Un investigador de Sudán confirma que el maestro detenido fue golpeado hasta la muerte mientras las protestas continúan

Publicado el Por Agencias / Arwa Desk (author)

Lugar(es):

Manifestantes sudaneses participan en una manifestación antigubernamental en Jartum el 7 de febrero (AFP)
Manifestantes sudaneses participan en una manifestación antigubernamental en Jartum el 7 de febrero (AFP)

Un investigador sudanés ha confirmado que un maestro del estado oriental de Kassala fue asesinado por medio de lesiones causadas con un "objeto sólido" durante los interrogatorios del gobierno, mientras continúan las enfurecidas protestas antigubernamentales en la capital del país.

Las fuerzas gubernamentales arrestaron a Ahmed al-Kheir, de 36 años, la semana pasada en su comunidad local, alegando que era "uno de los organizadores de la protesta", informó AFP.

Amer Ibrahim, jefe de un comité en la oficina del fiscal que investiga la violencia relacionada con la protesta en Sudán, dijo a los reporteros que Kheir había "muerto por heridas infligidas en su cuerpo" mientras estaba detenido.

"La causa de la muerte se debe a varias lesiones en su cuerpo, producidas por un objeto sólido y flexible, en su espalda, riñones y muslos, y entre sus piernas", dijo.

Un jefe de policía regional había dicho inicialmente que el maestro murió por intoxicación alimentaria. El informe médico publicado el jueves mostró que no se encontraron toxinas en el cuerpo del maestro, dijo Ibrahim.

El investigador dijo que llamó al jefe del equipo encargado de arrestar a Kheir para que presentara a los agentes de seguridad que llevaron a cabo el interrogatorio.

 

Protestas en la capital.

Mientras tanto, la Asociación de Profesionales Sudaneses (SPA), que ha liderado el movimiento de protesta desde el inicio de los disturbios el 19 de diciembre, convocó a las manifestaciones del jueves específicamente para apoyar a los detenidos que dice que están siendo "torturados".

Cientos de manifestantes se reunieron en Jartum convocados por la SPA, según AFP.

Los manifestantes se reunieron en el área del centro de la ciudad de la capital, entonando el grito de campaña de "libertad, paz, justicia", dijeron testigos a la agencia de noticias.

"Traed a todos vuestros soldados, pero hoy caeréis”, entonaron los manifestantes según los testigos, y agregaron que la policía antidisturbios los enfrentó rápidamente con gases lacrimógenos.

Los manifestantes también organizaron concentraciones en el barrio oriental de la capital, Burri, y en algunas otras áreas de Jartum, dijeron testigos a la AFP.

Los vídeos y fotografías aparecieron rápidamente en las redes sociales, algunos mostrando a los agentes de seguridad llevándose a los manifestantes.

Si bien el jefe del Servicio Nacional de Inteligencia y Seguridad (SNIS), Salah Ghosh, ordenó la liberación de todos los detenidos a finales del pasado mes, no está claro cuántos han sido liberados.

Según cifras del gobierno, al menos 30 personas murieron y más de 400 resultaron heridas en las protestas casi diarias, mientras que más de 800 personas fueron arrestadas. ‘Human Rights Watch’ dijo el 1 de febrero que al menos 51 manifestantes habían sido asesinados a tiros.

  

Indignación por la llamada 'ley de orden público’

La última protesta se produjo después de que el presidente Omar al-Bashir reconociera que los jóvenes, principalmente mujeres, estaban liderando las concentraciones y dijo que la ley de orden público era "uno de los motivos" de la ira de estos, junto con las crecientes dificultades económicas.

Recalculando el jueves, Bashir dijo que los "enemigos de Sudán" estaban financiando una campaña de medios de comunicación apoyando a los manifestantes.

Los activistas dicen que la ley de orden público de décadas de antigüedad se dirige principalmente a las mujeres, a menudo acusándolas de "indecencia y comportamiento inmoral".

Fuertes castigos, incluidas multas y penas de cárcel, son impuestos a las mujeres declaradas culpables en virtud de esta legislación.

Según algunos grupos sudaneses de derechos de la mujer, más de 15.000 mujeres fueron sentenciadas a flagelación en 2016.

Las protestas se iniciaron por primera vez en Sudán hace siete semanas, tras la decisión del gobierno de aumentar el precio del pan.

Rápidamente se convirtieron en concentraciones a nivel nacional contra el gobierno de tres décadas de Bashir, con multitudes pidiendo su renuncia.

Los manifestantes en las calles insisten en que están buscando un cambio completo en el país.

"No solo estamos en contra de la ley de orden público", dijo a AFP Tahani, una manifestante que pidió no ser totalmente identificada.

"Una vez que derroquemos el régimen, cambiaremos las viejas leyes completamente con nuevas leyes que respeten la dignidad y la diversidad del pueblo sudanés".

Bashir y otros altos funcionarios sudaneses han dicho repetidamente que el gobierno solo puede cambiarse por medio de elecciones.

El líder veterano, que llegó al poder en un golpe de estado en 1989, está considerando postularse para un tercer mandato presidencial en una votación que se espera que tenga lugar el próximo año.

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “Un investigador de Sudán confirma que el maestro detenido fue golpeado hasta la muerte mientras las protestas continúan”

Dejar una respuesta