Arabia Saudí ejecutó a un jordano que dijo haber sido torturado durante 12 días para que firmara una confesión falsa, a pesar de las intervenciones de la ONU y de dos ministros de Asuntos Exteriores británicos, informa Amnistía Internacional.


Según el informe, Hussein Abo Al-Kheir, padre de ocho hijos que se ganaba la vida como chófer para una familia saudí, fue detenido por presunto tráfico de drogas en 2014, pero durante mucho tiempo mantuvo su inocencia, afirmando que había sido torturado para que firmara la confesión.


A finales de noviembre, el Alto Comisionado de la ONU para los Derechos Humanos se unió a un grupo de políticos británicos que pidieron al reino que pusiera fin a la matanza, añade el informe.


Desde el 1 de marzo de 2023, Arabia Saudí ha ejecutado a 11 personas, condenadas por cargos que incluyen terrorismo, asesinato, violación, secuestro y contrabando de drogas.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.