El ataque a Qatar es excesivo; no es razonable faltar al respeto al país que acoge el mayor evento del mundo.

El ex primer ministro británico, Tony Blair, criticó el ataque que se está produciendo contra Qatar durante la celebración de la Copa del Mundo, con el pretexto de los derechos de los homosexuales, y subrayó que el torneo ha comenzado y hay que valorar al país que acoge el mayor evento de su historia. En una entrevista con el podcast británico The News Agents, Blair dijo: "Creo que no es sensato que faltemos al respeto a Qatar. Este es el mayor evento que han celebrado y es un gran acontecimiento para el país", y añadió: "Son aliados nuestros y han invertido una enorme cantidad de dinero en este país". Al comentar las protestas contra Qatar en relación con los derechos de los homosexuales y los derechos de los trabajadores extranjeros, dijo: "Creo que se puede hacer lo que se espera -como creo que ocurrirá, por cierto, en todo Oriente Medio- una de las cosas que puedo ver ahora es que hay una especie de revolución social en marcha en todo Oriente Medio en este momento". Preguntado por las acusaciones de corrupción para conseguir la organización de la Copa del Mundo, dijo que "se puede discutir sobre cómo consiguieron ser anfitriones, pero ahora que el evento ha comenzado, es importante que después de presentar su punto de vista, sigamos adelante". Blair dijo que llevar la insignia de One Love, en apoyo de la comunidad LGBT durante el Mundial, no indica que un país sea más progresista o no. El ministro británico de Deportes, Stuart Andrew, anunció que llevaría un distintivo de One Love cuando asistiera al crucial partido entre Inglaterra y Gales en el Mundial de Qatar el martes, al igual que hizo la ministra alemana de Interior. La FIFA rechazó la petición de siete equipos europeos de llevar el brazalete One Love y amenazó a los jugadores con sanciones y posibles tarjetas amarillas. Sin embargo, la FIFA anunció posteriormente que los aficionados podrían izar banderas y símbolos con los colores del arco iris en el interior de los estadios, a petición de los aficionados galeses. Blair comentó la decisión de TfL de prohibir la publicidad de Qatar, y dijo: "Creo que corremos el peligro de pasarnos de la raya con esto. Recuerden que la última vez que celebramos la Copa del Mundo aquí en Inglaterra, en aquella época, en 1966, ser homosexual era todavía ilegal".

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.