Al Jazeera denuncia la renovación de la detención de Rabie el-Sheikh en Egipto.

Al Jazeera ha denunciado la decisión de las autoridades egipcias de renovar la detención de su periodista Rabie el-Sheikh por 45 días, después de mantenerlo detenido sin juicio ni cargos durante un año, según ha declarado la cadena de medios de comunicación con sede en Qatar.

El-Sheikh fue detenido inicialmente el 1 de agosto de 2021 en el aeropuerto internacional de El Cairo cuando llegaba para reunirse con su mujer y sus hijos para pasar unas vacaciones familiares.

La cadena dijo en un comunicado el lunes que "la continua extensión de su detención durante todo el año en confinamiento solitario en la notoria prisión de Tora ha impactado severamente y ha resultado en el deterioro de su salud física y mental".

"Al Jazeera considera la detención del periodista como un ataque a la libertad de prensa y hace responsables a las autoridades egipcias de la seguridad de El-Sheikh y de todos los demás periodistas detenidos y encarcelados por el mero hecho de ejercer sus funciones como periodistas"

Al Jazeera ha exigido la puesta en libertad de el-Sheikh y de sus tres colegas, Hisham Abdel Aziz, Bahauddin Ibrahim y Ahmed al-Najdi, que también están encarcelados sin cargos.

"La red hace un llamamiento a todas las organizaciones internacionales de defensa de la libertad de prensa y de los derechos humanos para que condenen su detención arbitraria y exijan su inmediata puesta en libertad", señala el comunicado.

Los cuatro periodistas están detenidos desde agosto de 2021, agosto de 2020, febrero de 2020 y junio de 2019, respectivamente, acusados de "pertenencia a un grupo prohibido" y "difusión de información falsa".

En un comunicado del mes de junio, la organización de defensa de los derechos humanos, Reporteros sin Fronteras, afirmó que "el verdadero delito" de los cuatro periodistas era trabajar para Al Jazeera Media Network.

Un golpe de estado militar dirigido por el ahora presidente Abdel Fattah el-Sisi depuso en 2013 al primer presidente elegido democráticamente en Egipto, el fallecido Mohamed Morsi, un candidato respaldado por el grupo de los Hermanos Musulmanes.

El-Sisi, que ilegalizó a la Hermandad a finales de 2013 y ha supervisado una amplia represión, encarceló a miles de sus partidarios.

Egipto ha detenido y encarcelado repetidamente al personal de Al Jazeera desde el golpe de Estado. Mahmoud Hussein, productor de Al Jazeera Arabic, pasó más de cuatro años detenido sin cargos formales ni juicio antes de ser liberado en febrero de 2021.

El Ministerio del Interior egipcio acusó a Hussein de "difundir noticias falsas y recibir fondos monetarios de autoridades extranjeras para difamar la reputación del Estado". Hussein y Al Jazeera han negado sistemáticamente las acusaciones.

Las autoridades egipcias prorrogaron la detención de Hussein más de una docena de veces, superando con creces el periodo máximo de detención preventiva del país, en violación del derecho egipcio e internacional.