Un coche bomba deja '20 muertos’ en un ataque a la base de la SDF cerca de la última aldea del EI

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

Un combatiente de la SDF mira hacia Baghouz el 19 de febrero de 2019.
Un combatiente de la SDF mira hacia Baghouz el 19 de febrero de 2019.

Según un grupo de vigilancia de la oposición siria, al menos 20 personas murieron en un ataque con coche bomba cerca de una base utilizada por combatientes de las Fuerzas Democráticas Sirias (SDF) que luchan contra militantes del grupo del Estado Islámico (EI) en el este de Siria.

Entre los muertos se encuentran 14 trabajadores petroleros y seis combatientes de la SDF liderada por los kurdos, dijo el Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, con sede en el Reino Unido.

El ataque ocurrió en la aldea de Shheel, cerca de un campo petrolífero utilizado por la SDF como base para el asalto que se espera a Baghouz, donde se espera que los últimos combatientes del EI ejecuten su próximo movimiento tras largos meses de una campaña que ha reducido el territorio ocupado a un único pueblo.

El jueves, la SDF entregó a más de 150 combatientes iraquíes y otros combatientes del Estado Islámico (EI) extranjeros, que fueron transportados con sus familias en 10 camiones hasta Irak.

La entrega fue la primera de varias en virtud de un acuerdo mediado para entregar un total de 502 combatientes, dijeron dos fuentes militares iraquíes a la agencia de noticias Reuters.

"La mayoría de los combatientes son iraquíes", dijo un coronel militar cuya unidad está estacionada en la frontera con Siria. "Pero tenemos algunos extranjeros".

El alcalde de la ciudad fronteriza iraquí Al-Qaim, Ahmed al-Mahallawi, dijo que las familias de algunos combatientes también fueron trasladadas.

“A primera hora de la mañana, 10 camiones cargados con combatientes Daesh y sus familias fueron entregados por las fuerzas de la SDF al ejército iraquí", dijo Mahallawi, utilizando el acrónimo árabe para el EI.

"La mayoría de ellos son iraquíes y el convoy estaba bajo la máxima protección de seguridad y se dirigía a la sede militar de Jazeera y Badiya", dijo el alcalde. Ambas bases se encuentran en la provincia de Anbar.

 

'Situaciones abusivas'

En octubre, Human Rights Watch dijo que las fuerzas estadounidenses habían estado entregando a presuntos miembros de EI capturados en Siria a las autoridades en Irak, donde dijo que se enfrentaban a torturas y juicios fallidos.

La organización con sede en Nueva York dijo que EE.UU. había transferido a los presuntos miembros del EI para los juicios en Bagdad, algunos de los cuales ya habían tenido lugar.

"Juzgar a los sospechosos del [EI] es crucial para que sus innumerables víctimas obtengan justicia, pero eso no se logrará  llevando a los detenidos a situaciones de abuso", dijo Nadim Houry, de HRW.

"Los Estados Unidos no deben transferir a los sospechosos del EI de Siria a Irak o a cualquier otro lugar si corren el riesgo de ser torturados o sometidos a un juicio injusto”.

 

Evacuación final

La entrega del jueves se produjo cuando las fuerzas respaldadas por Estados Unidos se preparaban para un asalto al último enclave del EI en el este de Siria.

Se espera que los últimos civiles sean evacuados el jueves para despejar el camino para el asalto, dijo la SDF.

Alrededor de 800 combatientes extranjeros que se unieron al EI, incluidos muchos iraquíes, están detenidos en Siria por la SDF, dijo el grupo.

Más de 2.000 miembros de las familias también están en campamentos, y cada día llegan docenas más.

Su destino se ha vuelto más apremiante en los últimos días, ya que la SDF planeó su asalto para hacerse con los últimos restos del territorio del grupo, un área de menos de medio kilómetro cuadrado en el pueblo de Baghouz.

"Las fuerzas de la coalición, incluidos los EE.UU., continúan apoyando a la SDF mientras negocian la liberación de civiles inocentes y el regreso de sus combatientes con la inevitable derrota en Baghouz", dijo el portavoz de la coalición, Sean Ryan, a la agencia de noticias AFP.

 

'2.500 niños en campamentos’

Save the Children dijo el jueves que había más de 2.500 niños de más de 30 países viviendo en tres campamentos en el noreste de Siria, dispuestos para personas que anteriormente vivían en territorios controlados por el EI.

Al menos 38 están solos y algunos de los bebés tienen apenas unos días, dijo la organización, instando a los países a tomar medidas para garantizar la seguridad de los niños. "Todos los niños con supuestas o asociaciones confirmadas con ISIS son víctimas del conflicto y deben ser tratados como tales. Todos los estados cuyos ciudadanos están atrapados en Siria deben asumir la responsabilidad de sus ciudadanos ", dijo Sonia Khush, Directora de Respuesta de Save the Children en Siria.

“Al igual que millones de niños sirios, han vivido conflictos, bombardeos y penurias. Necesitan ayuda especializada para recuperarse de sus experiencias y volver a la normalidad, junto con sus familias. Esto no ocurrirá en campamentos de desplazados abrumados en una zona de guerra volátil. La comunidad internacional debe actuar ahora antes de que sea demasiado tarde ".

Según cifras de las Naciones Unidas, al menos 50 niños han muerto desde el comienzo del año que huyó de la ofensiva de la SDF o después de haber llegado a los campos de desplazamiento.

Muchos de los que viven en áreas controladas por el EI no han tenido acceso a atención médica adecuada o suministros de alimentos durante meses o incluso años, dijo Save the Children.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Un coche bomba deja '20 muertos’ en un ataque a la base de la SDF cerca de la última aldea del EI”

Dejar una respuesta