En la ciudad siria de Al-Bab se plantean si es necesaria la presencia de las fuerzas turcas

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Badr Taleb se enfrenta a las tropas turcas en Al-Bab después de que una bala le rozó la frente  (fotografía: (MEE / Suministrado))
Badr Taleb se enfrenta a las tropas turcas en Al-Bab después de que una bala le rozó la frente (fotografía: (MEE / Suministrado))

 

Como cualquier otro día de trabajo, el Dr. Mamdouh Matlab llegó al Hospital Al-Salam en la ciudad de Al-Bab, en el norte de Siria, para recorrer las salas.

Al llegar unos minutos antes, Matlab se sentó en un banco cerca de una oficina vacía y rebuscó en su bolso en busca de notas para el paciente.

Después de tres años de vivir bajo el control del Grupo de Estado Islámico (ISIS) -un período de decapitaciones públicas y controles estrictos de la vida cotidiana- Matlab y los demás residentes de la ciudad comenzaron a adaptarse a una vida libre del grupo militante.

Sin embargo, el peligro aún reside en Al-Bab.

El doctor estaba en camino para ver a su primer paciente cuando escuchó voces y gritos por el pasillo.

Corriendo para ver qué sucedía, vio a una enfermera arrodillada en el suelo, llorando, mientras un miembro de la Brigada Al-Hamzat, respaldado por Turquía, apuntaba con un arma a su cabeza.

La unidad era uno de los cinco grupos rebeldes del Ejército Sirio Libre que se había unido a las tropas turcas en una ofensiva que expulsó a ISIS de Al-Bab en 2016.

"Alguien de la facción Al-Hamzat daba voces mientras las enfermeras y los médicos gritaban. Uno de sus combatientes necesitaba atención médica urgente, pero nadie pudo atenderlo", dijo Matlab.

"Terminaron arrastrando a uno de los médicos fuera del hospital como si hubiera cometido un delito. Estábamos asustados y no sabíamos qué hacer".

Los rebeldes apoyados por Turquía también saquearon y hostigaron al personal médico en el hospital Al-Hikmah en otro lugar de la ciudad el mismo día, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, con sede en el Reino Unido.

Una semana después, se desconoce el paradero del médico secuestrado, cuya identidad se oculta por razones de seguridad.

Una invitación a regresar

La batalla por Al-Bab, una ofensiva de tres meses en la ciudad en manos de ISIS que se llevó a cabo como parte de la Operación Escudo del Éufrates de Turquía para proteger mejor su frontera con Siria, ha dejado daños considerables.

Una vez que ISIS fue derrocado, Turquía instó a los desplazados sirios, incluidos los muchos que habían huido al norte a cruzar la frontera turca, a regresar y ayudar a reconstruir la ciudad. Matlab fue uno de los que escuchó esta llamada y regresó.

Al-Bab está incluido en una de las cuatro llamadas zonas de desescalada de la violencia acordadas en mayo pasado por Irán, Rusia y Turquía, que teóricamente lo hacen más seguro que muchas áreas en Siria.

Las áreas ocupadas por los turcos en el norte de Siria se han convertido en un refugio para los sirios desplazados.

Tras los éxitos de las fuerzas del gobierno pro sirio en los bastiones de los rebeldes alrededor de Damasco y la provincia septentrional de Homs, cientos de miles de sirios han buscado refugio en el norte del país, incluidas las zonas controladas por Turquía y sus aliados.

Los residentes desplazados y devueltos han aumentado la población de la ciudad, con cientos de sirios evacuados recientemente del norte de Homs a las afueras de la ciudad. Turquía les niega la entrada e insiste en que Al-Bab está lleno.

Mientras los residentes dicen que la vida en Al-Bab hoy es más estable que durante el control de ISIS, meses de luchas internas esporádicas entre grupos rebeldes respaldados por Turquía -que ha llevado a las muertes y heridas de muchos civiles- ha llevado a muchos que se han visto atrapados entre los enfrentamientos a preguntarse si volver o no a la ciudad.

Con los hospitales y los trabajadores médicos ahora envueltos en la anarquía y la violencia, la paciencia por el control de la ciudad por parte de Turquía está empezando a escasear.

Preocupaciones de seguridad

El secuestro del médico enfureció a cientos de residentes, que protestaron frente a la estación de policía en Al-Bab a principios de este mes. La multitud pidió la liberación del médico y el fin de los enfrentamientos rebeldes en su ciudad.

Momentos después de que comenzara la protesta, las tropas turcas saltaron de sus vehículos blindados y comenzaron a disparar al aire para dispersar a la gente.

Pero en lugar de alejarse, los manifestantes dirigieron su ira hacia los turcos, gritando "libre, libre, Al-Bab" y diciendo a los soldados que "vuelvan a su lugar de origen", según los videos publicados en las redes sociales.

Matlab se unió a los manifestantes. "Turquía está desempeñando un papel importante en la ciudad, tratando a Al-Bab como si fuera su propio suelo, pero no están haciendo lo suficiente para mejorar la seguridad", dijo.

"Siempre he estado inseguro sobre el papel de Turquía en la ciudad, y a pesar de la mejora de los servicios, la gente sigue muriendo a causa de los enfrentamientos de los rebeldes a los que apoya. Algo hay que hacer al respecto"

Badr Taleb, un cámara con base en Al-Bab, también estaba en la manifestación, donde dijo que una bala perdida turca rozó su frente.

Durante la ocupación de Al-Bab por parte de ISIS, Taleb vivió en la ciudad de Alepo y se retiró a su campo cuando las fuerzas del presidente sirio Bashar al-Assad ajustaron la soga alrededor de los barrios orientales de la oposición, que cayó en los últimos días de 2016.

Ahora lamenta volver a Al-Bab después de una pelea reciente entre los combatientes de Al-Hamzat y los rebeldes de Deir Ezzor.

"Las cosas están fuera de control. Apreciamos a Turquía y el papel que desempeña, ya que otras potencias mundiales han hecho la vista gorda, pero debe alinear a los rebeldes que apoya, y no permitirles arruinar todo lo que Turquía ha estado construyendo para los sirios". dijo Taleb.

'Mejor que nada'

A pesar de las tensiones entre los residentes y las tropas turcas en Al-Bab, los sirios le han dicho a MEE que, por ahora, no tienen más remedio que trabajar con los turcos.

Turquía tiene una presencia significativa dentro de Al-Bab, y desde que tomó la ciudad ha ayudado a reparar edificios dañados, reabrió escuelas y comenzó la construcción de una nueva zona industrial.

Pero según Matlab, la estabilidad y la seguridad dentro de Al-Bab siguen siendo las prioridades clave de sus residentes.

"La situación no es diferente de cómo solía ser bajo el régimen", dijo Matlab, consternado.

"Cuando ocurría un robo, íbamos a la estación de policía y firmamos un informe sobre lo que se robó y no esperamos que se hiciera nada. Ahora todavía podemos ir a la misma estación de policía. Solo que esta vez, los oficiales que tenemos están entrenados y respaldados por los turcos. Es inútil, pero es mejor que nada".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “En la ciudad siria de Al-Bab se plantean si es necesaria la presencia de las fuerzas turcas ”

Dejar una respuesta