A pesar de las restricciones de coronavirus, miles se manifiestan en silencio contra Netanyahu sosteniendo las banderas negras

Prefiere escuchar?

Miles de israelíes, con mascarillas, manteniendo distancia prudencial y ondeando banderas negras, participaron en una manifestación, el domingo 19 de abril de 2020, contra el primer ministro Benjamin Netanyahu a pesar de las severas restricciones impuestas por el coronavirus.


Cabe señalar que Netanyahu, quien niega haber actuado mal, es acusado en tres casos de corrupción. También está negociando con su rival político Benny Gantz para llegar a un acuerdo para formar un gobierno de coalición que pondrá fin a un año de estancamiento político después de tres elecciones no concluyentes.

Las restricciones de coronavirus en Israel permiten protestas si los manifestantes respetan las reglas de distanciamiento y se ponen mascarillas.

En una pancarta con el lema “Save Democracy”, los manifestantes exigieron que Gantz, que dirige el partido Azul y Blanco, no se una a un gobierno de coalición encabezado por el primer ministro acusado de corrupción.

Del mismo modo, durante su campaña, Gantz prometió un gobierno limpio, pero dijo que la crisis del coronavirus lo obligó a romper su promesa.

El reportero de Reuters estimó el número de participantes en la manifestación, que tuvo lugar en la Plaza Rabin en Tel Aviv, en varios miles. Los medios israelíes dijeron que dos mil personas asistieron a la manifestación.

En un contexto relacionado, Israel anunció el registro de más de 13.000 casos de coronavirus y 172 muertes. Las medidas de aislamiento parcial mantuvieron a la mayoría de los israelíes en sus hogares y obligaron a las empresas a cerrar sus puertas, lo que provocó que la tasa de desempleo aumentara a alrededor del 26%.

Cabe destacar que comenzó, el jueves 16 de abril de 2020, la cuenta regresiva para las cuartas elecciones en Israel, en medio de la pertinente crisis desde más de un año, después de terminar el plazo dado al Primer Ministro Benjamin Netanyahu y su principal oponente Benny Gantz para para formar un nuevo gobierno.

Los dos líderes se habían comprometido a trabajar juntos para formar un gobierno nacional de emergencia para combatir el brote del nuevo coronavirus. Pero no pudieron ponerse de acuerdo sobre los términos para compartir el poder. El juicio que comenzará el próximo mes, en el que Netanyahu aparecerá en la corte acusado de corrupción, ensombreció las conversaciones.

Según la ley israelí, el fracaso de Gantz, el político centrista, para formar un gobierno dentro del plazo de 28 días que recibió después de las elecciones del 2 de marzo significa que la Knéset (parlamento israelí) tiene tres semanas para elegir a otro candidato para desempeñar la tarea.

Si no se elige a nadie dentro de los 21 días, o si el candidato elegido no puede formar un gobierno dentro de las dos semanas a partir de la fecha de su elección, el parlamento se disolverá automáticamente y se celebrarán nuevas elecciones.

La escena política se complica aún más por el hecho de que Netanyahu, el líder del partido derechista Likud y Gantz, el líder del partido Azul y Blanco y el ex comandante de las fuerzas armadas, pueden continuar buscando un acuerdo y reunir una mayoría parlamentaria para apoyarlo.

Por su parte, el presidente Reuven Rivlin escribió en Twitter diciendo: “Espero que se llegue pronto a la mayoría de los miembros de la Knéset para evitar una cuarta elección”.

Los medios israelíes informaron que Gantz y Netanyahu estaban negociando un acuerdo para compartir el poder que mantendría al primer ministro de derecha en el cargo durante 18 meses y que Gantz asume el cargo de primer ministro después de eso.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.