Grupo de derechos humanos insta a Irán a retirar los cargos a las manifestantes por la obligatoriedad de vestimenta

Publicado el Por Arabia Watch (author)

Lugar(es): Teherán, Irán

Turistas e iraníes caminan cerca del santuario Massoumeh en la ciudad santa de Qom (fotografía: AFP)
Turistas e iraníes caminan cerca del santuario Massoumeh en la ciudad santa de Qom (fotografía: AFP)

 

Irán debe dejar de perseguir a las mujeres que se niegan a llevar chador, dijo Human Rights Watch, el sábado.

La organización pidió que se levanten los cargos de los que fueron acusadas tres mujeres que fueron detenidas en enero tras el inicio de protestas contra el gobierno en el país.

Nargess Hosseini, que fue detenida el 29 de enero, se hizo famosa después de que una foto comenzó a circular en las redes sociales en la que colgaba de un palo su velo en la calle de la Revolución de Teherán. Ha sido puesta en libertad bajo fianza, pero se mantienen los cargos en su contra.

Su abogado ha dicho que se enfrenta a acusaciones de “cometer un acto pecaminoso abiertamente”, “violar la prudencia pública” y “alentar la inmoralidad o la prostitución”. Su juicio está programado para el 24 de febrero.

Azam Jangravi y Shaparak Shajarizadeh fueron detenidas en febrero en circunstancias similares. Jangravi  también fue puesta en libertad bajo fianza, pero Shajarizadeh permanece en la cárcel.

“Durante décadas, las autoridades iraníes han impuesto un código de vestimenta obligatoria en las mujeres que violan su libertad básica de expresarse y que restringen el acceso a las oportunidades económicas y sociales para cualquier persona que se niegue a utilizarla”, dijo Sarah Leah Whitson, directora para Medio Oriente de Human Rights Watch.

“Ahora, cuando las mujeres protestan pacíficamente un código de vestimenta discriminatoria, las autoridades están aumentando sus malas acciones al detenerlas”.

La obligatoriedad del chador, que es una una túnica semicircular que envuelve el cuerpo de la mujer desde la cabeza pero deja el rostro descubierto, fue impuesto por Irán después de la Revolución Islámica de 1979, en principio, su obligatoriedad se centra en edificios y dependencias estatales, mezquitas, y en todos los actos religiosos. Sin embargo, mujeres iraníes -sobre todo las más jóvenes- cubren a menudo solamente el mínimo de su cabello.

A finales de diciembre, el jefe de policía de Teherán anunció que ya no habría detenciones por no llevar el velo en la capital.

“Aquellos que no observan el código de vestimenta islámico ya no serán llevados a los centros de detención, ni se presentarán casos judiciales en su contra”, dijo el jefe de la policía de Teherán, el general Hossein Rahimi, a un periódico reformista.

Sin embargo, desde el estallido de una ola de protestas contra la corrupción gubernamental y el desempleo, al menos 29 personas han sido detenidas por hacer campaña contra el uso de la prenda.

HRW dijo que los países no deben legislar lo que las mujeres pueden o no pueden usar, incluyendo las leyes que restringen el uso de prendas religiosas.

“Las mujeres en Irán y en otros lugares deben tener libertad para vestir a su antojo”, dijo Whitson.

“Esto incluye decidir si llevar un pañuelo en la cabeza o no, sin importar lo que piensen los que están en el poder”.

 

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Grupo de derechos humanos insta a Irán a retirar los cargos a las manifestantes por la obligatoriedad de vestimenta”

Dejar una respuesta