Yemeníes reaccionan a la prohibición del qat en la ciudad de Adén

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Aden

Vendedores qat muestran sus productos en el mercado en Aden (fotografía: AFP)
Vendedores qat muestran sus productos en el mercado en Aden (fotografía: AFP)

 

Después que las autoridades prohibieron la venta de qat en días laborables, algunos residentes de Adén estuvieron en desacuerdo con la restricción.

Akram Obadi, de 36 años, ha masticado qat durante 15 años y lo considera un aspecto importante de su vida diaria como herrero en el distrito de Al-Sheik Othman. Sin qat, dijo, ha sido incapaz de dormir o trabajar.

"Nunca he dejado de mascar qat, ni un solo día en los últimos años, ni estando enfermo. Cuando lo prohibieron, no pude dormir bien porque sufro de pesadillas, como cualquier hombre acostumbrado a masticar qat a diario, por lo que casi no puedo trabajar", dijo.

El qat es una hierba perenne que las personas mastican para producir un efecto estimulante similar al de beber numerosas tazas de café.

El gobierno de Adén ha prohibido su venta desde el lunes. Su venta está permitida ahora sólo los jueves y viernes.

Muchos residentes quieren que la autoridad municipal proporcione medios para ayudar a las personas a superar su adicción al qat.

Algunos residentes Aden, sin embargo, han dado la bienvenida a la prohibición.

"Creo que el qat es la principal razón detrás de muchos de los problemas sociales y económicos, así que no lo uso y apoyo la prohibición", dijo Ammar Al-Da'as, de 28 años.

Especialmente entre las familias pobres, algunos dedican parte importante de sus ingresos en el consumo del narcótico.

No hay árboles qat en la provincia de Adén, por lo que los vendedores provienen del centro-sur de la provincia de Al-Dhale. El fármaco llegó a Yemen desde Etiopía hace más de 500 años y se afianzó rápidamente.


Gobierno que carece de poder

En un extraño giro de los acontecimientos, los funcionarios del gobierno yemení en Riad, Arabia Saudí, que han establecido Adén como capital temporal del país en medio de la actual guerra civil, han guardado silencio sobre la prohibición.

El analista político y director del Centro de Estudios estratégicos Madar en Adén, Fadl Al-Rabei, dijo que el gobierno yemení había perdido el control de Adén y que "bandas" tenían el control y estaban tratando de sembrar el caos en la ciudad.

"La prohibición de qat en estas condiciones no le sirve al gobierno de la ciudad, ya que muchas personas perderán sus puestos de trabajo y pueden unirse a grupos extremistas que luchan contra las autoridades de Adén", dijo Rabei.

Las autoridades de la ciudad de Adén tienen sus propios planes económicos y políticos, y el gobierno nacional no sabe nada acerca de este programa, que tiene como objetivo lograr la independencia del sur, según dijo Rabeia.

“Adén necesita detener los ataques en la ciudad de Al-Qaeda y los combatientes de Estado Islámico. No hay necesidad de prohibir el qat ahora”, añadió.

Una fuente dentro del aparato de seguridad de Yemen dijo bajo condición de anonimato que las autoridades prohibieron el qat debido a varias razones sociales y económicas, pero la principal era que los mercados de qat crean “atascos de tráfico que entorpecen la labor de las fuerzas de seguridad".

La fuente se negó a revelar más detalles.

Después de la prohibición, los vendedores recurrieron a traficar con sus productos en otras provincias fuera de la ciudad, incluyendo Ibb, Taiz 'al-turbah y Lahj.

Hael Al Shoaibi, de 33 años, originario de Al-Dhale que ahora es un residente de Adén, dijo que no puede vivir sin qat y ha recurrido a viajar hasta la provincia de Lahj para comprarlo.

Shoaibi hizo un trayecto de tres horas de ida y vuelta en coche, lo que le costó $10, y compró qat por $8. "Hay muchos puestos de control en busca de qat, pero tuve la suerte de que una mujer en el mismo coche me lo ocultó", dijo.

Shoaibi compró qat suficiente para dos días, y dijo que continuará yendo a Lahj en busca de suministros. No le gusta comprar qat a los contrabandistas que han comenzado a vender en la ciudad, dijo.

Hay varias variedades de qat, con precios diferentes según su calidad. Shoaibi dijo que hay algunos contrabandistas en Adén, pero a menudo venden qat de mala calidad a precios muy altos. Los contrabandistas han duplicado sus precios en medio de la intensa demanda.

Shoaibi también afirmó que algunos guardias de seguridad permiten a los contrabandistas entrar qat a la ciudad, aceptando al mismo tiempo una parte de la mercancía como honorarios o sobornos.

El analista económico Ahmed Saeed Shamakh considera que la prohibición ha llegado en un mal momento, aunque había aspectos positivos y negativos.

"Los árboles de qat consumen el 30% del agua y han sustituido a los árboles frutales en varios partes de Yemen, por lo que el gobierno nacional tiene que luchar contra su propagación", dijo. El gobierno debe tomar medidas tales como la imposición de altos impuestos al qat y la prohibición de la masticación en las instituciones públicas.

El principal problema con la prohibición de Adén, dijo Shamakh, es que pretende forzar a la gente a dejar de masticar qat de inmediato, pero eso es difícil porque necesitarán tiempo para cambiar sus hábitos.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Yemeníes reaccionan a la prohibición del qat en la ciudad de Adén”

Dejar una respuesta