Muchos de los niños sirios en el Líbano no van a la escuela, denuncia HRW

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Beirut

Niña siria se dirige a la escuela en un campo de refugiados no oficial en el Valle de Bekaa (fotografía: AFP)
Niña siria se dirige a la escuela en un campo de refugiados no oficial en el Valle de Bekaa (fotografía: AFP)

 

Mariam Khatib, una refugiada siria de 15 años, en el Líbano, dice que tiene un solo deseo en la vida y es poder volver a la escuela.

"La gente no es nada sin educación", dice la adolescente, que no ha podido asistir a la escuela desde que su familia huyó de la provincia de Daraa, Siria, hace tres años y medio.

"Me gustaría que Dios me concediera un deseo para mí y mis hermanos: Que podamos ir a la escuela", dijo a la AFP.

Mariam y sus hermanos se encuentran entre los más de 250.000 niños refugiados sirios en el Líbano que no tienen acceso a la escuela, según un informe publicado por Human Rights Watch (HRW), el martes.

"El elevado número de niños refugiados fuera de la escuela es una crisis inmediata", advirtió el organismo con sede en Nueva York.

"Algunos nunca han entrado a un aula".

El problema es particularmente grave en menores entre los 15 y 18 años, sólo el 3% de los cuales se inscribieron en las escuelas públicas del Líbano durante el año escolar 2015-2016, según HRW.

La crisis continúa a pesar de los esfuerzos del gobierno libanés y las ayudas de los donantes internacionales para aumentar la escolarización entre los más de un millón de sirios que se han refugiado en el país desde que la guerra comenzó en marzo de 2011.

Qab Elias, en el este de Valle de Bekaa en el Líbano, es uno de los campamentos informales de refugiados donde decenas de niños no están recibiendo educación.

"No puedo describir lo difícil que es. Es realmente difícil", dijo el hermano de 18 años de Mariam Ismael, que no ha ido a la escuela desde octavo grado.

 

Miedo al futuro

Su padre Imad Al-Din dijo que simplemente no podía permitirse el lujo de enviar a sus hijos a la escuela.

"Hemos estado en el Líbano durante tres años y medio y ninguno de mis hijos han ido a la escuela aquí", dijo.

"Nuestra situación financiera no lo permite, y hasta ahora no he recibido ayuda de nadie".

"Mi esposa y yo nos sentimos muy mal porque no hemos conseguido enviarlos a la escuela", agregó.

"Tengo mucho miedo por su futuro si no reciben una educación”.

Muchos de los refugiados en el Líbano citan el coste como un obstáculo para inscribir a sus hijos, a pesar de la política del gobierno libanés de exención de tasas de admisión para los niños de primaria.

La cuestión ilustra lo que HRW considera un problema clave: Que las políticas del gobierno libanés destinadas a aumentar la escolarización de los niños refugiados se está aplicando de forma desigual, y en algunos casos, está siendo completamente ignorada.

El gobierno ha permitido que los refugiados se inscriban en las escuelas sin documentos de residencia, exentos de pago en primaria, y abrió un “segundo turno” escolar por la tarde para los niños sirios.

Pero los refugiados cuentan que los administradores de las escuelas les exigen documentación y pagos que ellos no pueden proporcionarles. En muchos casos se han negado a crear el segundo turno.

 

Múltiples obstáculos a la educación

HRW también documentó una serie de barreras adicionales, incluyendo el costo de transporte para los estudiantes, la intimidación y el acoso, espacios insuficientes, y profesores que no dan la bienvenida a los estudiantes sirios.

Muchas familias también se ven limitadas por sus permisos de residencia caducados y que no han podido renovar las tasas a pagar.

Sin papeles, tienen miedo de desplazarse o enviar a sus hijos a la escuela por temor a ser detenidos.

El grupo también señaló que el gobierno libanés continúa negando trabajo a los maestros sirios, a pesar de la escasez de docentes libaneses.

Abdulkarim Al-Salem, un líder local en el campamento informal en Qab Elías, dijo que el Líbano debe abrir las escuelas sólo para refugiados dentro de los asentamientos.

"En este campamento solamente hay 180 niños que no van a la escuela porque no hay escuelas que puedan aceptarlos", dijo Salem a la AFP.

"Incluso si pudieran inscribirse en las escuelas locales, la ruta de las escuelas es a lo largo de una carretera principal y no es segura”.

Human Rights Watch instó al gobierno libanés a no solo garantizar una mejor aplicación de las políticas existentes, sino que también pidió medidas adicionales, y explorar la posibilidad de contratar maestros sirios, y permitir renovar los documentos de residencia caducados de forma gratuita.

También instó a los donantes a proporcionar fondos adicionales para la ampliación y rehabilitación de escuelas, la contratación de profesores, y subvencionar el transporte de estudiantes.

"Es poco probable que los niños sirios puedan ejercer su derecho a la educación a menos que Líbano se comprometa a llevar a cabo reformas que vayan más allá del marco de sus políticas educativas actuales y reciba una mayor financiación de los donantes", concluyó HRW.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Muchos de los niños sirios en el Líbano no van a la escuela, denuncia HRW”

Dejar una respuesta