Colonos israelíes atacan casas y vehículos palestinos en Cisjordania.


Colonos judíos israelíes extremistas agredieron anoche a los palestinos y sus propiedades en la ciudad ocupada de Al-Bireh, informó la agencia de noticias Wafa.

Según testigos locales, el grupo de colonos israelíes asaltó el puesto de control de la entrada de Al-Bireh y lanzó las piedras directamente a las ventanillas delanteras de los coches palestinos que entraban o salían de la ciudad, lo que provocó graves daños en los vehículos, además de abusar de los viajeros y conductores palestinos.

Mientras tanto, otro grupo de colonos extremistas israelíes atacó las casas de ciudadanos palestinos en el pueblo de Burin, en la provincia ocupada de Cisjordania, Nablus.

Ghassan Daghlas, un funcionario palestino que supervisa las actividades de los asentamientos israelíes en el distrito de Nablus, dijo a Wafa que un grupo de colonos israelíes custodiados por el Ejército de Ocupación israelí atacó viviendas en las afueras del pueblo.

Los colonos abrieron fuego contra las casas, rompieron las ventanas y procedieron a aterrorizar a los residentes locales.

Daghlas constató un aumento de los ataques israelíes contra viviendas y propiedades palestinas, especialmente en la zona de Nablus.

Además, los palestinos acusan a las autoridades israelíes de ayudar e instigar los ataques de los colonos como parte de los esfuerzos oficiales para intensificar el número y el tamaño de los asentamientos judíos en los Territorios Ocupados.

Todos los asentamientos y colonos son ilegales según el derecho internacional. Sin embargo, según datos oficiales, alrededor de 650.000 colonos judíos israelíes extremistas viven en más de 130 asentamientos que se han construido en tierras palestinas desde que comenzó la ocupación de Cisjordania en 1967.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.