La diáspora de Sudán lucha por llenar el agujero negro de información causado por el apagón de internet

Publicado el Por Kaamil Ahmed (author)

Lugar(es):

El apagón de Internet en Sudán solo ha energizado a su diáspora para apoyar a los manifestantes dentro del país (AFP)
El apagón de Internet en Sudán solo ha energizado a su diáspora para apoyar a los manifestantes dentro del país (AFP)

Miles de sudaneses, tanto dentro como fuera del país, esperan ansiosamente el próximo aviso en sus teléfonos para alertarlos sobre los nuevos videos que llegan a través de Telegram, la aplicación de mensajería que se utiliza para documentar la violencia de los manifestantes en las últimas semanas.

El canal de Telegram, llamado Violaciones del Consejo Militar, surgió después de que las fuerzas sudanesas mataran al menos a 128 personas mientras eran disueltos por la fuerza en una sentada en el corazón de la capital, Jartum, el 3 de junio, para luego censurar Internet mientras atravesaban la ciudad, forzando a los residentes que protestaban a esconderse.

El equipo detrás del esfuerzo de documentación ha estado recolectando, verificando y luego difundiendo imágenes de ángulos nunca antes vistos de la represión que, según esperan, podrían usarse como evidencia en una investigación.

Los voluntarios habían participado en las protestas, pero muchos de ellos estaban fuera del país cuando comenzó la represión y se sintieron movidos a actuar.

“No podíamos creer lo que veíamos, todos los directos de Facebook mostraban sonidos de fuertes gritos, disparos continuos e incendios. ¡Vimos cómo dispararon a dos de nuestros amigos!”, dijo el equipo de Telegram a Middle East Eye por medio de correo electrónico.

"No hicimos nada durante un total de 24 horas. Después de un tiempo, sabíamos que los militares habían cortado los servicios de Internet y estaban trabajando para borrar los rastros de sus crímenes de los medios de comunicación. En ese momento decidimos entrar en acción".

El grupo Telegram no es el único, y muchos en la diáspora sudanesa se están organizando para llenar el vacío de información dejado por el bloqueo de Internet.

Se han lanzado decenas de campañas para ayudar a documentar la violencia, crear conciencia sobre el movimiento de protesta en el país y reunir apoyo para los médicos que tratan a cientos de heridos con suministros limitados.

Una pequeña minoría de personas ha podido permanecer en línea porque sus servicios de Internet no se habían cortado o porque podían usar los servicios de roaming internacional de proveedores de servicios móviles extranjeros.

Eso ha ayudado al equipo de Violaciones del Consejo Militar y otros a recopilar algunas de las imágenes de la represión que no se subieron inmediatamente durante la dispersión de la protesta.

En pocas horas, miles de personas se unieron al canal y enviaron material que a menudo terminaría en otras cuentas pro-manifestantes en populares plataformas de redes sociales.

Los videos muestran el momento en que las Fuerzas de Apoyo Rápido (RSF) paramilitares de Sudán comenzaron a disparar contra los manifestantes, el caos dentro de las clínicas en el lugar que tratan a los heridos, a miembros de RSF uniformados quemando tiendas de campaña, y arrestos masivos de manifestantes. Más de dos semanas después, siguen llegando imágenes.

No todas las imágenes son de la sentada. Algunas de ellas muestran a las fuerzas de RSF, también conocidas como Janjaweed por las milicias en las que se formaron, atacando a residentes en otras partes de Jartum donde, hasta que las protestas volvieron a sus números anteriores esta semana, muchos se habían escondido dentro de sus propias casas.

La Asociación de Alumnos y Estudiantes de Sudán en el Extranjero se creó inicialmente cuando comenzaron las protestas contra el presidente ahora derrocado Omar al-Bashir en diciembre de 2018, con el objetivo de conectar las redes de jóvenes sudaneses en el extranjero, pero la represión de este mes lo ha convertido en un servicio de comprobación de hechos.

"Cuando ocurrió la masacre el 3 de junio, cambiamos nuestro enfoque a la verificación de noticias", dijo a MEE la miembro de SASA, Ola Idris. "Teníamos algunas personas en el terreno que enviaban videos y siempre nos llamaban para informarnos lo que estaba sucediendo".

El grupo utilizó las conexiones familiares de los miembros para llamar directamente y obtener información desde Sudán, y recaudó dinero para garantizar que las personas dentro de Sudán tuvieran crédito telefónico para comunicarse con ellos.

Idris dijo que el grupo tuvo que asumir el papel porque les preocupaba que la violencia no se pudiese cubrir de otra manera, especialmente con el apagón de internet.

También señaló que el consejo militar allanó las oficinas de los medios antes de la dispersión de la sentada y expulsó a Al-Jazeera. En los últimos días, la Red de Periodistas Sudaneses también ha condenado los despidos masivos en las agencias de noticias estatales.

"Creen que si se interrumpe Internet, no hay manera de documentar las atrocidades internas y podrían salirse con la suya y no asumir la responsabilidad", dijo.

“La diáspora se apresuró a asegurarse de que utilizaban sus conexiones con su familia o lo que hiciese falta para asegurarse de que viese la luz.

"Fue básicamente un punto de enlace entre los jóvenes en Sudán y los jóvenes en el exterior".

Article rating:

datos de la votación

0 Respuesta(s) a “La diáspora de Sudán lucha por llenar el agujero negro de información causado por el apagón de internet”

Dejar una respuesta