¿Está el fugitivo ex ministro del Interior de Egipto asesorando a bin Salman en la purga de Arabia Saudita?

Publicado el Por Arabia Watch (author), Arwa Ibrahim (author)

Lugar(es): Riad, Arabia Saudita

Ex ministro del Interior de Egipto, Habib Al-Adly  (fotografía: AFP)
Ex ministro del Interior de Egipto, Habib Al-Adly (fotografía: AFP)

 

Mientras el príncipe Mohammed bin Salman continúa su purga de la élite saudí con la detención de 11 príncipes y cientos de hombres de negocios, el nombre del ex jefe de seguridad egipcio Habib Al-Adly ha surgido como asesor de la represión.

Mohammed bin Salman (MbS) ha presentado las detenciones como una campaña contra la corrupción, como parte de las medidas drásticas necesarias para transformar la economía dependiente del petróleo del reino, pero sus críticos la califican como una ofensiva para consolidar su poder.

Se había rumoreado durante meses que Adly se encontraba en Arabia Saudita, y que se unió al aparato de seguridad saudí después de huir de Egipto a principios de este año, donde se enfrenta a la cárcel por cargos de corrupción.

De acuerdo con uno de los asesores del ex ministro del Interior egipcio, MbS recurrió a Adly -un hombre que se ganó una reputación en la era de Mubarak de Egipto por su brutalidad, las torturas y la corrupción- para que lo asesore en su campaña, informó el New York Times el miércoles .

La información corrobora informes anteriores sobre presuntas torturas en el hotel Ritz Carlton en Riad, donde se encuentran los miembros de la élite saudí detenidos; el periódico informó que un médico saudí y funcionarios de Estados Unidos dijeron que al menos 17 personas necesitaron tratamiento hospitalario debido a las palizas tras su detención.

  

Abusos contra los derechos humanos

Los informes que implican a Adly en la campaña pueden no ser ninguna sorpresa para muchos egipcios que sufrieron su mandato de más de una década como jefe de seguridad de Egipto.

Mubarak nombró a Adly como ministro del Interior en 1997 tras la matanza de Deir Al Bahari en Luxor, que llevó a la muerte a 62 personas y fue reivindicado por el grupo militante Jamaa al Islamiya.

Durante sus 14 años como ministro del Interior de Mubarak, los grupos de derechos humanos acusaron a Adly y su aparato policial de la utilización sistemática de la tortura, la desaparición forzada, abusos físicos y psicológico de los detenidos en lugares de detención y  espionaje contra figuras de la oposición, entre otras violaciones, aunque ni Adly ni su equipo fueron juzgados por estos cargos.

En noviembre de 2014, el Tribunal Penal de El Cairo desestimó los cargos en contra de Mubarak y Adly, junto con sus seis jefes de la policía, por la muerte de cientos de manifestantes durante el levantamiento popular de enero de 2011.

Adly, según los informes, había emitido una serie de amenazas contra manifestantes en medios de comunicación del Estado advirtiéndoles de una respuesta policial de mano dura antes de las protestas masivas de 2011. Pero en su defensa durante el juicio, negó que sus fuerzas de policía hubiera matado a manifestantes, y culpó a la Hermandad Musulmana y al grupo de resistencia palestina Hamás.

Cargos en su contra

El temido funcionario a la cabeza de los servicios de seguridad egipcios durante muchos años, Adly, de 79 años, se ha enfrentado a una serie de cargos penales desde el levantamiento de 2011 que derrocó a Mubarak.

En 2012, fue condenado a cadena perpetua tras ser declarado culpable de los homicidios policiales en el levantamiento, pero también pesan sobre él cargos por corrupción, lavado de dinero, ganancias ilícitas y malversación de fondos públicos por valor de cientos de miles de libras, y el uso de mano de obra pública en sus propiedades privadas.

Los cargos fueron retirados dos años más tarde después de que un Tribunal de apelaciones ordenó un nuevo juicio y Adly fue liberado en marzo 2015 tras cumplir tres años de prisión.

En ese momento, fue el último -y puede que el más controvertido- en ser puesto en libertad entre un número de funcionarios de la era Mubarak que tuvieron garantizadas sus absoluciones después que un golpe militar derrocó a Mohammed Morsi en 2013 y su ex comandante en jefe, Abdel Fatah Al-Sisi llegó al poder.

En su cuenta personal en Twitter, el abogado de derechos humanos Gamal Eid, comentó en su momento que los funcionarios de Mubarak que “trataron de aplastar la revolución de enero de 25”  habían sido puestos en libertad, mientras que muchos de los jóvenes que lucharon por la revolución estaban -y continúan- enterrados o encarcelados.

 

Una fuga rápida

En otra ronda de juicios, Adly y otros dos funcionarios del Ministerio fueron condenados a siete años de prisión el 15 de abril de este año por cargos de corrupción y malversación de dinero del Ministerio del Interior egipcio.

Pero antes de que la policía llegara a su casa en la ciudad el 6 de octubre, donde había sido puesto bajo arresto domiciliario después de que la sentencia de prisión fue emitida, Adly escapó.

Adly había presentado una apelación que perdió debido a su falta de comparecencia en el Tribunal Penal de El Cairo.

Egipto declaró a Adly fugitivo después de que el Ministerio Público inició una investigación sobre su fuga, después de recibir la notificación de la Fiscalía de El Cairo indicando que Adly había huido de su casa.

De acuerdo con medios de comunicación egipcios,la familia de Adly, sus guardias de seguridad privados y los responsables mantenerlo bajo arresto domiciliario, fueron interrogados acerca de su paradero en el momento, pero la esposa de Adly, Elham Sharshar, negó conocer el paradero de su marido.

El periodista egipcio Mostafa Bakri dijo a Alahram en el momento que "el hecho de que el Ministerio del Interior fallara en el arresto de Adly no deja ninguna duda de que alguien le ha ayudado a huir".

"Parece que Adly huyó de su casa hace mucho tiempo y el hecho de que que no se haya presentado en la Corte hoy para presentar su apelación contra la sentencia de siete años no deja ninguna duda de que alguien le había ayudado a huir de su casa", dijo Bakri el 16 de mayo.

Los informes de prensa indicaron que Adly había escapado a Arabia Saudita y apareció en medios de comunicación árabes poco después, y algunos sugirieron que, de hecho, se le había ofrecido un cargo como asesor del aparato de seguridad de Arabia Saudita.



 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “¿Está el fugitivo ex ministro del Interior de Egipto asesorando a bin Salman en la purga de Arabia Saudita?”

Dejar una respuesta