La FIFA rechaza la petición de Dinamarca de camisetas de entrenamiento a favor de los derechos humanos

La FIFA ha rechazado la petición de la Federación Danesa de Fútbol (DBU) de llevar camisetas de entrenamiento a favor de los derechos humanos en el Mundial de Qatar.

El director de la DBU, Jakob Jensen, declaró a la agencia de noticias danesa Ritzau que el organismo rector del fútbol internacional rechazó la petición porque no permite mensajes políticos en las camisetas.

El kit de entrenamiento propuesto habría contenido el texto "derechos humanos para todos".

"No creemos que haya nada de política en ello. Creemos que los derechos humanos son universales, y mantenemos esta opinión", dijo Jensen el jueves.

"La FIFA tiene una valoración diferente, y lamentablemente hemos tenido que tenerla en cuenta".

La decisión llega una semana después de que el Presidente de la FIFA, Gianni Infantino, y la Secretaria General, Fatma Samoura, enviaran una carta a las 32 selecciones del Mundial en la que les instaban a "centrarse en el fútbol" de Qatar y a no dejar que el deporte "se vea arrastrado a todas las batallas ideológicas que existen".

La carta era una respuesta a las protestas realizadas por varias selecciones de la Copa Mundial sobre el trato a los trabajadores inmigrantes y los derechos humanos en Qatar.

Dinamarca había anunciado anteriormente una equipación "atenuada" de cara al Mundial, con una tercera equipación totalmente negra que, según dijo, representaba el "color del luto".

El fabricante danés Hummel emitió un comunicado en el que decía que no quería "ser visible durante un torneo que ha costado la vida a miles de personas".

Hummel recibió críticas tras el anuncio por fabricar cerca de un tercio de sus prendas en China, así como en Pakistán y Bangladesh, donde se han cuestionado los derechos humanos y las leyes laborales.

El comité organizador de la Copa del Mundo de Qatar había respondido previamente a la equipación de Dinamarca para la Copa del Mundo, afirmando que Qatar había utilizado el torneo "como catalizador para impulsar el cambio" y había reformado sus leyes sobre los trabajadores inmigrantes.

Jensen afirmó que, a pesar del rechazo de la FIFA a la propuesta de equipación de entrenamiento, la DBU seguiría esforzándose por plantear sus preocupaciones.

Jensen dijo que había viajado a Qatar tres veces en los últimos 10 meses, donde se había reunido con trabajadores inmigrantes que le habían dicho que el diálogo que habían mantenido "marca la diferencia".

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.