Guerra en Yemen: ¿Por qué los hutíes y las fuerzas de Saleh están intercambiando insultos y balas?

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Saná, Yemen

Manifestación del Partido Congreso general del Pueblo (CGP), liderado por el ex presidente Ali Abdullah Saleh, en Saná el 24 de agosto de 2017  (fotografía: Reuters)
Manifestación del Partido Congreso general del Pueblo (CGP), liderado por el ex presidente Ali Abdullah Saleh, en Saná el 24 de agosto de 2017 (fotografía: Reuters)

 

Líderes del grupo hutí y partidarios del ex presidente Ali Abdullah Saleh, aliados en la guerra civil de Yemen, dijeron el martes que habían accedido a aliviar las tensiones entre ellos después de que varias personas murieron en un enfrentamiento.

La violencia estalló la noche del sábado entre miembros hutíes y aliados a Saleh, en una ruptura dentro de la principal coalición que lucha contra el gobierno del presidente Abd Rabbud Mansour Hadi, respaldado por Arabia Saudita.

Aref Al-Zouka, jefe del Partido de Saleh del Congreso General del Pueblo (CGP), y el portavoz oficial del grupo hutí, Ansarullah Mohammed Abdulsalam, se reunieron la noche del lunes en Saná, capital de Yemen.

Ambas delegaciones acordaron durante la reunión “eliminar todas las causas de las tensiones que se produjeron en la capital, para regresar a la situación de seguridad anterior a los incidentes de la semana pasada”, dijeron mediante un comunicado.

 

Los aliados se convirtieron en enemigos

Los combatientes hutíes y las tropas leales a Saleh han trabajado hombro con hombro. Los miembros de un grupo nunca piden a los miembros del otro grupo mostrar sus tarjetas de identificación.

Aunque ambas partes pueden haber acordado remendar las relaciones, sus combatientes han perdido la confianza en sí, y los residentes temen lo que pueda ocurrir en un Yemen cada vez más violento y fragmentado, ya a mitad de camino en su tercer año de guerra.

La noche del sábado, el convoy de Salah Saleh, hijo del ex presidente, fue detenido por un puesto de control hutí junto a la rotonda de Al-Misbahi, en el barrio de Hadda Saná.

Cuando los hutíes, quienes estaban vigilando al hijo de Saleh, en primera instancia intercambiaron insultos, pero acabaron a tiros. Al final, cuatro personas murieron y otras tantas resultaron heridas.

La causa inmediata de la tensión se puede remontar a la batalla dialéctica de la semana anterior entre Saleh y los hutíes. El 21 de agosto, el ex presidente dio a entender que sus aliados solamente eran “una milicia”. Los rebeldes respondieron diciendo que el ex presidente era un “traidor” y que debería “asumir las consecuencias” por su afrenta.

Al día siguiente, Mohammed Ali Al-Houthi, el presidente del  ‘Comité Revolucionario’ que gobierna Saná, exigió al Partido de Saleh pedir disculpas, sin especificar por qué, a Ansar Allah (el grupo conocido como ‘hutíes’).

 

Cómo se deshizo la alianza

La relación no siempre fue tensa: En 2014 una alianza entre Saleh y los hutíes expulsó al gobierno yemení de Saná. La asociación desde entonces ha sido táctica: Los rebeldes pueden aprovechar el poder político de Saleh, al tiempo que este se beneficia de su influencia militar.

Sin embargo, la alianza ha fracasado últimamente. Los hutíes, según los informes, sospechan que Saleh quiere negociar con la alianza militar liderada por Arabia Saudita y respalda al gobierno de Hadi, ahora con sede en Adén.

Mientras, Saleh parece perturbado por el creciente poder de los hutíes en la capital, incluyendo el control de algunos Ministerios.

El 24 de agosto, Saleh aprovechó el 35 aniversario de la creación de su Partido CGP para demostrar su apoyo en Saná, logrando que los hutíes -que no se unieron a la celebración- crean que ahora quiere gobernar solo. Poco después, el líder de Ansar Allah dió un discurso acusando a CGP de tomar el control de las instituciones públicas.

Nabil Al-Sofi, un periodista y líder del CGP, dijo en Facebook el domingo que los guardias de Saleh invocan el nombre del ex presidente para calmar la tensión y muestran sus tarjetas de identificación, pero aún así hay enfrentamientos.

Al-Sofi dijo que entre las cuatro personas que murieron durante el tiroteo se encuentra el coronel Khalid Al-Radhi, el jefe adjunto de Relaciones Exteriores del CGP, quien recibió un disparo en la cabeza y otro en el corazón por un francotirador que le disparó por la espalda. Según dijo otras 10 personas resultaron heridas.

Las noticias locales dijeron que Al-Radhi estaba en el mismo coche que el hijo de Saleh, que al parecer resultó herido, aunque esto no ha sido confirmado.

El CGP dijo en un comunicado el domingo que Al-Radhi fue asesinado cuando regresaba del trabajo a casa, sin nombrar a los autores.

Ali Al-Bokhaiti, ex líder de los hutíes que ha mantenido buenas relaciones con ambas partes en Yemen y en el extranjero, dijo a través de ‘Twitter’ que Al-Radhi murió después de un comité de mediación llegó y se detuvieron los enfrentamientos. “Un Houthi lo traicionó. Es la milicia de la traición y la perfidia, y todo tipo de bajeza".

La agencia de noticias Saba -gestionada por los hutíes- dijo por su parte el domingo que tres soldados hutíes habían muerto. El Ministerio del Interior envió sus condolencias a sus familias, pero no hizo mención a Al-Radhi.

Mohammed Ali Al-Houthi, el jefe del Comité Revolucionario, dijo a través de su cuenta de Facebook el sábado: "Espero que todos puedan comportarse con calma y compromiso. El frente sigue siendo prioridad para todos". El Consejo Político Supremo conjunto Houthi-Saleh, que controla las áreas dirigidas conjuntamente por los dos grupos, dijo después de reunirse el domingo que "las consecuencias de los enfrentamientos del sábado se contuvieron y lo que ocurrió fue un incidente accidental”.

 

Residentes: Tememos lo que viene

Los residentes en Saná han visto una creciente presencia de vehículos militares de ambos grupos en sus calles.

Alaa Al-Salami, que vive en Hadda y no apoya a ninguna de las partes, dijo que las fuerzas de Saleh habían comenzado a aparecer en su barrio, donde viven varios líderes de CGP. Ahora los residentes temen que puedan ver más enfrentamientos.

"La situación en Saná, especialmente donde viven los líderes, no es segura en absoluto, y los residentes han comenzado a salir de sus casas, ya que ven llegar refuerzos militares en sus barrios“, dijo.

"Los ataques aéreos no nos han matado todavía, pero ahora tememos que nos maten los enfrentamientos. Nuestro único pecado es que no podemos huir de nuestro país".

Otros locales también manifestaron que temen por su bienestar y evitan caminar cerca de los puestos de control o instalaciones militares.

Ibrahim Al-Siragi, un analista político independiente con sede en la ciudad, dijo la semana pasada que Saleh había estado en contacto con los Emiratos Árabes Unidos (EAU), donde reside su hijo Ahmed. Si los enfrentamientos continúan, dijo, Saleh puede reconciliarse con la coalición liderada por Arabia Saudita.

 
 
 
 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Guerra en Yemen: ¿Por qué los hutíes y las fuerzas de Saleh están intercambiando insultos y balas?”

Dejar una respuesta