Arabia Saudí implementa un código de decencia pública de cara al turismo

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

Estudiantes saudíes en la exposición para guiar a quienes buscan trabajo en la Feria de Carreras de Mujeres Glowork en Riad, Arabia Saudí, el 2 de octubre de 2018. [REUTERS / Faisal Al Nasser]
Estudiantes saudíes en la exposición para guiar a quienes buscan trabajo en la Feria de Carreras de Mujeres Glowork en Riad, Arabia Saudí, el 2 de octubre de 2018. [REUTERS / Faisal Al Nasser]

Arabia Saudí dijo el sábado que emitirá multas por 19 delitos relacionados con la decencia pública, como vestimenta inmodesta y muestras públicas de afecto, a medida que el reino musulmán se abre a los turistas extranjeros, informa Reuters.

La decisión del Ministerio del Interior viene con el lanzamiento de un régimen de visas que permite a los turistas de 49 estados visitar uno de los países más cerrados del mundo. Hasta ahora, la mayoría de los visitantes han sido peregrinos musulmanes y empresarios.

Las violaciones enumeradas en el nuevo sitio web de visas también incluyen tirar basura, escupir, saltarse las colas, tomar fotografías y videos de personas sin permiso y tocar música durante la oración. Las multas van desde 50 riyals (13 dólares) hasta 6.000 riyals ( 1.600 dólares).

"Las regulaciones tienen como objetivo garantizar que los visitantes y turistas en el reino conozcan la ley relacionada con el comportamiento público para que cumplan con ella", dijo un comunicado de prensa del gobierno.

Dijo que la policía saudí tenía la responsabilidad exclusiva de monitorear los delitos e imponer multas, un comentario que parecía marginar a los escuadrones religiosos 'anti-vicio' del reino, cuya autoridad para perseguir a sospechosos o arrestar se redujo en 2016.

La fuerza religiosa, conocida como la mutawa, solía asegurar que las personas rezaran cinco veces al día de acuerdo con las enseñanzas musulmanas y que las mujeres se cubrieran la cabeza. También impusieron prohibiciones a la música, el alcohol, la mezcla de género y las conducción para mujeres.

El alcohol sigue siendo ilegal, lo que podría disuadir a algunos turistas. Tampoco queda claro si a los hombres y mujeres extranjeros solteros se les permitiría compartir una habitación de hotel.

Sin embargo, se ha levantado la prohibición de conducción para mujeres y ha florecido el entretenimiento público, incluidos los cines, una vez prohibidos. Muchos restaurantes y cafeterías han eliminado las barreras físicas que separan los géneros y ya no dejan de servir a los clientes durante la oración.

Algunas mujeres ahora usan abayas más coloridos, las túnicas holgadas que se usan sobre su ropa que generalmente son negras, o ya ni siquiera las usan.

El príncipe heredero Mohammed bin Salman, que encabezó la apertura social y las reformas para diversificar la economía lejos del petróleo, dijo el año pasado que las mujeres en Arabia Saudí no necesitaban cubrirse la cabeza o usar un abaya mientras se vistieran respetuosamente.

Los cambios han sido vistos en el país y en el extranjero como prueba de una tendencia progresiva, aunque persisten las limitaciones y no ha habido movimientos para abrir un sistema que haya mantenido a la familia gobernante Al Saud en control del poder político.

Las autoridades detuvieron a activistas de los derechos de las mujeres durante el año pasado en medio de una mayor represión contra la disidencia. La imagen del príncipe heredero en el extranjero también se vio empañada por el asesinato del periodista Jamal Khashoggi el año pasado, dentro del consulado del reino de Estambul y por una guerra devastadora en Yemen.

El país del Golfo, que comparte fronteras con Irak al norte y Yemen al sur, cuenta con vastas extensiones de desierto pero también montañas verdes, playas vírgenes y sitios históricos, incluidos cinco sitios del Patrimonio Mundial de la UNESCO.

 

Fuente: Middle East Monitor

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Arabia Saudí implementa un código de decencia pública de cara al turismo”

Dejar una respuesta