reino los necesita ahora para que estén presentes en muchos de los frentes de batalla," dice Abdurazaq Al-Jamal, un experto centrado en grupos islamistas extremistas.

Pero la guerra brutal y destructiva ha tenido un subproducto: Se ha creado una crisis humanitaria catastrófica en el que ya era el país más empobrecido de la región.

 

 

 

 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Terroristas de Al-Qaeda en las listas de EE.UU. son estrellas televisivas en Arabia Saudita”

Dejar una respuesta