Turquía despeja los militantes de Idlib para evitar el asalto del gobierno sirio

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author), Ece Goksedef (author)

Lugar(es):

ESTAMBUL, Turquía - Turquía está trabajando para eliminar de Idlib a los grupos afiliados a Al Qaeda y al Estado Islámico, evitando una gran ofensiva de Damasco contra el último bastión controlado por los rebeldes en Siria.

Según una fuente diplomática turca que ha estado trabajando en Siria durante seis años, Ankara está trabajando con otros grupos de la oposición en Idlib para eliminar a los militantes. La mayor parte de Idlib está controlada por Hayat Tahrir al-Sham (HTS), anteriormente afiliado a Al Qaeda en Siria.

Los delegados de Turquía, Irán y Rusia se reunieron en Sochi el lunes durante dos días de conversaciones con el objetivo de resolver la situación en el norte de Siria.

Un comandante de la oposición siria, que habló con Middle East Eye bajo condición de anonimato, dijo que Rusia e Irán también priorizaron la eliminación de los militantes de Idlib, en lugar de planear un asalto total, a pesar de las amenazas del presidente sirio, Bashar al-Assad, de retomar el territorio.

El comandante agregó que Estados Unidos estaba contento con Rusia y con el plan Idlib de Turquía, ya que significaba que la oposición respaldada por Turquía tendría el control de la ciudad en lugar de Irán y las fuerzas respaldadas por el gobierno sirio.

Idlib, una provincia de dos millones de habitantes, es una de las "zonas de reducción de la violencia" acordada por los tres países después de conversaciones previas en la capital de Kazajstán, Astana. Turquía ha establecido 12 puestos de monitoreo en áreas controladas por la oposición, mientras que los iraníes y los rusos establecen puestos en las regiones controladas por el gobierno.

Hay alrededor de 70.000 combatientes de oposición respaldados por Turquía en Idlib y el enclave de Afrin controlado anteriormente por los kurdos.

El enviado de Rusia en Siria, Alexander Lavrentiev, le dijo a los periodistas rusos después de las conversaciones que era innegable que hubiese una operación o un asalto importante contra Idlib.

"Esperamos que la oposición junto con nuestros socios turcos logren estabilizar esta región. Porque la amenaza que viene de esta zona sigue siendo importante", dijo.

Como primer paso, el martes, Turquía utilizó su poder sobre los grupos en Idlib para eliminar un puesto de control controlado por HTS.

El puesto de control era el más grande controlado por HTS en la carretera principal entre Alepo y Damasco, una ruta crucial para todas las partes.

Según el comandante de la oposición siria, Rusia quiere evitar cualquier ataque a su base aérea militar en el bastión del gobierno de Latakia. Para asegurar eso, Moscú planea despejar la ciudad de Jisr al-Shugour y las aldeas en la montaña Turkmen en la frontera de Turquía de cualquier presencia militante.

Si el ejército sirio capturara el área, controlaría la única carretera hacia Latakia. En la actualidad, Turquía tiene dos puestos de supervisión en esa área.

A finales de junio, el ministro de Asuntos Exteriores turco, Mevlut Cavusoglu, dijo en una entrevista que Ankara advirtió a Rusia e Irán que cualquier ataque a Idlib pondría fin a las conversaciones entre Astana y Sochi. También les recordó que todos los grupos que son considerados "terroristas" por Rusia e Irán fueron llevados a Idlib después de que este último respaldara los ataques contra Alepo y otras áreas más al sur.

La declaración conjunta después de las conversaciones dijo: "Hemos enfatizado que el área de reducción de la violencia de Idlib es un componente principal del acuerdo de Astana y que su funcionalidad debe ser preservada".

 

Conversaciones entre Estados Unidos y Turquía

El general Curtis Scaparotti, jefe del Comando Europeo de Estados Unidos y comandante supremo aliado de la OTAN, tenía previsto visitar Ankara el miércoles para hablar sobre Siria con sus homólogos.

En junio, Cavusoglu y su homólogo estadounidense Mike Pompeo acordaron una hoja de ruta para la ciudad de Manbij, que incluye la retirada de las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS) respaldadas por Estados Unidos desde la ciudad del noroeste de Siria.

El acuerdo propuso tres meses para la retirada, pero aún no ha comenzado.

El ejército turco y las fuerzas de oposición respaldadas por Turquía están ubicadas al norte de Manbij, con el río Sajur creando un frente entre las Fuerzas de Defensa de Siria y las fuerzas de oposición sirias.

Después del acuerdo, los ejércitos de Estados Unidos y Turquía llevaron a cabo 23 patrullas coordinadas, Turquía en el norte y los EE.UU. al sur del río.

Turquía se enfureció por el apoyo de Estados Unidos a las FDS, que está dominado por las Unidades de Protección del Pueblo Kurdo (YPG) que Ankara ve como una organización terrorista, y ha amenazado con llevar su ofensiva en la región de Afrin más al este a Manbij, arriesgando una confrontación con las tropas estadounidenses posicionadas allí.

Turquía ve a las YPG como una rama del Partido de los Trabajadores de Kurdistán (PKK), un grupo militante kurdo en Turquía designado por los Estados Unidos como una organización terrorista. Washington ve a las YPG como un aliado clave en la lucha contra el grupo Estado Islámico (EI).

Vajeh Juma, un miembro del Consejo Turcomano de Siria que es originario de Manbij y ahora tiene su base en Al-Rai, le dijo a MEE que la retirada debería haber comenzado en junio, pero mientras las YPG se resistían, Estados Unidos intentaba ganar más tiempo.

"Sus campamentos militares todavía están allí en Manbij. Esperamos una solución de la visita del General Scaparotti", agregó.

 

Conversaciones Damasco-YPG

Mientras Turquía y los grupos turcomanos apoyados por Ankara están buscando la retirada de las YPG de Manbij, el Consejo Democrático Sirio (CDS), un grupo que fue fundado y liderado por las YPG, ha estado manteniendo conversaciones con el gobierno en Damasco.

Las YPG controlan más de una cuarta parte de Siria, gracias a la cooperación de EE. UU. en su lucha contra el EI.

Ankara no ha reaccionado públicamente a estas conversaciones. Cuando Middle East Eye preguntó a los funcionarios del Ministerio de Relaciones Exteriores, ellos reiteraron sus preocupaciones con respecto a la existencia de las YPG en sus fronteras.

Las conversaciones entre el gobierno y los kurdos comenzaron después de que el presidente estadounidense Donald Trump y el presidente ruso Vladimir Putin se reunieran en Helsinki el 16 de julio. Moscú primero propuso una Siria descentralizada en enero de 2017, cuando invitaron a varios grupos de Siria a crear un borrador de constitución. El borrador sugería "autonomía cultural" para las regiones kurdas.

Tanto Damasco como Ankara se oponen a una solución federal en el norte de Siria, que otorgaría autonomía a las áreas controladas por las YPG.

Después de las conversaciones en Sochi, Turquía insistió en "la importancia de oponerse a las agendas separatistas de los grupos que representan una amenaza para la unidad política y la integridad territorial de Siria y la seguridad nacional de los países vecinos" en la declaración conjunta.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Turquía despeja los militantes de Idlib para evitar el asalto del gobierno sirio”

Dejar una respuesta