Abbas en Riad: Los saudíes buscan el apoyo palestino a su gran alianza con Israel

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Riad, Arabia Saudita

El presidente palestino, Mahmoud Abbas, junto al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, durante su anterior viaje a Riad en 2016 (fotografía: AFP)
El presidente palestino, Mahmoud Abbas, junto al príncipe heredero de Arabia Saudita, Mohammed bin Salman, durante su anterior viaje a Riad en 2016 (fotografía: AFP)

 

El príncipe heredero saudí, Mohammed bin Salman, invitó al presidente palestino Mahmoud Abbas a Riad esta semana como parte de planes para formar una gran alianza regional -que incluye tanto a Israel como a Palestina- para hacer frente a Irán, dijeron funcionarios palestinos y diplomáticos occidentales.

Abbas llegó a Riad el lunes después de un fin de semana de dramas e intrigas en la que decenas de príncipes, ex ministros y magnates influyentes fueron detenidos y el primer ministro libanés Saad Hariri anunció su sorpresiva renuncia desde la capital saudí.

Funcionarios y diplomáticos, que hablaron bajo condición de anonimato, dijeron que Abbas había sido convocado -repentinamente- para discutir los renovados esfuerzos estadounidenses para asegurar un acuerdo de paz entre Israel y la Autoridad Palestina, que el príncipe heredero considera un paso crucial hacia su objetivo de permitir que Arabia Saudita e Israel trabajen juntos abiertamente en contra de Irán.

"Los árabes y los israelíes se enfrentan a dos enemigos: Irán y el terrorismo, y deben formar una alianza para hacerles frente", dijo un diplomático occidental, que habló bajo condición de anonimato.

"Pero esta alianza no puede ser establecida sin resolver la cuestión de Palestina; Arabia Saudita no puede trabajar abiertamente con Israel contra Irán antes de resolver la cuestión palestina, y que los mismos palestinos participen directamente en dicho eje".

Autoridades palestinas, hablando también de forma anónima, dijeron que Abbas se había reunido tanto con el rey Salman como con el príncipe heredero y ambos le aseguraron que los Estados árabes no establecerán relaciones diplomáticas formales con Israel hasta que el Estado palestino sea reconocido, y un acuerdo de paz regional haya sido acordado.

“El presidente Abbas expresó sus preocupación por la intención de Israel de implementar la Iniciativa de paz árabe ‘de la Z a la A’, y no desde ‘la A a la Z’; lo que significa que Israel está interesado en tener una relación con los países árabes antes de un Estado palestino”, dijo un funcionario.

La Iniciativa de paz árabe se refiere a una propuesta avalado por la Liga Árabe que data de 2002, que ofrece el reconocimiento de Israel por parte de los países árabes a cambio de la retirada completa de Israel de Cisjordania y una "solución justa" para abordar la cuestión de los refugiados palestinos desplazados antes de la creación de Israel en 1948.

"El rey y el príncipe heredero aseguraron al presidente Abbas que no ocurrirá, y que los saudíes están dispuestos a buscar un acuerdo de paz regional que resuelve la causa palestina primero", dijo el funcionario.

Majdi Khaldi, asesor diplomático de Abbas, quien lo acompañó en la visita a Riad, dijo a la radio Voz de Palestina el martes que el príncipe heredero y Abbas habían estado en “contacto constante” recientemente.

“Arabia Saudita ha estado siempre con nosotros, nos proporcionó todo el apoyo político y financiero que necesitábamos, y ha llegado el momento de que nosotros estemos junto a ellos ante los grandes desafíos", dijo Khaldi.

 

No hay un terreno común

La llegada de Abbas a Riad se produjo días después de una visita de cuatro días de Jared Kushner, enviado a Oriente Medio y yerno del presidente estadounidense Donald Trump, que está preparando el lanzamiento de una nueva iniciativa de paz regional que involucre a Arabia Saudita.

Sin embargo, diplomáticos occidentales dijeron que el equipo de Estados Unidos se enfrenta a grandes obstáculos en la falta de puntos en común entre las dos partes.

Negociadores palestinos quieren un Estado palestino basado en las fronteras internacionalmente reconocidas anteriores a la ocupación de Cisjordania y Jerusalén Este por parte de Israel durante la guerra árabe-israelí de 1967. El gobierno israelí rechaza cualquier discusión de una acuerdo de paz basado en las fronteras de 1967.

Un diplomático occidental dijo que el equipo de Estados Unidos estaba dispuesto a incluir la cuestión palestina dentro de este archivo diplomático regional para que Israel se vea más incentivado a aceptar un acuerdo de paz.

Los medios israelíes dijeron esta semana que el gobierno ya ha comenzado a ejercer presión en nombre de Arabia Saudita contra el enemigo común -Irán- en medio de la creciente preocupación israelí sobre la influencia iraní en el vecino Líbano.

"Israel lanzará una campaña diplomática internacional contra la interferencia iraní en la arena política del Líbano”, dijo el lunes el Canal 10 de Israel.

El canal también dijo que el Ministerio de Asuntos Exteriores israelí el domingo dio instrucciones a las embajadas israelíes en el mundo para trabajar en esta dirección.

“Se le pidió a los embajadores que muestren el apoyo de Israel a Arabia Saudita en torno a la implicación de Irán en la guerra en Yemen (en el que Irán es acusado de respaldar a los rebeldes hutíes) y en Líbano”, informó.

La reunión del príncipe heredero con Abbas se produjo en medio de la competencia, entre Arabia Saudita y sus aliados por una parte e Irán por otra, por la influencia sobre Hamás, el Movimiento de resistencia palestino que ha controlado Gaza desde 2007, pero recientemente firmó un acuerdo con el partido Fatah -de Abbas- para formar un gobierno de unidad.

El acuerdo fue firmado después de que Emiratos Árabes Unidos, un aliado clave de Arabia Saudita, según se informó, acordó bombear $15 millones al mes en concepto de ayuda al enclave que ha sufrido el bloqueo de Israel desde 2007.

Sin embargo, Hamás también ha estrechado recientemente lazos con Irán, después de enviar una delegación de alto nivel a Teherán a principios de este año. En agosto, el líder de Hamas Yahya Sinwar describió las relaciones con Irán como “excelentes” y dijo que el país era el “partidario más grande” de Al-Qassam de Hamás en términos de armas y dinero.

Las relaciones entre Irán y Hamás habían sido tensas anteriormente debido a la oposición de Hamás a la ayuda de Teherán al régimen de Bashar Al-Assad en Siria.

A principios de este mes Saleh Arouri, el vicepresidente de la oficina política de Hamás, también se reunió en Beirut con Hassan Nasrallah, líder de Hezbolá, en medio de reportes de que el movimiento chií libanés respaldado por Irán estaba tratando de restablecer los vínculos entre Hamás y Siria.

El acuerdo de reconciliación entre Fatah y Hamás, en virtud del cual la Autoridad Palestina asumiría la responsabilidad de la seguridad en Gaza, incluye una fase de prueba de cuatro meses conocida como la "Potenciación del Gobierno" en el que se supone que la AP controlada por Fatah asumirá el control de departamentos del gobierno, cruces y servicios de seguridad en Gaza.

Sin embargo, persisten las dudas sobre si el acuerdo llevará a buen puerto porque Hamás ha dicho que cualquier desarme de las Brigadas Al-Qassam es una "línea roja" y ha pedido que miles de miembros de las fuerzas de seguridad existentes en Gaza sean integradas al aparato de seguridad de la AP .

Hazem Atallah, el jefe de la policía palestina, dijo el miércoles que Hamás se debe desarmar para que el acuerdo de unidad tenga éxito.

"¿Cómo podemos hacer el trabajo de seguridad en la presencia de estas armas y cohetes? Esto no es posible, es imposible", señaló Atallah.

Y agregó: "Nosotros, los hombres de seguridad no somos los que tomamos las decisiones, sino que ponemos en práctica lo que se decide a nivel político. Pero creemos que esto no es posible".

 
 
 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Abbas en Riad: Los saudíes buscan el apoyo palestino a su gran alianza con Israel”

Dejar una respuesta