Coalición liderada por Estados Unidos rechaza la petición de alto el fuego de la ONU en Raqa

Publicado el Por Arabia Watch (author), Wladimir van Wilgenburg (author)

Lugar(es): Raqa, Irak

 Edificios en ruinas después de los enfrentamientos con militantes de Dáesh en la ciudad vieja de Raqa, el 19 de agosto de 2017 (fotografía: Reuters)
Edificios en ruinas después de los enfrentamientos con militantes de Dáesh en la ciudad vieja de Raqa, el 19 de agosto de 2017 (fotografía: Reuters)

 

La coalición liderada por Estados Unidos que lucha contra el Dáesh (grupo ‘Estado Islámico’) en Raqa ha rechazado una petición de la ONU para llevar a cabo una pausa humanitaria en los combates. Los comandantes han dicho que una pausa costaría más vidas civiles.

La ONU calcula que entre 10.000 y 20.000 civiles permanecen atrapados en la ciudad, soportando condiciones extremas y sobreviviendo con suministros cada vez más escasos, mientras las Fuerzas Democráticas de Siria (FDS), una coalición dominada por los kurdos y respaldada por Estados Unidos avanza lentamente en la ciudad.

Desde que comenzó la campaña para apoderarse de Raqa, grupos de derechos y observadores han informado de muchas bajas civiles causadas por ataques aéreos de la coalición, con 100 muertes reportadas en un período de 48 horas la semana pasada.

"El número de bajas es alto debido a que los ataques aéreos están golpeando barrios del centro de la ciudad que están densamente poblados por civiles", dijo Rami Abdel Rahman, director del Observatorio Sirio para los Derechos Humanos (OSDH), dijo a la agencia de noticias AFP.

La semana pasada, el asesor especial de la ONU, Jan Egelend, dijo: “No puedo pensar en un peor lugar en la tierra que estos cinco barrios, y para estas 20.000 personas”, e instó a la coalición a hacer una pausa en la ofensiva para que la gente pueda escapar.  

“Ahora es el momento de pensar en posibilidades, hacer una pausa que podría facilitar la evacuación de la población civil, a sabiendas de que los combatientes del Estado Islámico los están usando como escudos humanos”, agregó el alto funcionario de ayuda de la ONU, quien instó a la coalición a “hacer todo lo posible para que las personas puedan salir”.

Pero, después de haber recuperado alrededor del 60% de la ciudad -que una vez fue la joya de la corona del autoproclamado “califato” del Dáesh- funcionarios de la coalición y miembros de FDS dicen que el retraso de los combates sólo daría lugar a que Dáesh recupere energías, se reorganice, y costaría más vidas civiles.

En la actualidad Dáesh está completamente sitiada por las fuerzas de autodefensa.

“Ir más lento sólo retrasaría la liberación y costaría la vida a más civiles”, dijo el coronel estadounidense Joe Scrocca, director de Asuntos Públicos del comando conjunto de la coalición.

Scrocca dijo que los francotiradores de Dáesh están disparando deliberadamente a mujeres y niños, y los civiles están muriendo de hambre mientras esperan a ser rescatados.

“En muchos casos, la única esperanza para los civiles es que las fuerzas de liberación lleguen a ellos rápidamente antes de que mueran de hambre o ISIS les dispare por la espalda mientras intentan huir”, dijo, en referencia a Dáesh.

“La única manera de salvar a la gente es liberarlos de ISIS. Cuanto más tiempo tardemos, más las personas sufrirán”, concluyó.

 

Dáesh no permite a los civiles abandonar Raqa

Omar Alloush, un alto funcionario en el Consejo Civil de Raqa afiliado a FDS, ha asegurado que los civiles fueron advertidos antes del inicio de la operación de Raqqa.

“Advertimos a la gente a través de la radio que debían salir, distribuimos folletos y dijimos que habría una gran pelea”, dijo.

“Aquellos que no salieron, se quedaron para robar, para ayudar a Daesh, o no tienen la capacidad de salir”, agregó, desde su oficina en Ain al Issa, a un par de horas de distancia de Raqa.

De acuerdo con el funcionario, Dáesh impide ahora a los civiles salir de la ciudad, incluso si hubiera una pausa en los combates no lo permitirían.

“La razón de nuestros retrasos en la liberación de Raqa es la presencia de civiles dentro de la ciudad. Si supiéramos que los civiles serán capaces de salir, detendríamos la lucha, pero Dáesh no permite que se vayan, ya que los utilizan como escudos humanos”, dijo.

De acuerdo con el funcionario, solamente 5.000 a 7.000 permanecen en la ciudad, una estimación mucho más baja que la de la ONU, que no puede ser verificada.

“Daesh no quiere que los civiles salgan, si la coalición abre el camino para ellos”, dijo Idris Mohammed, uno de los líderes de las Fuerzas de Seguridad Interna Raqa (FSIR) que vigilará Raqa después de que sea liberado.

“Hay 10.000 civiles dentro de la ciudad, si no les ayudamos, nadie va a ayudarlos”, añadió.

Al final de la operación Manbij en agosto del año pasado FDS permitió que el resto de militantes de Dáesh huyeran de la ciudad con cientos de civiles, con el fin de poner fin a la lucha y salvar la ciudad de más destrucción.

Sin embargo, parece poco probable que esto suceda en Raqa, ya que la ciudad es mucho más estratégico para Dáesh, según las autoridades, como Alloush.

Funcionarios de la coalición han hecho hincapié en su opinión de que los miembros de Dáesh que queden en la ciudad se enfrentan a elegir entre rendirse o morir en la ciudad.  

“Debido a que hay civiles utilizados por Dáesh como escudos humanos y un gran número de túneles y terroristas suicidas, los combates son duros”, dijo Mustafa Bali, un funcionario de medios FDS.

“Raqa es una de las últimas ciudades de Dáesh, por lo que están defendiéndola”, añadió.

 

La situación en Raqa es nefasta

Para los civiles que permanecen en la ciudad, la situación es sin duda grave, además de la situación humanitaria, los residentes también deben lidiar con las brutales tácticas de Dáesh, incluyendo disparos de francotiradores y minas.

De acuerdo con una evaluación de la ONG  Reach Internacional publicada el 17 de agosto, la situación en los restantes barrios poblados de Raqa continúa deteriorándose.

“Los residentes se enfrentan a constantes amenazas contra su seguridad incluyendo ataques aéreos, fuego indirecto, explosivos improvisados, minas y francotiradores”, dijo el informe.

Por otra parte, los residentes dependen de los alimentos almacenados ya que casi no tienen acceso a la comida fresca ni agua.

El asesor de la ONU Egeland también pidió a la coalición de no atacar barcos que están siendo utilizados para escapar por el Éufrates.

 

La necesidad de proteger a los civiles

Amnistía Internacionales en un informe reciente instó a la coalición y las fuerzas de autodefensa a “tomar todas las precauciones posibles para minimizar el daño a la población civil, incluyendo dar avisos anticipados eficaces de los ataques a la población civil en las zonas en cuestión”.

Amnistía citó el testimonio de una mujer que huyó de Raqa en junio relatando que un barco en el que huían mujeres y niños arriesgando su vida al huir de Dáesh  por el Éufrates, fue atacado por un avión de la coalición.

El Coronel Scrocca, negó que la coalición ataque a la población civil.

“La Coalición sólo se dirige a las embarcaciones operadas por combatientes de ISIS. La Coalición utiliza muchos medios diferentes para distinguir entre civiles y combatientes ISIS, que incluyen la identificación visual a través de la vigilancia aérea”, dijo.

“La coalición realiza grandes esfuerzos para identificar y atacar objetivos militares de una manera que minimice el riesgo de bajas civiles. Evitar las víctimas civiles es una prioridad cuando se realizan ataques contra objetivos militares legítimos con municiones de precisión, a diferencia de la naturaleza indiscriminada de las tácticas de ISIS que dan lugar a un enorme número de muertes civiles evitables”, agregó.

 
 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Coalición liderada por Estados Unidos rechaza la petición de alto el fuego de la ONU en Raqa”

Dejar una respuesta