"Mi Israel ha muerto": filántropa británica critica la ley estado-nación judía

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author), Mustafa Abu Sneineh (author)

Lugar(es):

Dame Vivien Duffield es una de los donantes más importantes de Gran Bretaña a Israel
Dame Vivien Duffield es una de los donantes más importantes de Gran Bretaña a Israel

Dame Vivien Duffield, una de los donantes más prominentes de Gran Bretaña a Israel, llamó a la ley estado-nación judía "apartheid" y dijo que "mi Israel ha muerto" en una entrevista en hebreo con Haaretz, publicada el martes.

Duffield, de 72 años, es el presidente de la Fundación Clore Duffield en Israel, que ha donado millones de libras esterlinas desde 1979 para construir bibliotecas, parques, refugios para mujeres maltratadas, casas para la Asociación de Israel para Niños con Discapacidades, aulas y clínicas, entre otros, en una larga lista de esfuerzos filantrópicos.

También dona dinero al Instituto de Ciencias Weizmann en la ciudad israelí de Rehovot y al Museo de la Torre de David en la ciudadela de la Ciudad Vieja en la Jerusalén Oriental ocupada.

"Para ser honesto, 'mi' Israel ha muerto. El Israel que yo conocía y amaba ya no existe", dijo Duffield.

"Soy una persona muy pragmática, pero ¿me gusta lo que ha estado sucediendo en Israel en los últimos años? No. Odio lo que está pasando allí".

Duffield es muy conocida en el Reino Unido, donde actualmente es la presidenta del Royal Opera House Endowment Fund, la directora del Southbank Center Board y una gobernadora del Royal Ballet.

Su fundación ha apoyado organizaciones artísticas y culturales famosas en el Reino Unido, como el Museo Tate, el Museo Británico y el Museo de Historia Natural, por nombrar algunos.

En 2011, Duffield estimó que había donado 400 millones de libras (515 millones de dólares) a causas que consideraba dignas.

Hija de Sir Charles Clore, uno de los hombres de negocios de posguerra más exitosos de Gran Bretaña, visitó el recién establecido estado de Israel por primera vez en 1955 cuando ella tenía solo nueve años.

"Odio es una palabra fuerte, pero detesto los procesos por los que Israel está pasando. En mi opinión, el voto en la Knéset sobre la ley estado-nación, todas las leyes más recientes que Israel aprobó, son espantosas. Terribles. La nueva ley estado-nación es el apartheid, es Sudáfrica", dijo.

La ley estado-nación es parte de las llamadas leyes básicas de Israel que actúan como una constitución de facto, y fue aprobada en la Knéset el mes pasado.

La nueva ley no menciona la igualdad ni la democracia, lo que significa que el carácter judío del país tiene prioridad sobre los ciudadanos palestinos, drusos y circasianos de Israel.

Declara que Israel es oficialmente una nación-estado del pueblo judío y hace que el hebreo sea el idioma nacional del país. El árabe, que anteriormente se consideraba un idioma oficial, solo recibía un estatus especial.

También describe la construcción de asentamientos judíos como de interés nacional israelí.

"Es una ley para un grupo y otra para un segundo grupo, y eso es repulsivo", dijo Duffield a Haaretz. "Hay dos millones de árabes en Israel y, obviamente, tienen su propio idioma. Es imposible no reconocer [oficialmente] el idioma hablado por millones de ciudadanos ".

Duffield le dijo a Haaretz que visitó Israel justo después de la guerra árabe-israelí de 1967, y sugirió invertir en ciudades palestinas en la ocupada Cisjordania, pero los israelíes se rieron de ella.

"Hoy, la situación está empeorando, se están construyendo más y más asentamientos. Creo que Israel no sobrevivirá al final. No es el Israel que yo conocía. Honestamente, no creo que dentro de 50 años Israel existirá como Israel. Mira la demografía, ¿cuántos árabes habrá en otros 50 años? ella preguntó.

Duffield señaló con el dedo al primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, diciendo que cada paso que da es una "catástrofe".

Mientras tanto, Duffield dijo que sus donaciones estaban contribuyendo a la lucha contra los intentos de borrar las culturas musulmana y cristiana en la ciudad, diciendo que "Jerusalén no es una ciudad judía sino una ciudad multicultural".

Duffield dijo que no estaba influenciada por el movimiento Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS, por sus siglas en inglés), y que había donado dinero a campañas anti BDS en el Reino Unido e Israel.

El movimiento BDS ha desempeñado un papel destacado en la sensibilización internacional sobre los crímenes israelíes contra los palestinos, y ha tenido éxito en convencer a los artistas de no actuar en Israel.

En julio, fue una fuerza impulsora detrás de la votación del Senado irlandés avanzando un proyecto de ley que detendría las importaciones de productos de los asentamientos israelíes, considerados ilegales en virtud del derecho internacional.

Duffield dijo que se opone firmemente a las políticas de Israel y expresa su opinión a los israelíes, "pero yo no soñaría con expresarla a los ingleses".

"Es muy difícil defender a Israel en este momento, representarlo en Inglaterra o en cualquier otro lugar".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “"Mi Israel ha muerto": filántropa británica critica la ley estado-nación judía”

Dejar una respuesta