El rey de Jordania en la Cumbre Árabe: el pueblo musulmán tiene un derecho eterno sobre Jerusalén

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es): Jordania

El rey Salman bin Abdulaziz al Saud de Arabia Saudí y el rey de Jordania, Abdalá II en la visita oficial del saudí en Amán (fotografía: AFP)
El rey Salman bin Abdulaziz al Saud de Arabia Saudí y el rey de Jordania, Abdalá II en la visita oficial del saudí en Amán (fotografía: AFP)

El rey de Jordania, Abdullah II Ibn al Hussein, ha explicado que “Jerusalén es la clave para la paz” y que el pueblo palestino, árabe y musulmán alberga sobre la misma un derecho eterno.

Estas declaraciones se produjeron durante el discurso inaugural de la 29ª Cumbre de la Liga Árabe, que se inició el pasado domingo en la ciudad saudí oriental de Dhahran.

El rey añadió: “El último año Jordania tuvo el honor de cargar con la responsabilidad de ostentar la presidencia de la Cumbre de la Liga Árabe. En la misma, volvimos a insistir en la necesidad de fortalecer y activar la acción conjunta de los pueblos árabes, y en la necesidad de construir una posición para la paz completa y duradera tomando como base la legalidad internacional y la iniciativa de paz”.

También declaró: “Durante nuestra presidencia de la Cumbre de la Liga Árabe derrochamos todos los esfuerzos posibles, en estrecha y continua colaboración y coordinación con los líderes árabes, para enfrentar los desafíos históricos que los pueblos árabes deben resolver”.

Y añadió: “No hemos utilizado todo nuestro potencial y la fortaleza de nuestras relaciones internacionales para servir a la causas de nuestra gran nación árabe, especialmente la causa palestina y la de la noble ciudad de Jerusalén”.

Para continuar: “Debemos seguir insistiendo en el derecho eterno del pueblo palestino, árabe, musulmán y cristiano a Jerusalén. Esta ciudad eterna es la clave para la paz en la región, y debe ser piedra angular para la consecución de una solución integral que garantice el establecimiento de un estado palestino (…) con capital en Jerusalén Este, sobre la base de la solución de los dos estados y la iniciativa de paz árabe”.

Y agregó: “nuestros hermanos de sangre, el pueblo palestino, son defensores de la paz. Su adhesión a la propuesta de solución de los dos estados y su renuncia a la violencia son claras evidencias de su apuesta firme y decidida por la paz. Y nuestro deber mutuo como nación árabe es permanecer junto a ellos y apoyar firmemente su reivindicación constante de  lograr su derecho legítimo al establecimiento de un estado independiente en el que vivirán en paz y seguridad”.

El rey señaló también que “es nuestro deber y nuestra responsabilidad compartidos, así como el de la comunidad internacional, seguir proporcionando la cobertura precisa a la población refugiada palestina, y colaborar en que la Agencia de las Naciones Unidas para que la Ayuda a la Población Refugiada Palestina (UNRWA) siga proporcionando los servicios humanitarios y sociales que la población palestina en los territorios ocupados y en el exilio precisa hasta que llegue una solución justa a su causa”.

También incidió en que “la tutela hashemita sobre los lugares sagrados islámicos y cristianos de Jerusalén suponen un deber y una responsabilidad históricos que apreciamos enormemente y que nos honra realizar”.

Y agregó: “Continuaremos, en coordinación con nuestros hermanos de la Autoridad Nacional Palestina y con su apoyo y ayuda, desempeñando esta responsabilidad y trabajando para fortalecer la firmeza de la población de Jerusalén, así como para enfrentar cualquier intento de socavar la identidad de la Ciudad Santa”.

El rey señaló además que “es imprescindible también reconocer los acontecimientos positivos logrados en los últimos tiempos, particularmente la victoria de nuestros hermanos de Iraq contra la organización terrorista Daesh, victoria que bendecimos a la vez que reafirmamos nuestro compromiso de permanecer a su lado para derrotar a los takfiríes”.

En cuanto a la crisis de Siria, explicó que “hemos apoyado todas las iniciativas que han intentado impulsar el proceso político y reducir la escalada de violencia en el terreno. Entre ellas se cuentan las conversaciones de Astana, Viena y Sochi, en las que hemos participado, con la seguridad de que todos estos esfuerzos se producen como consecuencia de la Cumbre de Paz de Ginebra y no como sustitución de ésta”.

Y añadió: “también aseguramos que mantendremos nuestro compromiso con el principio de buena vecindad, y creemos que el interés regional común requiere de oponerse a cualquier intento de interferir en los asuntos internos de los estados árabes, provocar conflictos sectarios o amenazar su seguridad de cualquier manera”.

Para concluir, el rey invitó al rey de Arabia Saudí a que asumiera la presidencia de la actual sesión de la Cumbre Árabe.

La 29ª Cumbre de la Liga Árabe comenzó en la ciudad de Dhahran, al este de Arabia Saudí, en presencia de representantes de 21 países árabes, incluidos 16 presidentes y y líderes árabes. Esta cumbre llega tras la escalada militar en Siria.

Esta cumbre que se celebra en Dahran en 2018 es la cuarta que se celebra en Arabia Saudí, donde ya se han celebrado dos cumbres políticas en Riyadh en 1976 y 2007, y otra cumbre económica también en Riyadh en 2013.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “El rey de Jordania en la Cumbre Árabe: el pueblo musulmán tiene un derecho eterno sobre Jerusalén”

Dejar una respuesta