Trump defiende la retirada de Siria durante una visita sorpresa a la base estadounidense en Iraq

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

Donald Trump ha defendido su decisión de retirar las tropas estadounidenses de Siria durante una visita inesperada a Iraq, menos de una semana después de que la polémica medida provocara la ira de algunos de los aliados más cercanos de Washington y condujera a la renuncia de un alto funcionario administrativo.

Hablando desde la base aérea de al-Asad, justo al oeste de la capital iraquí de Bagdad, el presidente de Estados Unidos dijo que espera que "mucha gente llegue a estar de acuerdo con mi forma de pensar" respecto a la retirada.

"Es hora de que comencemos a usar nuestra cabeza", dijo a los reporteros el miércoles desde la base, donde él y la primera dama Melania Trump pasaron tres horas en el terreno visitando a las tropas estadounidenses.

Trump tomó repentinamente la decisión sobre Siria la semana pasada, en contra del consejo de varios de los principales asesores y comandantes, incluido el Secretario de Defensa James Mattis, quien renunció al día siguiente.

Si bien su carta de renuncia no mencionó a Siria directamente, Mattis dijo que dejaba su puesto para permitir que Trump contratara a un jefe de defensa cuyos puntos de vista estuvieran más de acuerdo con los suyos.

"Debido a que tiene derecho a tener un Secretario de Defensa cuyas opiniones estén mejor alineadas con las suyas sobre estos y otros temas, creo que es correcto que renuncie a mi cargo", dice la carta.

EE.UU. ha brindado apoyo a las Fuerzas Democráticas Sirias (FDS), lideradas por los kurdos, a quienes se ha acreditado el liderazgo en la lucha contra el grupo del Estado Islámico (EI) en Siria.

Algunos observadores dicen que la decisión de la administración Trump de retirar alrededor de 2.000 soldados estadounidenses en el país devastado por la guerra equivale a abandonar a estos aliados kurdos.

La decisión del presidente también fue fuertemente criticada por políticos tanto republicanos como demócratas, quienes argumentaron que era contraria a los intereses estadounidenses en la región.


Turquía y Arabia Saudí intervienen: Trump

Sin embargo, no todos estaban molestos por la medida.

Turquía ve a las FDS como una rama del ilegalizado Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y el apoyo de Washington por parte del grupo ha sido un punto de discusión entre los dos aliados de la OTAN.

Desde que se anunció la retirada de tropas de los EE. UU., Ankara se ha comprometido a intervenir para liderar la lucha contra el EI en Siria, y prometió no permitir que el grupo retome ningún territorio allí.

"Como parte de la coalición global para derrotar al [EI], queremos expresar nuevamente que no permitiremos que ocurra algo así en suelo sirio, suelo iraquí o turco", Ibrahim Kalin, portavoz del presidente turco Recep Tayyip Erdogan, dijo en una conferencia de prensa en Ankara el lunes.

El miércoles, Trump dijo que le había dicho a sus asesores, "salgamos de Siria", pero luego fue convencido de que se quedara, antes de decidir llevar a casa a unos 2.000 soldados estadounidenses.

Trump también dijo que Estados Unidos no tenía planes de retirar sus tropas de Iraq. "De hecho, podríamos usar esto como base si quisiéramos hacer algo en Siria", dijo, sin entrar en más detalles, como informó Reuters.

Trump se reunió con líderes militares de Estados Unidos mientras estaba en Iraq, su primera visita al país desde que asumió el cargo hace dos años. Sin embargo, una reunión en persona programada con el primer ministro de Iraq, Adil Abdel Mahdi, fue cancelada, según el grupo de prensa de la Casa Blanca.

La reunión entre el liderazgo de Iraq y Trump fue cancelada por desacuerdos sobre cómo llevar a cabo la sesión, dijo una declaración de la oficina del primer ministro iraquí.

"Un desacuerdo sobre cómo llevar a cabo la reunión llevó a que la reunión fuera reemplazada por una conversación telefónica", dijo la declaración.

En total, la visita del presidente a Iraq duró tres horas.

Trump dijo a los reporteros que Estados Unidos "no puede seguir siendo el policía del mundo", y dijo que Turquía y Arabia Saudí habían intervenido para responder a la guerra en curso en Siria.

"En Siria, Erdogan dijo que quiere noquear al Estado Islámico, lo que quede, los restos de ISIS", dijo, usando un acrónimo alternativo para el EI.

"Y Arabia Saudí acaba de salir y dijo que van a pagar por un desarrollo económico. Lo que es genial, eso significa que no tenemos que pagar".

Trump twitteó a principios de esta semana que Riad había "acordado gastar el dinero necesario para ayudar a reconstruir Siria". Sin embargo, no reveló ningún detalle de la supuesta promesa, y no queda claro a qué se refiere.

Se espera que Trump se detenga para visitar a las tropas estadounidenses en la base aérea de Ramstein en Alemania antes de regresar a los Estados Unidos.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Trump defiende la retirada de Siria durante una visita sorpresa a la base estadounidense en Iraq”

Dejar una respuesta