Jerusalén: más de 23 incursiones en la mezquita de Al-Aqsa en diciembre

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

Colonos israelíes en el Complejo de la Mezquita Al-Aqsa, durante la festividad judía de Sucot, el 17 de octubre de 2019 [Kudüs İslami Vakıflar İdaresi / Folleto / Agencia Anadolu]
Colonos israelíes en el Complejo de la Mezquita Al-Aqsa, durante la festividad judía de Sucot, el 17 de octubre de 2019 [Kudüs İslami Vakıflar İdaresi / Folleto / Agencia Anadolu]

El Ministerio de Dotaciones dijo en su informe mensual de diciembre de 2019 que la ocupación contaminó la mezquita de Al-Aqsa más de 23 veces, practicó la política de destierro y detención de fieles y manifestantes, y prohibió las oraciones en el Santuario de Abraham 49 veces, además de cometer varias violaciones en su contra.

El informe preparado por el Departamento de Relaciones Públicas e Información del Ministerio declaró que la ocupación y sus colonos intensificaron sus incursiones en la Mezquita de Al-Aqsa durante la Hanukkah. Se alzaron voces extremistas para organizar incursiones colectivas a través de los llamados "grupos del Templo de Salomón", anunciando un programa de acción y actividades centradas en la permisibilidad de socavar la Mezquita de Al-Aqsa y la Ciudad Vieja en la Jerusalén ocupada. La policía de ocupación desplazó a más miembros y a unidades selectas al corazón de la Ciudad Santa para brindar protección y vigilancia a las pandillas de colonos durante sus marchas, incursiones provocativas y disturbios en la ciudad.

El informe monitoreó que el extremista Glick asaltó Al-Aqsa más de tres veces durante diciembre, y el llamado líder de la policía de ocupación en Jerusalén asaltó Al-Aqsa liderando un grupo antidisturbios.

Durante diciembre, hubo repetidos asaltos e incursiones en la Puerta de la Misericordia, evitando que los fieles se acercaran a ella y arrestando a varios de ellos.

La ocupación continuó su campaña de judaización contra la ciudad, especialmente cerca de la mezquita de Al-Aqsa, a través de varios proyectos, incluidos planes del gobierno de ocupación para establecer proyectos de judaización en la ciudad de Jerusalén, específicamente en Silwan, al sur de la mezquita Al-Aqsa, para imponer más control sobre la ciudad, cambiar el status quo y continuar el trabajo de excavación bajo la mezquita y en el área de los palacios omeyas.

Esto se suma a la inauguración de un proyecto ferroviario judaico que une Tel Aviv y la Jerusalén ocupada, así como un viejo proyecto, el establecimiento de una línea de teleférico en Jerusalén destinada a judaizar el horizonte, que atraviesa los barrios árabes en Jerusalén y al lado de la Mezquita de Al-Aqsa, conectando el Monte de los Olivos con el Muro de las Lamentaciones, pasando por varios puntos en la Ciudad Vieja de la Jerusalén ocupada y alrededor de sus muros históricos. Se espera que se abra en 2021. Además, las asociaciones de asentamientos israelíes han establecido un museo bíblico de tres pisos con un área de 1.390 metros cuadrados en el área de Ein Al-Fawqa en Silwan, que está a solo decenas de metros de la Mezquita de Al-Aqsa desde el lado suroeste.

El subsecretario del Ministerio de Dotaciones, Hossam Abu Al-Rab, dijo que los intentos israelíes de cambiar la identidad y el carácter de la Ciudad Vieja de la Jerusalén ocupada, especialmente la Mezquita de Al-Aqsa y sus sitios adyacentes, no tendrán éxito gracias a la legendaria firmeza de nuestra gente. Advirtió al mismo tiempo sobre la política de la ocupación de aumentar las incursiones, el ritmo de la judaización, la intervención en los asuntos de la Mezquita de Al-Aqsa, el sistema de asedio y las barreras que lo rodean.

El informe reveló que la ocupación impidió trabajos de restauración en la Cúpula de la Roca, arrestó a un guardia y practicó una política de destierro, como solía hacerlo todos los meses, contra sacristanes, manifestantes y fieles.

En el Santuario de Abraham, la ocupación prohibió las oraciones 49 veces y continuó su violación contra la mezquita al colocar una menorá en su techo. Se desarrolló un plan para hacer adiciones al Santuario de Abraham por un precio de medio millón de shekels. Esto incluiría el diseño de un ascensor para discapacitados y otras adiciones para el uso de los colonos. Además, los colonos realizaron bailes y gritaron en el suelo del Santuario de Abraham en Hebrón, en una flagrante violación de la santidad de los muertos.

En Jerusalén, la ocupación cambió los cables de electricidad en el patio exterior de la Mezquita de la Tumba de Samuel, en una nueva violación en su contra. Además, un colono asaltó la Iglesia del Santo Sepulcro con un cuchillo y aterrorizó a los fieles.

En Naplusa, las fuerzas de ocupación israelíes aseguraron la incursión de 2500 colonos en la tumba de José. En Halhoul, unos 250 colonos irrumpieron en el área de Beit Tzur para encender velas de la Hanukkah israelí.

 

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Jerusalén: más de 23 incursiones en la mezquita de Al-Aqsa en diciembre”

Dejar una respuesta