Detenidos en la purga de Arabia Saudita han sido golpeados y torturados

Este artículo tiene una galería de fotos Publicado el Por David Hearst (author), Arabia Watch (author)

Lugar(es): Riad, Arabia Saudita

El príncipe Mohammed bin Salman ha supervisado la detención de cientos de personas, incluyendo miembros de la realeza de alto nivel, ministros y magnates (fotografía: AFP)
El príncipe Mohammed bin Salman ha supervisado la detención de cientos de personas, incluyendo miembros de la realeza de alto nivel, ministros y magnates (fotografía: AFP)

 

Algunos altos cargos detenidos en la purga del sábado pasado en Arabia Saudita fueron golpeados y torturados durante su detención o posteriores interrogatorios hasta el punto que requirieron tratamiento en el hospital, según ha revelado The Middle East Eye.

Fuentes dentro de la corte real también dijeron que la escalada de represión, que ha provocado nuevas detenciones a diario, es mucho más grande de lo que las autoridades saudíes han admitido, con más de 500 personas detenidas y el doble de esa cifra bajo investigación.

Los miembros de la familia real, los ministros del gobierno y magnates de los negocios se han visto atrapados en una repentina oleada de detenciones orquestada por el príncipe Mohammed bin Salman -conocido como MbS- bajo la bandera de una campaña contra la corrupción.

Algunos, no todos, de los detenidos fueron elegidos para recibir un trato brutal, sufriendo heridas en el cuerpo causados por los métodos de tortura clásicos. No han sufrido heridas en la cara, por lo que no mostrarán signos físicos de su terrible experiencia la próxima vez que aparezcan en público.

Algunos detenidos fueron torturados para revelar detalles de sus cuentas bancarias. No es posible proporcionar detalles específicos sobre el abuso que sufrieron con el fin de proteger el anonimato de las fuentes.

La purga, que viene después de una oleada de detenciones contra clérigos, escritores, economistas y figuras públicas, está creando pánico en Riad, la capital saudí, en particular entre los vinculados con el antiguo régimen del rey Abdullah, que murió en 2015. Cuando su hermanastro, Salman, se convirtió en rey.

Muchos temen que el propósito principal de la represión es una jugada de MbS para noquear a todos sus rivales, tanto dentro como fuera de la Casa Al-Saud, antes de reemplazar a su padre de 81 años.

La noche del miércoles, siete príncipes fueron puestos en libertad del Hotel Ritz Carlton de Riad, donde se encontraban detenidos desde el sábado. Los principales miembros de la realeza han sido trasladados al palacio real, dijeron las fuentes.

Al primo del príncipe heredero (y anterior príncipe heredero) Mohammed bin Nayef, que continúa bajo arresto domiciliario, le ha congelado sus activos, informó la agencia de noticias Reuters. Los hijos de Sultan bin Abdulaziz también han sido detenidos y sus fondos congelados.

Uno de los más famosos es el príncipe Bandar bin Sultan, ex embajador saudí en Washington y hombre de confianza del ex presidente de Estados Unidos George W Bush.

Se desconoce su destino, pero las autoridades saudíes dijeron que uno de los casos de corrupción que se está investigando es el ‘acuerdo de armas Al-Yamamah’, en el que participó Bandar.

Bandar compró un pueblo entero en los Cotswolds, una zona pintoresca del centro de Inglaterra, y una finca deportiva de 2,000 acres (más de 8 mil kilómetros) con parte de los ingresos de sobornos que recibió en el acuerdo de armas Al-Yamamah, que le proporcionó al fabricante británico BAE £ 43bn ($56,5 millones) en los contratos por aviones de combate.

Se cree que Bandar recibió en una cuenta en el Rigg Bank de Washington $30 millones, y el asunto llevó a investigaciones anticorrupción en Estados Unidos y Reino Unido, aunque el caso fue desestimado por Reino Unidos en 2006, después de la intervención del entonces primer ministro, Tony Blair.

También entre los detenidos se encuentra Reem, la hija de Al-Waleed bin Talal, la única mujer entre los detenidos que se tenga constancia hasta el momento.

 

Cuentas bancarias congeladas

Para evitar que otros huyan, MBS ha ordenado la congelación de las cuentas bancarias privadas. El número de cuentas congeladas y de personas que tienen prohibido viajar es muchas veces mayor que el número de personas detenidas, dijeron fuentes en Riad.

Nadie esperaba una ofensiva de esta escala y en contra de príncipes  de alto rango de la familia real, por lo que los detenidos no tuvieron tiempo de huir.

La purga contra miembros de la familia real no tiene precedentes en la historia moderna del reino. La unidad familiar, que garantiza la estabilidad del Estado desde su fundación, se ha hecho añicos.

El último evento de esta magnitud fue el derrocamiento del rey Saud por su hermano el príncipe Faisal en 1964. En un momento en que el príncipe Faisal ordenó a la Guardia Nacional rodear el palacio del rey, pero el rey nunca fue vilipendiado.

Su salida fue digna y todos los altos cargos, incluido el propio Faisal, lo despidieron en el aeropuerto.

Mohammed bin Salman prometió antes de convertirse en príncipe heredero: “Yo confirmo que nadie va a sobrevivir en un caso de corrupción - quienquiera que sea, incluso si él es un príncipe o un ministro”.

Hoy, sin embargo, los hijos de los cuatro hombres clave en el Casa de Saud que formaba el núcleo de la familia a través de las últimas cuatro décadas han sido blanco de la ofensiva. Son los hijos del rey Fahd bin Abdulaziz, el rey Abdullah, el príncipe Sultán y Nayef.

 Esto representa un ataque sin precedentes a la posición y la riqueza de los pilares de la Casa Al-Saud, incluyendo las tres figuras más prominentes del clan gobernante Sudairi.

El rey Salman es uno de siete hermanos Sudairi, el clan que ha dominado el reino durante los últimos 40 años. El otro Sudairi vivo es Ahmed bin Abdulaziz, que ha estado fuera de la acción.

Salman sólo ganó el trono porque dos de sus cuatro hermanos, Sultán y Nayef, murieron como príncipes herederos.

Incluso así, su herencia al trono era cuestionada. El rey Abdullah murió antes de que un decreto que dejaba a Salman fuera de la línea de sucesión pudiera ser firmado y publicado.

 

Humillación pública

En la cultura beduina, el ataque a sus primos no será olvidado o perdonado. Su humillación pública, así como la congelación de sus activos, es visto como un golpe a su honor, que los miembros supervivientes de su familia tendrán el deber de vengar.

El ataque del príncipe heredero en términos económicos es más importante, e igualmente arriesgado.

Uno de los arrestados el sábado fue Bakr bin Laden, el jefe de la compañía de construcción más grande de Arabia Saudita. Había conseguido los contratos de construcción más grandes durante décadas a través de una serie de sub-contratistas a los que pagaba directamente.

Bin Laden era lo suficientemente rico como para absorber los costos mientras “sobornaba” a funcionarios del gobierno para recibir el pago por el trabajo original y el contrato que había firmado.

Una vez eliminado al hombre o la empresa en la parte superior de la pirámide subcontratista, nadie por debajo de él cobrará, por lo tanto corren el riesgo de sumir a toda la industria de la construcción en el caos. Lo mismo ocurrió con Saudi Oger, la compañía propiedad de Saad Hariri, el ex primer ministro del Líbano, la cual fue declarada en quiebra el 31 de julio.

Algunos de los ministros promovidos por el mismo MbS también han sido alcanzados por la purga.

Adel Fakeih, ex ministro de Planificación y Economía, encabezó el lanzamiento del ambicioso de privatización de bin Salman, conocido como Visión 2030.

También fue clave en el anuncio de Neom, una mega-ciudad respaldada por $ 500 mil millones en dinero del gobierno que está planeada para ser construida en las orillas del Mar rojo.

Fakeih, ex alcalde de Yeda, fue detenido el 4 de noviembre. La misma suerte corrió Adel Al-Torifi, ministro de Información del príncipe heredero.

Simbólicamente, el anuncio de Neom se realizó en el Hotel Ritz Carlton, donde los príncipes han sido detenidos desde el sábado.

Muchos de los colegas de Mohammed bin Salman ahora deben estar preguntándose cuánto tiempo tienen antes de que el ambicioso príncipe se vuelva contra ellos.

Al golpear los cimientos de la unidad de la familia, así como los oligarcas, eruditos islámicos independientes y figuras públicas, MbS está convirtiendo sus armas en los pilares tradicionales del Estado saudí, dijo un analista.

“Hasta ahora, el reino saudí ha utilizado el caos en su política exterior, ya sea en Irak, Siria, o en Yemen. Sin embargo, ahora está poniendo en práctica la teoría del caos también en casa, y nadie, y menos el propio príncipe, puede estar seguro de lo que va a pasar ahora”, dijo la noche del jueves una persona bien informada en Riad.

“La estabilidad del reino se basa en tres pilares: La unidad de la familia Al-Saud, el carácter islámico del Estado y la comunidad empresarial nacional leal. Al golpear los tres pilares al mismo tiempo, el riesgo de que el reino se hunda en la arena es muy alto”, dijo.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Detenidos en la purga de Arabia Saudita han sido golpeados y torturados”

Dejar una respuesta