El IS entra en la ciudad de Kobane

Publicado el Por Lluis Miquel Hurtado (author), El Mundo (author)

Un soldado monta guardia mientras manifestantes kurdos protestan en una colina, cerca de Kobane. (fotografía: AFP)
Un soldado monta guardia mientras manifestantes kurdos protestan en una colina, cerca de Kobane. (fotografía: AFP)

El lado turco de la frontera sufrió ayer un día caótico. Por la mañana, las fuerzas de seguridad de Turquía gasearon a un grupo de voluntarios que pretendían entrar en Kobane para defender la ciudad del sitio del Estado Islámico (IS, en siglas inglesas). Por la tarde, gasearon a cientos de personas que asistían desde una colina el desarrollo del ataque cuando, en un arrebato de furia, una treintena de ellos abordaron a un cámara televisivo y el furgón de la cadena.

El lado sirio de la frontera sufrió un día funesto. A pesar de ser festividad islámica, los yihadistas infligieron sobre el centro de la ciudad cercada el castigo más severo desde julio pasado.

El aumento de la cadencia de disparos con arma ligera, audible desde donde se instaló EL MUNDO, da a entender lo que confirmó la agencia turca DHA: El IS ya ha puesto pie en el entramado urbano de Kobane y la defensa entra en una nueva fase de guerrilla urbana.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos, una entidad que informa en base a una red de activistas sobre el terreno, contó 35 miembros del IS asesinados por los bombardeos de la coalición internacional que lidera EEUU. Treinta de ellos en la provincia oriental de Hasaka, cinco alrededor de Kobane. De acuerdo con el mismo ente, el IS mató a diez combatientes de las Unidades Populares de Protección (YPG), una de las milicias que tratan de frenar a los radicales.

Desesperación de la población

Los ataques aéreos no privaron al IS de bombardear insistentemente, con fuego de mortero, desde el flanco oeste de la villa. "Yo no puedo soportar esto. No puedo ver mi ciudad sufriendo así", musitó Naima, una joven estudiante de Kobane que ha tenido que cancelar su futuro por culpa de la guerra Siria, y rompió a llorar. A fin de comprobar a qué velocidad -ante lo inefectivo de los golpes de la coalición- ha logrado avanzar el IS en los últimos días, este periódico recorrió el tramo oeste de frontera turca que ya se halla en la retaguardia de los radicales.

En Tel Werdan, siete kilómetros al oeste de Kobane, el despliegue castrense junto al alambrado de espino consistía en dos torretas de vigilancia vacías, un potro escuálido y varias moscas. Poco comparándolo con el músculo exhibido en las zonas de la divisoria susceptibles de ser atravesadas por voluntarios kurdos dispuestos a evitar la caída del enclave de Kobane. Siguiendo en sentido este la antigua vía de tren que unía en el pasado Berlín con Bagdad, este medio se encontró con cientos de voluntarios kurdos en Yumurtalik.

Llegan estos días desde toda Turquía, hasta en autobuses puestos por ayuntamientos como el de Botan, gobernado por el prokurdo Partido Democrático de los Pueblos. Improvisan puntos de control en las carreteras donde rastrean los vehículos que pasan uno por uno.

Un varón de unos cuarenta años de esa población, llamado Alí, asegura que su objetivo es cazar a los miembros del IS en suelo turco para evitar que se curen en hospitales del país. "Tenemos que actuar nosotros por nuestra cuenta contra el IS porque nadie lo hace", lamentaba Muslim Baran, un joven estudiante kurdo. "El problema de Kobane es que no tiene petróleo. Por eso en Irak sí hay amplio apoyo internacional y aquí no".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “El IS entra en la ciudad de Kobane”

Dejar una respuesta