Wikileaks: Riad y Tel Aviv flirtean con la normalización de relaciones

Publicado el Por

Bandera de Arabia Saudí
Bandera de Arabia Saudí

 

Diversas comunicaciones del Ministerio de Asuntos Exteriores saudí publicadas por  “Wikileaks”  bajo el epígrafe de “muy secretas” descubren la situación de acercamiento entre Riad y Tel Aviv, situación merced a la cual el reino saudí comenzó a abordar la cuestión de su normalización con Israel y la iniciativa de paz saudí del año 2002 que adoptó la Liga Árabe en la cumbre celebrada en Beirut en ese mismo año, y a la que siguió con celeridad un proceso de comunicación y propaganda en el año 2006. Es en este año en que se comienza a hablar públicamente por parte de personalidades relevantes saudíes de que Israel ya no se considera incluida en la lista de enemigos de Arabia Saudí sino que se considera de forma no oficial uno de los aliados más cercanos. Este discurso ha evolucionado con rapidez hacia varias iniciativas saudíes para un acercamiento entre los dos países en el año 2008. Desde esa fecha hasta la actualidad no pasa un mes en que no aumente la eficacia de esta cooperación ahora verificada entre Tel Aviv y Riad, se apoye este acercamiento entre ellos y se aceleren sus mecanismos.

 

“Palabras vanas”

Diversos documentos de Wikileaks añaden credibilidad a esto documentando todo lo que consideraron los saudíes “palabras sin pruebas”, ya sea en lo referente a las relaciones con Israel o en lo referente a otras cuestiones, pero lo nuevo aquí en términos de las relaciones con Israel es que Riad ha puesto en marcha una nueva etapa en el acercamiento con Israel que no está en el nivel de los trabajos de inteligencia y seguridad que se hayan por lo general en secreto, sino en un nivel de apertura en altas esferas. En uno de los cables de fecha 27 de abril de 2005 enviado por el subsecretario de Estado para asuntos económicos y culturales al Ministro de Asuntos Exteriores saudí en respuesta a un telegrama del presidente del Consejo de Ministros de Arabia Saudí para aclarar la situación jurídica y diplomática en lo que respecta a la cooperación del reino con empresas extranjeras estrechamente relacionadas con Israel, el  Subsecretario del Ministerio de Asuntos Exteriores de Arabia se refirió a la decisión nº 5 del Consejo de Ministros de Arabia Saudí, con fecha 13 de Junio de 1995, dedicada a detener el boicot a Israel de segundo y tercer grado, y el aceptar como suficiente solo el de primer grado, por lo que se impide la cooperación del reino saudí con las empresas completamente israelíes y no con aquellas parcialmente propiedad de Israel o de personas que tengan la nacionalidad israelí a partes iguales, o con empresas extranjeras que traten con compañías israelíes que pertenezcan al primer grado.

Esto significa que las autoridades saudíes desde mediados de los noventa han permitido a las empresas que tengan tratos con Israel trabajar dentro del reino en diversos campos, y que las auditorías se llevaran a cabo sólo en casos especiales relacionados con la seguridad de la información. En este contexto un informe del diario israelí “Haaretz”, reveló con respecto a Arabia Saudita que las inversiones directas israelíes, ya sean bancarias o comerciales, son objeto de un crecimiento constante que comenzó lentamente con el inicio del nuevo milenio.

 

Fortalecer las relaciones

Por otra parte el mayor general Nayef Bin Ahmed Bin Abdulaziz, uno de los líderes militares saudíes más importantes, y especializado en el área de operaciones especiales y guerra electrónica, escribió un artículo a mediados de 2012 en una de las revistas de las Fuerzas Conjuntas de Estados Unidos, en la que habló de las bondades de Israel y de la necesidad de fortalecer las relaciones entre su país y Tel Aviv, haciendo hincapié en la necesidad de fortalecer las relaciones entre las dos partes para fomentar el fortalecimiento de los lazos de cooperación y convergencia entre los palestinos y los árabes en general y los israelíes. Un cable de la Subsecretaría de Estado de Información y Tecnología a Saud al-Faisal muestra por su parte el interés de la parte saudí por la reacción israelí a este artículo, que puede ser descrito como un globo sonda para fortalecer las relaciones entre Tel Aviv y Riad, y se incluye otro telegrama con el texto de un artículo del escritor israelí Amir Oren, en el diario Haaretz, en que menciona otro de Nayef en que demuestra que Riad corteja a Israel con establecer relaciones normales de acuerdo a ciertas condiciones, y confirma que el artículo de Nayef fue un globo sonda para estudiar las reacciones de Israel primero y de los medios de comunicación árabes en segundo lugar. Hay otro cable del subsecretario del ministerio a Saud al-Faisal en torno al interés de los medios de comunicación árabes por el artículo del escritor israelí y los comentarios vertidos por el público sobre el mismo.

 

Relaciones populares

Las filtraciones de Wikileaks también han confirmado a los corresponsales extranjeros en Arabia Saudí la existencia de otras señales en las relaciones entre Riad y Tel Aviv, no sólo a nivel oficial sino también a nivel extraoficial. Uno de estos documentos arroja luz sobre un protocolo no oficial por medio de EE.UU. que patrocina las relaciones entre el Reino Saudí y los EAU bajo una cobertura académica, y que vienen en el marco de lo que los expertos en relaciones internacionales denominan “establecer relaciones normales con raíces de fondo.” El telegrama enviado por el Ministerio de Asuntos Exteriores saudí solicita información completa sobre las decenas de estudiantes saudíes acogidos por la Embajada de Israel en Washington en el marco de un programa de capacitación para la preparación de líderes bajo los auspicios del gobierno de Estados Unidos, de acuerdo con el telegrama enviado en agosto de 2008, y que se refiere a la petición de Exteriores de la causa y propósito de la visita y a los cuestionarios rellenados con los estudiantes y el contenido de los materiales escritos e impresos y visuales ofrecidos por la embajada de Israel a los estudiantes, así como una referencia a Arabia Saudita sobre el propósito de la visita y lo que con ella se relaciona. El documento dice que los estudiantes saudíes escucharon una explicación por parte del personal de la embajada israelí y plantearon preguntas y tomaron fotos de recuerdo allí.

Sorprendentemente, el Ministerio de Exteriores saudí no ha formulado ninguna objeción o advertencia en el telegrama acerca de esta visita, y se ocupa de ella de forma rutinaria como sucede cuando solicita información de sus embajadas en todo el mundo para un evento en particular, lo que demuestra que hay actividades similares que se producen de forma rutinaria, y no son actos individuales de una persona o grupo de personas que lleven la nacionalidad saudí y residan en los Estados Unidos y lleven a cabo este acto de la iniciativa individual, sino que se desarrollan en el marco y bajo el patrocinio de un programa del gobierno estadounidense en el que la mayor parte de los países amigos de los Estados Unidos – entre ellos Arabia Saudí e Israel –  informan acerca de sus objetivos y etapas, y que el inicio de la participación de Arabia Saudita en este el programa se produjo con el nombramiento del príncipe Turki al-Faisal, que es una persona que es padrino del acercamiento entre Tel Aviv y Riad, como embajador del Reino en Washington.

El contenido del programa de Estados Unidos, demuestra que forma a los jóvenes para el liderazgo dentro de sus comunidades y para la cooperación internacional con sus pares de otros países y tiene como objetivo crear una nueva generación de actores jóvenes, líderes en los niveles sociales y políticos, que se especialicen en relaciones internacionales y en cómo manejarlas. Y parece que puede ser compatible con la política saudí emprendida desde una fecha cercana a la de la visita para profundizar en la  normalización con Israel a nivel popular, que es una cuestión que ha seguido una línea ascendente desde 2011 y ha conducido finalmente a los saudíes aceptar relaciones normales con la entidad sionista

En 2014 una encuesta del Instituto Washington para la Política del Cercano Oriente sobre el conflicto árabe-israelí y el futuro del proceso de paz reveló que la mayoría de los encuestados de la muestra en Arabia Saudita – mil personas – apoya “construir la paz con Israel con la solución de los dos estados” , y demostró que Arabia Saudí ocupa el primer lugar en comparación con los EAU y Kuwait en términos del número de entrevistados que apuestan por construir “paz” con Israel entre las tres muestras, en un 61 por ciento. En este contexto, Salman Al-Ansari, el fundador del lobby saudí en Estados Unidos llamó a una “alianza de cooperación” entre Riad y Tel Aviv, basado en “los intereses regionales comunes y económicos”, señalando que hay una “oportunidad histórica para una nueva era de paz y prosperidad.” Según el diario “The Times of Israel”  Al Ansari, Presidente del Comité de Relaciones Públicas Arabia Saudí – Estados Unidos, escribió en la revista “The Hill” que Israel está “en una posición única, con la ayuda de su vecino, para el desarrollo económico en los próximos años”, y consideró que el diálogo político existente entre las dos partes no es sólo en provecho de los dos países, sino que también lo es en provecho de Oriente Medio y de los aliados internacionales de Israel y Arabia Saudí.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Wikileaks: Riad y Tel Aviv flirtean con la normalización de relaciones”

Dejar una respuesta