El adolescente árabe-americano, brutalmente golpeado por la policía americana, por fin es entregado a sus padres.

Hadi Abuatelah, un adolescente árabe-estadounidense que fue visto en un vídeo viral siendo golpeado repetidamente por agentes de policía mientras estaba en el suelo durante una detención en Oak Lawn, Illinois, ha sido entregado por fin a sus padres.

El vídeo publicado en las redes sociales el martes mostraba a Abuatelah, un palestino-americano de 17 años, saliendo del centro de detención de menores con un andador después de que, al parecer, sufriera fracturas en la cara y la pelvis, así como una hemorragia interna en el cerebro.

Las organizaciones árabe-americanas han declarado que exigen que los agentes de policía implicados en el incidente sean despedidos y acusados.

"Exigimos que el fiscal presente cargos contra los tres agentes que lo agredieron y que sean despedidos de sus puestos", declaró a Al Jazeera Muhammad Sankari, organizador de la Red de Acción Árabe Americana (AAAN), con sede en Chicago.

El 27 de julio, las imágenes de la cámara de la policía y un vídeo grabado por un testigo mostraron a Abuatelah, que estaba sentado en el asiento del copiloto de un coche, huyendo de la policía durante lo que parece ser un control de tráfico. Las imágenes del teléfono móvil mostraban a la policía golpeando al adolescente en la cabeza y en las piernas mientras estaba tendido en el suelo.

La policía de Oak Lawn dijo que los agentes estaban investigando el supuesto olor a marihuana que salía del coche y que Abuatelah llevaba una pistola en su bolso y había intentado alcanzarla. También dicen que el uso de la fuerza estuvo justificado.

El vídeo se hizo viral y desató la indignación en todo el país con acusaciones de que la policía hizo un uso excesivo de la fuerza con el adolescente. El vídeo también enfureció a los miembros de la comunidad musulmana y árabe-estadounidense de Oak Lawn y los suburbios cercanos, y decenas de personas han celebrado concentraciones para pedir justicia desde que el vídeo se hizo público.

El lunes, la familia de Abuatelah y el Consejo de Relaciones Americano-Islámicas de Chicago presentaron una demanda federal(PDF) en la que acusan a los agentes de participar en una "conspiración por motivos raciales para privar al demandante de sus derechos constitucionales".

Según la demanda, Abuatelah huyó a pie, pero los tres agentes hicieron un uso excesivo de la fuerza durante la detención, causándole grandes daños físicos y mentales.

El martes, Shady Yassin, abogado de la familia, dijo a los periodistas que la oficina del fiscal del estado ante la ausencia de pruebas claras, no había tomado una decisión final sobre si Abuatelah sería acusado o no.

"En este momento, la oficina del fiscal del estado está viendo si todavía van a proceder con los cargos contra Hadi", dijo Yassin. "Nuestra creencia es que están investigando esto más de cerca debido a todas las circunstancias", dijo.

Yassin dijo que la próxima comparecencia de Abuatelah ante el tribunal es dentro de tres semanas.

"Seguimos presionando a la fiscalía del condado de Cook para que pida a Kim Foxx que retire los cargos contra Hadi y acuse en su lugar a los tres policías por la feroz paliza", declaró a Al Jazeera Hatem Abudayyeh, director ejecutivo de la AAAN.